Jesús y Fernando Encinar, los hermanos "idealistas" que crearon el portal inmobiliario convertido en uno de los pocos unicornios españoles

César Oteiza (i), Jesús Encinar (2i) y Fernando Encinar (2d), fundadores de idealista en la inauguración de la oficina de Lisboa en 2015.
César Oteiza (i), Jesús Encinar (2i) y Fernando Encinar (2d), fundadores de idealista en la inauguración de la oficina de Lisboa en 2015.

Idealista

  • Jesús y Fernando Encinar son dos hermanos fundadores, junto a César Oteiza, del portal inmobiliario Idealista.
  • El unicornio español surgió en 2001 agrupando anuncios particulares en Madrid, y su nombre tiene un origen muy particular.
  • Su desarrollo le ha llevado a ser comprado dos veces, primero por el fondo estadounidense Apax Partners y posteriormente por el sueco EQT.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

De Ávila a la venta más abultada de una empresa española de Internet. Jesús y Fernando Encinar son 2 hermanos abulenses que, junto a César Oteiza, son los responsables de Idealista, uno de los pocos unicornios españoles, como se denomina a las compañías emergentes que alcanzan los 1.000 millones de dólares de valoración. Lo lograron cuando el fondo sueco EQT compró la compañía por 1.300 millones de euros al fondo Apax Partners.

Jesús Encinar dejó el hogar familiar de Ávila, donde sus padres regentaban un pequeño hotel de 22 habitaciones —que acabó cerrándose cuando se abrió el Parador de Turismo en la localidad, como relató él mismo en su blog— a los 17 años para irse a Madrid y estudiar Administración de Empresas en Icade, de la Universidad Pontificia Comillas. 

"Es curioso, porque en el colegio, en 1º y 2º de EGB, saqué muy malas notas. A mi madre poco menos que le dijeron que era retrasado. Acabé la carrera en Icade con el número 1 de mi promoción e hice un MBA en Harvard", dijo a El Mundo en 2006.

La venta de Idealista marca un punto de inflexión en el sector tecnológico español: los expertos anticipan "2 o 3 años muy importantes"

En la prestigiosa universidad estadounidense, Jesús Encinar se creó su primera cuenta de correo electrónico en 1995 y, cuatro años más tarde, decidió pone en marcha un portal inmobiliario. El nombre fue cosa de su madre, cuando auguró el fracaso futuro del proyecto.

"Cuando Jesús comenta el proyecto, que quiere dejar su trabajo, que vamos a dejar nuestros trabajos para montar un portal inmobiliario en Internet, para ella, una mujer de provincias de Ávila, fue un shock. Se encaró con Jesús y le dijo: 'Claro, tú es que siempre has sido un idealista, siempre estás con tus sueños'. En aquel momento Jesús pensó que esa marca funciona, comenzó llamándose proyecto idealista, una enseña que surge de un estupor y que posteriormente ayuda y cumple todos los valores que buscamos en la gente que trabaja en la compañía", explicó en 2019 su hermano Fernando Encinar en una entrevista.

Fernando Encinar, por su parte, estudió Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid y, hasta el lanzamiento de Idealista, trabajó en consultoras como Edelman y Burson Masteller, así como en el área de comunicación de Unión Fenosa, luego comprada por Gas Natural (hoy Naturgy). Desde la fundación de Idealista, es el director de Comunicación y Marketing de la nueva compañía.

Los inicios: de buscar anuncios a 80.000 usuarios en un año

El arranque de Idealista fue una plataforma muy rudimentaria de anuncios clasificados de viviendas en venta y alquiler, que los propios fundadores consiguieron buscando anuncios y carteles por las calles de Madrid y llamando a los propietarios para ofrecerse como una vía alternativa. En 2001, su primer año de actividad lograron 54.000 anuncios y que 80.000 usuarios entraran en su web cada mes, según aseguraron a El Mundo. En esta primera etapa también participó Bernardo Hernández, que luego fue directivo de Google y ahora es consejero delegado de la fintech Verse.

En sus primeros años contaron con el apoyo de dos cajas, la vasca BBK (hoy Kutxabank) y la catalana Caixa Catalunya (comprada por BBVA) con las que vivieron uno de sus momentos límite en 2002. "La supervivencia de la compañía dependió en aquel momento de una llamada de teléfono en la que nos comunicaban si nos concedían un préstamo participativo. Afortunadamente, fue afirmativa", relató Fernando Encinar en una entrevista a Marketing4Ecommerce.

Idealista, la última empresa en entrar al selecto club de los unicornios españoles: quiénes lo forman y qué startups pueden ser las siguientes

Ese impulso les permitió alcanzar la rentabilidad y a partir de entonces, según sus fundadores, no han dejado de tenerla en ningún momento, gracias a un modelo de negocio gratuito para los usuarios y basado en los pagos de las agencias inmobiliarias por anunciar sus viviendas y la publicidad.

Su desarrollo también se basó en desarrollar nuevos servicios, como el de visitas virtuales, una tecnología con la que fueron pioneros y que llegaron a vender a museos como el Thyssen de Madrid o cadenas hoteleras. En 2005 ya facturaban 5 millones de euros al año con 1,6 millones de beneficios, según El Mundo.

Tras los socios bancarios llegaron los fondos de inversión: Bonsai Venture Capital —inversor histórico del ecosistema español en Intercom, Minube, Glovo, Gigas, Paack, o Wallapop— en 2003 y el fondo estadounidense Tiger Global en 2008. Por aquel entonces comenzaron los proyectos de internacionalización: en 2007 saltaron a Italia y en 2013 a Portugal.

La entrada de los grandes fondos

Idealista.
Idealista

En 2015 Idealista ya estaba consolidado como el principal portal inmobiliario español, con una facturación anual de 30 millones de euros, un negocio que provocó una fuerte apuesta del fondo de capital riesgo estadounidense Apax Partners, que compró la mayoría de las acciones de Idealista. 

Del accionariado de la compañía salieron Tiger, Kutxabank y Bonsai, pero se mantuvieron los hermanos Encinar y César Oteiza al frente de la compañía y como accionistas de referencia, según reveló la compañía en un comunicado

El volumen de la operación no se hizo público. Inicialmente se habló de 150 millones de euros, aunque según El Español la cantidad ascendía a 226 millones, una cantidad extraída de los apuntes en el Registro Mercantil de la sociedad Ivory Spain, propiedad de Apax Partners.

Carlos Santana, el español que lideró la compra de Idealista por el fondo sueco EQT, revela las claves de la operación: "Trabajamos en ella 18 meses, eso nos dio ventaja para entender el negocio"

Cinco años después, el fondo sueco EQT tomó el relevo de Apax anunciando una compra a cambio de 1.300 millones de euros, la mayor para una empresa española de internet en la historia. Fue una operación cocinada a fuego lento, durante 18 meses, según relató posteriormente el directivo de EQT en España Carlos Santana

La solidez del mercado inmobiliario y financiero en España, y la percepción de que el negocio de los clasificados es menos maduro en España e Italia —donde también compraron el portal Casa.it de forma simultánea— fue lo que hizo decidirse al fondo escandinavo, según explico Santana.

Curiosidades sobre los hermanos Encinar: de alquiler hasta los 40 y dos gatos instagrammers

Entre las curiosidades que rodean a los hermanos que fundaron Idealista está que Jesús Encinar no se compró una vivienda en propiedad hasta los 40 años. Según El País, aquella primera compra fue en un barrio céntrico de Madrid. 

Posteriormente se fue a vivir a Milán para llevar la expansión del portal en Italia. De hecho, justo después de comprar Idealista, el fondo EQT compró también el portal inmobiliario italiano Casa.it. Cuatro meses después, el portal italiano fue traspasado a Idealista, subiendo su valoración a 1.800 millones.

Fernando Encinar vive en una zona de nueva construcción de Madrid con su pareja y dos gatos llamados Doce y Juana. Los dos felinos tienen una cuenta en Instagram donde sus dueños publican imágenes suyas entre lo tierno y lo humorístico. "Para vergüenza mía, tienen más seguidores en Instagram que yo”, bromeó Encinar en declaraciones a SModa en 2016.

10 datos científicos y 100% objetivos que demuestran que los gatos son mejores mascotas (y políticos) que los perros

Aunque la cuenta gatuna lleva un tiempo sin actividad —su última publicación fue en marzo de 2021—, siguen batiendo a su dueño en seguidores: tienen 926, frente a los 717 de Fernando Encinar, cuyas publicaciones están protegidas.

Más allá de Idealista, los hermanos Encinar han fundado otros proyectos. El más conocido es Rentalia, una plataforma de alquiler de viviendas vacacionales, pero también el portal de clasificados de restaurantes 11870 o el de flores floresfrescas.com. También fueron accionistas del portal de casas rurales TopRural, comprado por HomeAway en 2012 a cambio de 14 millones de euros, y del portal de profesionales de reparaciones de hogar y tareas domésticas etece.com.

Otros artículos interesantes:

Las lecciones que deja la venta de Idealista: cómo puede España conseguir su próximo unicornio

Carlos Santana, el español que lideró la compra de Idealista por el fondo sueco EQT, revela las claves de la operación: "Trabajamos en ella 18 meses, eso nos dio ventaja para entender el negocio"

La venta de Idealista marca un punto de inflexión en el sector tecnológico español: los expertos anticipan "2 o 3 años muy importantes"