Los helados más saludables que puedes comprar en el supermercado

Dos amigas comiendo helado
Getty
  • Comer helado es una de las costumbres más refrescantes del verano, pero eso no significa que sea bueno para la salud.
  • A continuación, se muestran los helados más saludables que puedes comprar en el supermercado, según la OCU.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Comer helado es una de las formas más placenteras de refrescarte durante del verano. Con las altas temperaturas de esta época del año es de agradecer la posibilidad de consumir este tipo de producto.

Sin embargo, comer helado a todas horas o incluso una vez al día no es la opción más saludable del mundo, a no ser que seas tú mismo el que los elaboras en casa con ingredientes buenos para el organismo.

Los helados suelen tener un alto valor calórico y un contenido en azúcar elevado. Esto resulta especialmente preocupante cuando son los niños los que se acostumbran a un consumo excesivo durante el verano. 

Debido a ello, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha publicado un análisis en el que valora los helados más y menos saludables que puedes comprar en los supermercados. De este modo, todo aquel que quiera comprar este producto puede guiarse por el listado de la OCU y saber qué productos debe priorizar.

Según el análisis, todos los helados infantiles tienen un alto valor calórico, excepto aquellos que están hechos de hielo, que aportan 100 kilocalorías por 100 g de media frente a los 210 kcal por 100 g que tienen de media los helados de leche y los 303 kcal por 100 g que contienen los de galleta o barquillo.

En cuanto a los niveles de grasa, los que menos tienen son los de agua tipo polo, mientras los que mayor nivel de grasa presentan son los de tipo sándwich o cono.

Eso sí, algo común en todos los tipos de helados es el alto contenido en aditivos y colorantes. La OCU ha encontrado colorantes como las clorofilas (E-141), antocianinas (E-163), curcumina (E-100), caramelos amónico (E-150c) y caramelo sulfito amónico (E-150d).

Otro componente no saludable que destaca la OCU en su análisis es el aroma, que aparece en todos los helados estudiados. Los aromas sirven para aportar el sabor a limón o naranja tan peculiar de estos productos.

Por último, hay que señalar que en el listado de la OCU sólo hay 2 helados que han conseguido una puntación B en Nutriscore, que es la segunda más alta, mientras que el resto de productos oscilan entre la C y la E, las más bajas. La puntuación C es la más común, con 29 helados de los 50 analizados.

Estos 2 helados son el Nestlé Pirulo Cool Fresa y el Nestlé Pirulo Tropical Mini, ambos de tipo hielo/sorbete. Los peores del ranking son el helado Nestlé Oreo Stick Sándwich y el Kinder Bueno Ice Cream Bar. 

Otros artículos interesantes:

Los mejores moldes para que puedas preparar helados naturales en casa

Este es el helado que todos los usuarios de Lidl piden que vuelva, y la respuesta de la cadena alemana

Carlos Ríos revela cómo se hacen y cuáles son los ingredientes del McFlurry, el helado estrella de McDonald's