HEINEKEN España apuesta por la calidad de vida de sus empleados con su nuevo modelo de Smart Working

HEINEKEN Smart Working imagen de portada
  • La pandemia ha cambiado nuestros hábitos de trabajo. Y ahora que se plantea una vuelta gradual a la oficina, las empresas dudan sobre el formato que deben elegir: presencialidad, teletrabajo...
  • La filosofía de HEINEKEN pasa por escuchar a los empleados antes de afrontar la toma de decisiones: los modelos que mejor funcionan en su equipo son híbridos y flexibles.
  • Smart Working es un modelo de trabajo que permite a los empleados de HEINEKEN disponer de 16 horas semanales para distribuir como más les convenga: en la oficina, desde casa...

Son las ocho y media de la mañana. Suena el despertador. Te levantas, te duchas, te preparas el desayuno y te sientas frente al ordenador. Solo ha pasado media hora y ya has arrancado tu jornada laboral. Esta rutina parecía impensable para la mayoría de los españoles en activo durante la era pre-pandémica; sin embargo, la necesidad de las empresas de mantener intacta —al menos lo más posible— la producción de sus empleados durante el confinamiento, propició la instauración del teletrabajo.

La pandemia ha cambiado nuestra forma de trabajar. Eso es un hecho irrefutable. Pero ahora que volvemos a la realidad —aunque sea de forma parcial—, las compañías se plantean si convertir el formato de home office de provisional a permanente, o volver a la forma de trabajo presencial. 

En este punto, HEINEKEN España ha dado un paso sustancial hacia sus empleados, partiendo de la base más esencial: escuchar a las personas para poder entender sus distintas realidades. El objetivo es impulsar la productividad, la motivación y la cultura corporativa con soluciones como el smart working.

Smart Working, un concepto a la medida de todos

Este término hace referencia a una nueva forma de trabajo planteada por la cervecera quien, consciente de que no hay una fórmula perfecta para todos, decidió poner en marcha un proyecto piloto, con la participación de 77 personas, que les ayudara a definir la modalidad que mejor encajara con las necesidades de sus trabajadores. 

De esta iniciativa, la compañía ha extraído la conclusión de que los modelos que mejor funcionan en su equipo son híbridos y flexibles

Con esa premisa, HEINEKEN España plantea un nuevo esquema en el que se combinan dos o tres días de teletrabajo a la semana y dan al empleado la libertad de decidir cuándo prefiere trabajar en remoto o desde la oficina. 

A diferencia de otras empresas, el modelo de teletrabajo de la cervecera no define un número de días fijos, sino que cada empleado cuenta con 16 horas a la semana que puede distribuir como más le convenga. 

HEINEKEN ESPAÑA - SMART WORKING FOTO 2

Y es que no todos los tipos de trabajo son iguales, ya que en casa somos más productivos para concentración y ejecución, mientras que la oficina funciona mejor para coordinación, trabajo en equipo y socialización. Un factor clave en una compañía como HEINEKEN, unida por la pasión de compartir momentos de disfrute con las personas. Porque seamos sinceros; después de meses compartiendo oficina con una planta y una taza de café, también hace falta el contacto humano y generar momentos donde acaban surgiendo las ideas más creativas.

Gracias a su espíritu de equipo, HEINEKEN España no se ha dejado ninguna necesidad en el tintero. ¿Cuántas veces hemos sido testigos de padres que sufren consecuencias ante la imposibilidad de conciliar su vida personal y profesional?, ¿cuántos de nosotros hemos dedicado casi el equivalente a la mitad de nuestra jornada en traslados innecesarios? Con este nuevo modelo híbrido, los empleados de la cervecera podrían disfrutar de las ventajas de ambos esquemas, con el respaldo de la compañía.

HEINEKEN España Smart Working Foto 3

En cuanto al proyecto, la empresa lo escalará a nivel nacional y todas las personas que trabajan en la compañía podrán adherirse a este modelo de smart working, siempre que la naturaleza de su trabajo y la evolución de la COVID lo permitan. 

Se estima que unas 1.000 personas, que suponen cerca del 70% de la plantilla total de HEINEKEN en España, disfrutan ya de un modelo de trabajo flexible. 

Finalmente, la compañía evaluará a final de año los resultados del proyecto y continuará buscando opciones para mejorar el bienestar del equipo que trabaja en fábricas, quienes necesitan un modelo propio, adaptado a su realidad y a su ritmo de trabajo. 

En definitiva, HEINEKEN España hace una firme apuesta por una cultura plural e inclusiva, poniendo a sus cerca de 1.500 empleados en el centro de su estrategia para ayudarles a desarrollar todo su potencial. 

Porque la productividad es directamente proporcional al bienestar de los trabajadores. Independientemente de si el café nos lo tomamos en casa, mientras repasamos las tareas del día, o en ese corrillo interminable que se forma siempre alrededor de la máquina del pasillo de la oficina. 

Otros artículos interesantes:

Heineken ya tiene la primera fábrica cervecera cero emisiones de España

La fábrica original de Cruzcampo se convierte en un espacio social de creación cervecera, innovación y desarrollo de talento