El helado que no se derrite cerca de ser una realidad: descubre un compuesto con el que mantiene su forma durante 4 horas a temperatura ambiente

Los científicos descubrieron un tipo de compuesto que ayuda al helado a mantener su forma a temperatura ambiente durante varias horas.
Los científicos descubrieron un tipo de compuesto que ayuda al helado a mantener su forma a temperatura ambiente durante varias horas.
  • Unos compuestos llamados polifenoles, presentes en el té verde y las bayas, pueden ayudar a estabilizar el helado.
  • Pero hay que seguir investigando para lograr que el helado que no se derrite sea una deliciosa realidad. 

Las tarrinas pringosas y los cucuruchos empapados podrían pasar a ser algo vintage con el tiempo. Los prodigios de la ciencia han descubierto una forma de hacer que el helado sea casi a prueba de derretimiento.

La innovación procede (cómo no) del Dairy State (Estado de los Lácteos), concretamente de la Universidad de Wisconsin-Madison (EEUU).

Unos compuestos vegetales llamados polifenoles son el secreto para evitar que este manjar se convierta en pequeños charcos con el calor, según Cameron Wicks, un estudiante de doctorado del departamento de ciencias de la alimentación de la universidad que está detrás del proyecto.

"Añadiendo polifenoles al helado se puede crear un producto que mantiene su forma durante más de cuatro horas a temperatura ambiente. Eso se acerca bastante a un helado que no se derrite", afirma Wicks en un comunicado de prensa de la universidad.

Aunque no impiden que el hielo se derrita, los polifenoles añadidos al helado interactúan con las grasas y proteínas de la nata para espesar la mezcla. Como resultado, el helado cremoso mantiene su forma durante más tiempo y evita que se vuelva pegajoso.

El efecto es similar al de los estabilizantes que ya se utilizan para facilitar el transporte de este producto.

Pero los polifenoles podrían ser una alternativa más natural, según Wicks. Estos compuestos se encuentran en el té y las bayas, e incluso se han relacionado con beneficios como un corazón más sano.

Sin embargo, tal vez haya que esperar un poco más para disfrutar del helado del futuro.

Es necesario seguir investigando para encontrar la cantidad exacta de polifenoles que mantenga estable el helado sin afectar a su sabor, de modo que se pueda disfrutar de un manjar menos caótico, pero igualmente delicioso.

"El helado es un sistema muy complejo", describe Wicks en el comunicado de prensa. "Al ser capaces de entender toda la ciencia que hay detrás, se pueden hacer alimentos mejores, más sostenibles, y se pueden hacer mejores sistemas que alimenten al mundo".

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.