Pasar al contenido principal

El hermano de la amante de Jeff Bezos, sospechoso de haber filtrado los mensajes privados del CEO de Amazon a The National Enquirer

Lauren Sanchez is a licensed pilot.
Lauren Sanchez tiene licencia de piloto. Stefanie Keenan/WireImage
  • The Daily Beast asegura que Michael Sanchez, hermano de Lauren Sanchez, la amante del CEO de Amazon Jeff Bezos, fue quien obtuvo los mensajes de texto privados de la pareja y los facilitó a The National Enquirer.
  • La empresa editora del National Enquirer, American Media Inc. (AMI), insinuó el domingo que la información procedía de una fuente "de confianza" cercana a ambas personas.
  • En una extraordinaria declaración pública la semana pasada, Bezos escribió en su blog que el medio amenazaba con publicar textos íntimos de la pareja como un favor, o a petición, del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Michael Sanchez, hermano de la novia de Jeff Bezos, Lauren Sanchez, habría sido quien habría facilitado los comprometidos mensajes de texto de naturaleza sexual entre la pareja al National Enquirer, según informa The Daily Beast.

The Beast sostiene que las "múltiples fuentes" dentro de la compañía matriz del medio (AMI), así como otra fuente cercana a los directivos de AMI, se referirían a Michael Sanchez como fuente de los textos comprometidos.

AMI se ha mantenido en gran medida en silencio sobre la fuente que proporcionó los mensajes entre Jeff Bezos y Lauren Sanchez, cuya publicación ha provocado una gran sacudida a nivel político, comercial y moral en los Estados Unidos. Pero un abogado de la compañía insinuó con fuerza el papel de Michael, durante una entrevista este domingo en la cadena ABC.

Leer más: Todas las teorías sobre cómo consiguió el National Enquirer las fotos de Bezos desnudo

Elkan Abramowitz, abogado de AMI y de David Pecker, CEO del tabloide sensacionalista, ha negado las acusaciones sobre los intentos de chantaje al director ejecutivo de Amazon.

"De ninguna manera es extorsión o chantaje", ha dicho Abramowitz a ABC este domingo.

"Lo que sucedió es que la historia fue entregada a National Enquirer por una fuente de confianza que había estado dando información a National Enquirer durante siete años previos a la historia. Era una fuente bien conocida tanto por el señor Bezos como por la señorita Sanchez".

The Daily Beast supuestamente le preguntó al hermano de Sanchez más de media docena de veces sobre el asunto. Pero este no respondió.

Previamente, John Haltiwanger, de Business Insider, ya avanzó que Michael Sanchez era la fuente de una intensa especulación sobre los mensajes.

"(Michael Sanchez) es un ávido partidario del presidente Donald Trump y está relacionado con figuras vinculadas a Trump, incluyendo Carter Page y al recientemente acusado Roger Stone, aunque ha negado estar involucrado."

Y Abramowitz el pasado domingo dejaba caer pistas en torno a que la fuente estaba asociada desde hacía mucho tiempo con el medio.

"Bezos y la Sra. Sanchez sabían quién era la fuente", ha declarado el abogado.

En respuesta a la aparente sugerencia de Bezos de que la Administración Trump y los vínculos del Enquirer con Arabia Saudí podrían haber estado involucrados, Abramowitz ha declarado que la afirmación es una "calumnia".

"No fue la Casa Blanca. No fue Arabia Saudí", agregó refiriéndose al condenatorio post de Bezos. "Y la calumnia que ha salido por ahí golpeando a AMI era que todo esto se trataba de una feroz crítica política patrocinada por una nación extranjera o alguien de influencia política en este país".

En la carta abierta de Bezos, el dueño del Washington Post se refirió a varios motivos y personajes que podrían conformar el boceto de una conspiración. Bezos nunca ha conectado explícitamente los puntos directamente, pero la sugerencia fue muy clara.

Leer más: El CEO de Amazon, Jeff Bezos, acusa al grupo editorial del National Enquirer de extorsionarle con publicar unas fotos suyas desnudo

Según el hombre más rico del mundo, AMI le habría advertido de que el Enquirer poseía una colección de imágenes comprometidas y privadas de Bezos y Sanchez. El tabloide habría amenazado con publicarlos, según Bezos, a menos que emitiera una declaración sobre que él y el investigador que contrató para investigar la publicación en Enquirer de su relación "no tenían conocimiento ni base para sugerir que la cobertura de AMI fuera motivada políticamente o influenciada por fuerzas políticos."

"Si nos mostrábamos en desacuerdo con publicitar esa mentira en concreto, aseguraban que publicarían las fotos y que lo harían rápidamente", ha declarado Bezos.

El texto de Bezos sobre el asunto continuaba con una descripción de lo que afirmaba que fueron los esfuerzos de AMI por lograr negar que la exhibición sensual de su affair tuviera relación u origen con una agenda política.

Según The Daily Beast, otra fuente en "amplia comunicación" con los líderes principales de AMI también afirmaba que Michael Sanchez era el proveedor de los textos ofensivos.

Y además