He viajado a más de 40 países de todo el mundo: estos son 5 lugares infravalorados que deberías visitar

Melissa Noble
| Traducido por: 
Malta.
  • Siempre me ha gustado viajar y he visitado más de 40 países de todo el mundo.
  • Muchos de mis lugares favoritos no son los típicos sitios turísticos.
  • De todos los países en los que he estado, me han encantado lugares como Colombia, Zimbabue y Marruecos.

Siempre me ha gustado viajar. En mi opinión, no hay nada como despertarse en un país nuevo con la ilusión de saber qué nos deparará el día.

Al crecer en Australia, mis destinos favoritos solían ser los que aparecían en las películas o en las postales: lugares como la Torre Eiffel y Disneyland. Y parece que muchos turistas tienen objetivos de viaje similares, ya que se prevé que ciudades como París y Los Ángeles sean dos de los destinos vacacionales más visitados este verano.

Pero cuanto más viajo, más me doy cuenta de que los países que más me han gustado no son necesariamente los típicos lugares turísticos. Después de visitar más de 40 países, estas cinco son las joyas infravaloradas que recomiendo visitar.

Colombia cuenta con paisajes exuberantes y una arquitectura fascinante

Cartagena, Colombia

Getty Images

Mi marido y yo hicimos un viaje de mochileros de tres meses por Sudamérica en 2012. Teníamos muchas ganas de ver el Carnaval de Río de Janeiro, visitar Machu Picchu y el Salar de Uyuni en Bolivia.

Los trucos que usa una mochilera que viaja sola y ha estado en 40 países para viajar gratis

Aunque todos esos lugares nos encantaron, también nos sorprendió gratamente lo mucho que disfrutamos de Colombia, con su gente acogedora, sus exuberantes paisajes y su colorida arquitectura.

En Salento, exploramos los cafetales e hicimos una increíble excursión por el valle del Cocora, hogar de las palmeras de cera del Quindío. No podíamos creer lo verde que era todo.

Pero la colorida ciudad de Cartagena fue, con diferencia, uno de los mejores momentos de nuestra aventura sudamericana. Pasamos incontables horas paseando por las calles, admirando las fachadas coloniales multicolores y disfrutando del ambiente caribeño.

Los paisajes naturales de Laos nos dejaron boquiabiertos

Nuestro lugar favorito en Laos fueron las cataratas Kuang Si.

Mr. James Kelley/Shutterstock

Cuando viajamos a Laos, nos sorprendió su gente genuina y amable y sus espectaculares paisajes naturales.

Nuestro lugar favorito de este país del Sudeste Asiático fueron las cataratas de Kuang Si, donde está permitido bañarse en algunas partes de sus cascadas turquesas de tres saltos.

Otra cosa que nos encantó de Laos fue su comida fresca y deliciosa. Después de todo el día explorando, íbamos a los mercados locales a por larb, una ensalada de carne aderezada con hojas de menta, salsa de pescado, zumo de lima y chiles.

Malta tiene mucho que ofrecer en cuanto a cosas que ver y hacer

Vista de Valleta, capital de Malta

Getty Images

Mi marido y yo viajamos a Malta durante un viaje a Europa. El país siempre había estado en mi lista de lugares que visitar, ya que mi abuelo estuvo destinado allí durante la Segunda Guerra Mundial.

Para ser una isla tan pequeña, Malta tiene mucho que ofrecer. Por ejemplo, la capital amurallada de La Valeta es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Nos encantó pasear por sus calles y contemplar sus murallas, iglesias y arquitectura barroca.

Visitar la Gruta Azul, una serie de cuevas marinas, también nos dejó sin palabras y fue uno de los momentos más destacados de nuestro viaje.

Zimbabue alberga una extraordinaria belleza natural

Las cataratas Victoria son una de las atracciones más populares de Zimbabue.

kavram/Shutterstock

Zimbabue alberga una extraordinaria belleza natural. Una de las atracciones más populares son las cataratas Victoria, el mayor telón de agua del mundo. Los lugareños las llaman Mosi-oa-Tunya, que significa "el humo que truena".

Terminamos nuestro día en las cataratas con unas copas en el Victoria Falls Safari Lodge, que da a una charca. Mientras disfrutábamos de nuestros cócteles, observamos cómo la fauna africana se acercaba a beber.

Más tarde, nos dirigimos a The Boma para cenar y ver un espectáculo de tambores. El bufé ofrecía todo tipo de carne de caza imaginable.

Hay tanto que ver en Marruecos

marrakesh marrakech morocco
Shutterstock/Matej Kastelic

Mi marido y yo viajamos a Marruecos con sus padres en 2013. Llegar a Marrakech fue un auténtico choque cultural para sus padres, que eran de Victoria, Australia.

Había mucho que ver, desde los encantadores de serpientes en la plaza Jemaa el-Fnaa hasta los burros que paseaban por las calles.

Lo mejor de nuestro viaje fue la visita a un campamento bereber en el desierto del Sáhara. Comimos un tajín de pollo bajo las estrellas y charlamos con nuestro anfitrión sobre la vida en el desierto. Fue una experiencia única que nunca olvidaré.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.