Pasar al contenido principal

He viajado en ferri por la costa de Groenlandia por menos de 400 dólares, y a pesar del frio, ha sido una forma fantástica de visitar algunos de los lugares más espectaculares del mundo

A lifeboat being lifted from the water.
Un bote salvavidas siendo sacado del agua. Ben Mack
  • Groenlandia puede ser frío y caro, pero un viaje a bordo de la línea de ferris Arctic Umiaq es una forma cómoda y económica de vivir una experiencia inolvidable.
  • El único barco en funcionamiento es el M / S Sarfaq Ittuk, que conecta varias zonas en todo el oeste de Groenlandia.
  • El ferri tiene muchas comodidades propias de un crucero, como cafetería y o un cine a bordo
  • He navegado hacia el norte en barco para conocer a los lugareños y ver una parte de Groenlandia que no habría visto de haber viajado en avión, que a menudo es más caro.
  • Habiendo tanta nieve y hielo, resultaba preocupante escuchar a los vecinos decir que había mucho menos de lo habitual para la época del año.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

El Dios del Mar está en calma.

"El mar está muy tranquilo hoy, ¡es como si te meciera como a un bebé!", me comentaba Lars, el simpático hombre del stand de información de Sarfaq Ittuk en la cubierta tres.

No se equivocaba. El lento rodar arriba y abajo resultaba placentero y de gran alivio para alguien que nunca antes había estado en un ferri.

Es cierto que visitar en Groenlandia no es para cualquiera. El calentamiento global está causando un derretimiento preocupante (y cada vez más rápido) de las capas de hielo de la vasta isla, y aún así continúa siendo demasiado frío durante casi todo el año para la comodidad de muchas personas. No hay ciudades grandes. Debido a su lejanía en el Atlántico Norte, Groenlandia también tiene reputación de ser tremendamente caro. Casi todo tiene que importarse; Una sola barra de pan en su capital, Nuuk (con diferencia, la ciudad más grande), puede costar más de 3 dólares en un supermercado.

Leer más: Así es Freedom Ship, el crucero que promete ser el más grande de la historia para albergar hasta 100.000 pasajeros

No obstante, hay maneras de vivir una experiencia inolvidable sin gastar una fortuna. Una de las mejores: navegar por la costa en el M / S Sarfaq Ittuk de la Línea Umiaq Ártica, como hice a principios de este año por menos de 400 dólares.

Navegando por el lado occidental más poblado de Groenlandia, este barco desempeña un papel importante conectando comunidades costeras a las que solo se podría acceder en avión o helicóptero, lo que puede ser más costoso. No solo eso, sino que un viaje a bordo es una excelente forma de conocer a los lugareños en su ambiente, lejos de excursiones organizadas para turistas.

Aquí encontraréis una manera de ver Groenlandia con mayor intimidad, por mucho menos de lo que cobran las compañías de cruceros internacionales, y contribuyendo a la vez a la economía local:

La Línea Arctic Umiaq es una institución groenlandesa.

The Arctic Umiaq Line is a Greenlandic institution.
Ben Mack

Si nos remontamos a sus raíces en el Siglo XVIII, su nombre proviene de la palabra en Kalaallisut (groenlandés occidental) para denominar al barco utilizado por los Inuit, el umiak (o umiaq). Hoy en día, es un salvavidas para conectar comunidades grandes y pequeñas a lo largo de la costa del oeste de Groenlandia.

Mi viaje comenzó en Nuuk, la capital de Groenlandia y, con diferencia, es la ciudad más grande. Nunca había visto tantos fuegos artificiales en una víspera de Año Nuevo.

My journey began in Nuuk, the capital of Greenland and by far the largest city. I had never seen as many fireworks as I did on New Year's Eve there.
Ben Mack

Nuuk no solo es la ciudad más poblada, sino que también cuenta con servicios esenciales como el hospital más grande de Groenlandia. Muchos pasajeros del ferri regresaban a casa después de visitar a la familia. Nunca había visto tantos fuegos artificiales para celebrar la víspera de Año Nuevo. Iluminando el cielo, las luces convirtieron la nieve en un arco iris de rojos, verdes, púrpuras y azules.

Al principio pensaba que casi 400 dólares por unos pocos días en el mar era demasiado. Pero los vuelos a veces pueden costar 1.000 dólares o más y, en barco, hay opciones más baratas que no incluyen cabina privada.

At first, I thought nearly $400 for a few days at sea was a bit much. But flights can sometimes cost $1,000 or more, and there are cheaper options that don't include a private cabin.
Ben Mack

Normalmente viajo en turista porque es más económico, sin importarme la comodidad, pero pensé que, al viajar durante varios días sin saber qué opciones de ocio tenía el barco, dormir en un camarote privado era buena idea. Fue fácil reservar una cabaña a través de la página web de Arctic Umiaq.

La cabaña, cerca de la cafetería en la cubierta tres, resultó ser mucho más lujosa de lo que esperaba: tenía tres camas plegables, un gran sofá azul y un escritorio en el medio. También había una cómoda, TV con varios canales y películas y un baño privado con ducha que, afortunadamente, tenía agua caliente. Había tres perchas negras y una silla azul acolchada para los invitados.

Me dejaron toallas, una cafetera, suficientes cápsulas de café para despertar a un ejército. También, tres caramelos duros de regaliz y toffee con el logo de Umiaq Arctic. Era como una habitación de hotel en el mar.

They even left towels, a coffee maker, enough packets of instant coffee to wake an army, and three little licorice and toffee-flavored hard candies with the Arctic Umiaq Line logo on them. It was like a hotel room at sea.
Ben Mack

Nunca antes había estado en un ferri en el mar, así que me preocupaba el mareo. Afortunadamente, no había nada de qué preocuparse.

"Descansa un poco y come algo, no muy dulce, algo que aporte energía como cereales o pan", me recomendó Lars, el hombre del puesto de información en la cubierta tres, en perfecto inglés y con una gran sonrisa. "Y no te olvides de beber mucha agua".

Seguí su consejo al pie de la letra y, al día siguiente, me sentía fuerte como un toro. No sé si alguna vez he dormido tan profundamente.

La primera tarea era explorar el barco. No era grande, pero había mucho más que hacer de lo que esperaba.

The first order of business was to explore the ship. It was not large, but there was a lot more to do than I was expecting.
Ben Mack

Con cinco cubiertas y capacidad para menos de 300 pasajeros, el Sarfaq Ittuk es mucho más pequeño que la mayoría de los cruceros. Aún así, dispone de un cine gratis a bordo (las películas proyectadas durante mi viaje incluyeron una de Oliver Stone de 2016 sobre Edward Snowden, El círculo, de Tom Hanks, Emma Watson y John Boyega; y una película de 2016 sobre los comienzos de McDonald's llamada El fundador; todas ellas en inglés). Había también una cafetería y una pequeña tienda de regalos.

Mi lugar favorito, sin embargo, fue el salón de la cubierta cuatro.

My favorite place, though, was the passenger lounge on deck four.
Ben Mack

Se trataba de una zona acogedora en la parte posterior del barco, con sofás azules y ventanas amplias para ver el mar, además de la espectacular costa cubierta de nieve. Me recordó al restaurante favorito de mi infancia cerca de la costa norte de Oregón. Era un buen lugar para leer y escribir mientras buscaba ballenas y otros animales salvajes.

Era tarde cuando salimos de Nuuk, pero como era invierno y estábamos tan al norte, hacía ya varias horas que había oscurecido.

It was late afternoon when we left Nuuk, but because it was winter and we were so far north, it had already been dark for a few hours.
Ben Mack

Si bien hay mucha luz natural en Groenlandia en verano (se dice que Gunnbjørn Fjeld, la montaña más alta de Groenlandia, recibe casi más horas de luz que cualquier otro lugar de la tierra), en invierno puede ser casi siempre de noche y, cuanto más al norte, más oscuridad. Aún así, había unas pocas horas de luz al mediodía; era sin duda el mejor momento para observar el paisaje y hacer fotos.

El billete que compré incluía tres comidas al día en la cafetería de a bordo, llamada Café Sarfaq. Estaba a la altura de cualquier restaurante.

Added on to the ticket I bought were three meals a day at the onboard cafeteria, Café Sarfaq. The food was as good as any restaurant.
Ben Mack

Como la mayoría de productos se importan, la comida en Groenlandia es más cara, de modo que me pareció buena idea pagar un poco más por tres comidas al día como complemento. Los menús programados eran mucho más diversos de lo que esperaba e incluían zumos frescos, frutas y verduras que, probablemente, habrían sido prohibitivos por mi cuenta. Todo tenía un sabor bastante fresco. Una noche cenamos bistec con salsa, patatas y verduras al vapor, tan delicioso como el de un asador.

A medida que avanzaba el viaje, se hacía más obvio que Groenlandia es un lugar único.

As we traveled, it was obvious Greenland was a place unlike any other.
Ben Mack

Mientras el barco se movía con las olas del estrecho de Davis (que separa Groenlandia y el territorio canadiense de Nunavut), se veían salpicaduras blancas de las olas en el azul oscuro del agua. Parecían chispas de un pastel de arándanos (sobre el que leí en la revista Suluk, palabra Kalaallisut que significa "ala", que había en mi cabina).

Fuera, el olor a aire salado llenaba mis fosas nasales mientras el rocío volaba por todas partes, ¡una verdadera aventura en alta mar! No es de extrañar que tantos niños corrieran por la cubierta jugando a ser piratas.

No hay otra manera de decirlo: hacía un frío brutal.

There's no other way to put it: It was brutally cold.
Ben Mack

Una cosa es decir que hacía mucho frío y, otra muy distinta, experimentarlo. Hasta estando abrigado con siete capas de suéteres y chaquetas de manga larga que dificultaban mover los brazos (como en una película de comedia), solo era capaz de estar en cubierta unos minutos antes de empezar a dejar de sentir las extremidades. El viento constante no ayudaba. Hacía tanto frío, que literalmente quemaba la piel y hacía que tocar las cosas doliera. Apenas se veían pasajeros fuera.

En medio de tales temperaturas, sacar fotos en la cubierta que no estuvieran borrosas era casi imposible.

Con semejante frío, era preocupante escuchar a los lugareños decir que había menos nieve de lo habitual y que en el mar se veía muy poco hielo.

Still, it was disturbing to hear locals say there was much less snow and ice than usual for the time of year — and for the sea to be almost completely ice-free.
Ben Mack

Escuchamos a menudo noticias sobre el calentamiento global: sin embargo, sigue siendo muy chocante ver sus efectos de primera mano. Durante casi todo el viaje, el mar, incluso al lado de la costa y a cientos de millas al norte del Círculo Ártico en pleno invierno, se veía libre de hielo. Hasta el año pasado, el Sarfaq Ittuk podía quedarse atascado en el hielo durante días.

El segundo día, visitamos Kangaamiut. Aún siendo un lugar precioso, resultaba extraño.

On day two, we visited Kangaamiut. Beautiful as it was, it felt strangely eerie.
Ben Mack

Mientras nos acercábamos al lugar, que tiene menos de 400 residentes, la nieve oscurecía las casas pintadas de colores brillantes como una especie de niebla espeluznante. En medio del crepúsculo invernal, parecía estar en una novela de misterio.

El ferri no pudo atracar en Kangaamiut, por lo que llevaron en una pequeña lancha naranja tanto a los pasajeros como a la carga.

We were unable to dock in Kangaamiut, so passengers and cargo had to be transported to shore on a small orange motorboat.
Ben Mack

Me estremeció el simple hecho de pensar en estar expuesto al viento y al roce del mar helado en la pequeña lancha a motor, la cual se veía mucho mejor desde la comodidad del salón climatizado.

Cada pocas horas parábamos para que algunos pasajeros pudieran desembarcar y otros subir a bordo. Una de las paradas más concurridas fue en Sisimiut.

Every few hours, we'd stop so passengers could disembark and new ones could come on board. One of the busiest stops was in Sisimiut.
Ben Mack

A unas 200 millas (320 kilómetros) al norte de Nuuk, Sisimiut es la segunda ciudad más grande de Groenlandia. Con una población de más de 5.000 habitantes, también es la zona norte más grande del Círculo Polar Ártico. Pude comprobarlo con mis propios ojos cuando estuvimos allí; la parada fue una de las más largas del viaje. Mucha más gente se bajó que subió. Cuando nos fuimos, el barco se quedó bastante vacío.

Normalmente permanecíamos cerca de la orilla. Aún así, era difícil detectar animales salvajes.

We usually stayed close to the shore. Still, it was difficult to spot much wildlife.
Ben Mack

Estoy seguro de que estaban allí, pero no vi ninguna ballena saliendo para coger aire. Aparte de una gran cantidad de aves marinas, como el arao de pico ancho con rayas blancas y negras, era difícil vislumbrar cualquier fauna. Lars comentaba que a veces se podían ver ballenas, pero su sensibilidad auditiva las mantiene alejadas del ruido de los motores del ferri.

A medida que íbamos avanzando hacia el norte, el cielo era más oscuro y el clima más frío. Al tercer día empecé a ver icebergs del tamaño de edificios.

It became even colder and darker the farther north we went. By day three, I began to spot enormous, building-sized icebergs.
Ben Mack

Nunca antes había visto un iceberg. El barco parecía una hormiga en comparación. Quizás estábamos tan al norte que habíamos llegado a la puerta del reino de los gigantes. No obstante, no pudimos acercarnos demasiado a los bloques de hielo, ya que lo que sobresale del agua es solo una pequeña parte de ellos. Costaba imaginar que lo que había debajo era mucho más grande que la parte visible.

Sin internet, empecé a desarrollar una rutina muy relajante.

Without internet access, I was developing a relaxing routine.
Ben Mack

Aunque dejar pasar el tiempo estando en el salón era muy relajante, intenté ver todo lo que pude del interior del ferri. Una vez nos fuimos de Sisimiut, quedaban muchos menos pasajeros, lo que significaba que había mucho espacio para moverse sin chocarse con nadie. En todo el trayecto, solo vi otro barco una vez, de lejos, en el tercer día del viaje.

Por agradable que fuera, todo lo bueno se acaba. Durante el tercer día a media tarde nos acercamos a Ilulissat, la última parada del norte y la última del viaje.

Enjoyable as the voyage was, all good things must eventually come to an end. It was midafternoon on day three when we approached Ilulissat, the northernmost and last stop on our journey.
Ben Mack

Cerca de 220 millas (350 kilómetros) al norte del Círculo Polar Ártico, está Ilulissat (anteriormente conocido como Jakobshavn), que significa "icebergs" en Kalaallisut. Al lado está también el Fiordo de hielo de Ilulissat, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que se encuentra entre los destinos turísticos más populares de Groenlandia.

Desembarcar fue fácil. No me pidieron identificación.

Disembarking was simple. I didn't have to show ID or anything.
Ben Mack

Los pasajeros que quedaban se bajaron mientras los miembros de la tripulación ayudaban a descargar el equipaje y la carga. Varios taxis ya estaban esperando.

El barco llegó a tiempo, casi al minuto, y me dio pena que llegara la hora de irse.

With the ship arriving on schedule almost to the minute, I was sad it was time to leave.
Ben Mack

Una hora después de desembarcar, ya estaba durmiendo en una cómoda y cálida cama en el Hotel Icefiord, sorprendentemente asequible, a orillas del mar. El viaje me había dejado más cansado de lo que imaginaba.

Dormir en tierra firme era agradable, pero soñaba con volver al mar.

It was nice to sleep on solid ground again. But I dreamed of being back at sea.
Ben Mack

El olor del aire salado, la emoción de estar cerca de la cima del mundo, la amabilidad de todos a bordo, o la playa de malvavisco blanca donde rompen olas más oscuras que un nuevo par de pantalones vaqueros. Todo ello fue mágico, con una calidad de otro mundo.

En general, se trata de un viaje que nunca olvidaré, y se lo recomendaría a todo el mundo.

Overall, it was a journey I'll never forget — and one I'd recommend to anyone else.
Ben Mack

En resumen, es más económico que un crucero, te da más opciones de conocer a los lugareños y cómo viven, es sorprendentemente cómodo, y proporciona una amplia privacidad si lo deseas. Te permite, además, ver algunos de los paisajes más espectaculares del mundo. A la gente le parece increíble cuando les dices que has estado allí. Con todo esto, ¿por qué no subir a bordo para una aventura inolvidable en alta mar?

Y además