Pasar al contenido principal

Algunos perfumes de alta gama utilizan un extraño tipo de heces de cachalote que cuesta 30 veces más que la plata

  • Solo el 1% de los cachalotes del mundo son capaces de producir esta sustancia.
  • Contiene un poderoso agente químico fijador que lo hace especialmente atractivo para los perfumistas.
  • Los "cazadores" de ámbar gris siguen las diferentes catástrofes naturales en su búsqueda.

Esta es la transcripción del video.

Esto es ámbar gris. Puede parecer una roca, pero en realidad es un tipo raro de heces de ballena. Y no es nada barato. Por cada gramo, el ámbar gris puede llegar a costar más que la plata, hasta 30 veces más. Si alguna vez te has echado perfume, bueno, tengo noticias inquietantes.

Es posible que te hayas rociado con desechos animales. Verás, durante siglos, los perfumistas utilizaron el ámbar gris como ingrediente dar intensidad a las fragancias. El ámbar gris es, básicamente, un pico de calamar unido por una secreción de grasa. Con el tiempo, este residuo se va acumulando en el intestino de algunos cachalotes. Y a veces, acaba saliendo.

En el sentido más estricto, no podemos considerarlo exactamente como “heces”, a pesar de que los científicos apunten a que sale por el mismo sitio.

Christopher Kemp: “De una forma u otra, una gran roca gris es liberada en el océano, y luego flota durante décadas en el océano, o puede que mucho más.”

En ese momento, lo que al principio era una masa pegajosa flotante en el océano se transforma en una roca dura y gris. Y esto es lo que los perfumistas más codician. Por un lado, contiene un agente químico único. Es un fijador, lo que significa que hace que los olores del perfume duren mucho más. Pero el ámbar gris también es muy apreciado por algo más sorprendente: el olor.

Christoppher Kemp: “Cuenta con cerca de 20-30 compuestos químicos que tienen cada uno su propio perfil de olor. Uno huele parecido a los hongos, otro al tabaco, uno huele a heces, otro huele a hierba y heno…”

Suena tentador, ¿no? Puede parecerlo. Los diseñadores de perfumes utilizan aromas tan fuertes como estos para la base de sus fragancias. Y estas “notas base" forman parte de cualquier perfume.

Una empresa, en particular, utiliza el ámbar gris como nota base de sus perfumes más caros. Los perfumes de esta colección pueden llegar a costar unos 500$ por bote y son descritos como una “apasionada carta de amor hecha fragancia”.

Leer más: Tres fotos hechas con dron que cambiarán tu forma de  ver la naturaleza

Y mientras el ámbar gris tiene todo lo necesario para crear un buen perfume, lo que realmente aumenta su precio es lo singular que es. Los científicos no saben exactamente por qué, pero solo alrededor del 1% de los cachalotes producen esta sustancia. De hecho, investigadores como Shane Gero, que pasan años estudiando a los cachalotes, nunca lo han visto.

Dr. Shane Gero: “He estado estudiando los cachalotes durante 15, 16 años y nunca he encontrado nada que se parezca al ámbar gris… A veces pienso que he encontrado un poco de ámbar gris.”

En algunos casos afortunados se encuentran con ello en sus paseos por la playa. En 2006, por ejemplo, una pareja recogió un ejemplar de 14,5 Kg en una playa de Australia. Los medios de comunicación informaron después de que aquel ejemplar podría valer cerca de 300.000 $. Pero lo normal es que los cazadores de ámbar gris lo encuentren antes.

Hacen un seguimiento de los patrones climáticos y de las corrientes oceánicas para predecir dónde podría haber más. Y una vez lo encuentran, lo venden minoristas o perfumistas por hasta 7.200$ el kilo.

Christopher Kemp: “Esto es como el oro para ellos. Es una mercancía muy valiosa. Así que se lo toman muy en serio. Pueden llegar a ser muy agresivos, musculosos y muy celosos de sus secretos.”

Pero la alta cotización del producto no es la única razón por la que se comportan así. En algunos países como Estados Unidos, comprar, vender o incluso recolectar ámbar gris es ilegal. Eso es porque los cachalotes son una especia amenazada internacionalmente.

Dr. Shane Gero: “Antes de que comenzara la caza de ballenas, tanto la antigua como la más moderna, había más de un millón de cachalotes, y ahora estamos cerca de una quinta parte de lo que fue.”

Y aunque la vida de ninguna ballena se ponga en peligro durante la recolección del ámbar gris, Gero dice que nunca es buena idea comprar o vender productos de una especie en peligro de extinción. Pero hasta que podamos crear algo que huela tan bien como las heces de ballena, la gente seguirá comprando y vendiendo ámbar gris.

Y además