Pasar al contenido principal

Hice 100 sentadillas todos los días durante un mes y terminé viendo buenos resultados: por qué te recomiendo este ejercicio

Mujeres haciendo ejercicio
Las sentadillas son un ejercicio común que trabaja las piernas y los glúetos. anotniodiaz/Shutterstock
  • Intenté hacer 100 sentadillas todos los días durante un mes entero, también conocido como el desafío de las 100 sentadillas de Blogilates.
  • Lo que aprendí es que este reto diario no te lleva mucho tiempo.
  • Aunque era escéptica sobre si terminaría viendo alguna diferencia, quedé totalmente sorprendida cuando vi los resultados.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Como persona activa que ya ha incluido algunos entrenamientos a su rutina diaria, nunca había sentido la necesidad de hacer un desafío relacionado con el ejercicio. Boxeo 3 veces a la semana, hago yoga o Pilates en mis días de descanso y trato de caminar o escalar los sábados o domingos.

Pero después de cambiar de gimnasio y sentir que no me estaba concentrando tanto en mis piernas, la idea de hacer un desafío de sentadillas me intrigó. El único problema: tenía dificultades para encontrar un reto en el que se integrara este ejercicio y que pudiese suponer un esfuerzo para mí.

Después de buscar un poco en Google y Pinterest, encontré el desafío de las 100 sentadillas de Blogilates30 días, 30 tipos de sentadillas, 100 sentadillas al día. Así que durante un mes completo, hice 100 sentadillas todos los días.

Esto es lo que aprendí.

No te toma mucho tiempo

Hacer cien sentadillas puede parecer mucho. Y lo es, pero solo me llevó de 3 a 5 minutos alcanzarlas.

Algunos días, podía hacer dos series de 50. Hacia el final, a medida que las sentadillas se volvían más difíciles y complejas, solo era capaz de hacer series de 25. Pero en general, el desafío tomó menos tiempo de lo que esperaba.

Leer más: Qué le sucede a tu cuerpo cuando empiezas a hacer deporte regularmente

Moverme durante el día ayudó a que mi cerebro se despertara (y me impidió comer entre horas) 

Reto de las 100 sentadillas
El primer día del desafío versus el último día del reto. Courtesy of Jesse Klein

Soy una persona a la que le gusta echarse la siesta. Me entra mucho sueño alrededor de las 3 de la tarde, especialmente es mi trabajo donde no me despego del escritorio. Para pasar las últimas 2 horas del día, generalmente busco un tentempié. Cuando consigo controlarme es tan solo un puñado de almendras; cuando no lo hago, son almendras recubiertas de chocolate o quizás algún tipo de bollo.

Pero descubrí que si, en cambio, hiciera mis 100 sentadillas durante ese momento de la tarde, el movimiento despertaría mi cerebro y no tendría que alcanzar mi merienda tan desesperadamente. Fue energizante y me dio una razón para romper mi día cuando mi mente estaba llena.

Es una rutina que me gustaría continuar, incluso si en lugar de 100 sentadillas es solo una caminata alrededor de mi bloque.

Recibirás algunas miradas extrañas si pruebas el desafío en público

Como terminé haciendo la mayor parte de mis sentadillas en el trabajo, me convertí en un espectáculo para mis compañeros. Cuando les dije que estaba haciendo 100 sentadillas, se sorprendieron, se impresionaron y a veces incluso gruñeron ante la idea.

Al principio, habría sugerido que se unieran a mí, con la esperanza de crear una comunidad, pero eso solo obtuvo una sonrisa y una reacción en cadena de la gente que volvía a prestar atención a sus pantallas.

Reto de las 100 sentadillas
Primer día del reto a la izquierda, día 30 a la derecha. Courtesy of Jesse Klein

Me di cuenta de que el desafío iba a ser más difícil considerando un viaje que estaba planeado al mismo tiempo. Dicho esto, era una forma sencilla de hacer ejercicio allá donde fuera

Hubo solo 3 días en los que temí por mis 100 sentadillas: durante mi viaje de 43 kilómetros de mochilero en Yosemite.

Lo último que quería hacer después de caminar 11 kilómetros hasta un hermoso lago de montaña era cumplir con el reto. Terminé dividiéndolo, primero haciendo 50 sentadillas por la mañana antes de recoger el campamento -y esto resultó realmente útil. Me ayudaron a estirar, calentar mis piernas y combatir el dolor del día anterior. Los 25 en el almuerzo y los 25 en la cena fueron una lucha, pero solo me llevó unos 30 segundos cada uno, por lo que fue algo que pude manejar.

Leer más: Las máquinas que deberías intentar evitar en el gimnasio

Son un ejercicio increíblemente accesible, lo que hizo que el desafío fuera mucho más viable. No necesitaba ningún equipo y podía hacerlo en cualquier lugar sobre la marcha.

"Las sentadillas son uno de los ejercicios más importantes para mantener la fuerza y la independencia a medida que se envejece", ha señalado el fisioterapeuta Jared Vagy a Insider. "El movimiento en cuclillas está involucrado en la mayoría de las actividades diarias: subirse y bajar de una silla, levantar objetos de tu casa, subir escaleras o subir a una acera. Las sentadillas fortalecen los músculos clave y pueden mejorar su función así como disminuir el riesgo de caídas".

Entonces vi cambios

Si soy sincera, no esperaba ver ningún resultado visible. Para una actividad que solo tomaba unos pocos minutos, me sorprendió cuando comencé a ver mis músculos más definidos. Ya en el noveno día, me miré al espejo durante mi rutina y vi una diferencia. Tomé medidas de mis piernas y glúteos al principio y al final, pero no obtuve ningún cambio cuantificable en los resultados. Creo que mi cuerpo quedó más definido, algo que no se ve reflejado en esos números.

Incluso antes del desafío en cuclillas, había dado con los consejos de un artículo de la revista Outside sobre cómo moverse tres horas al día. Intento usar las escaleras cuando tengo que ir a otro piso en mi oficina. Si necesito chatear con un compañero de trabajo, iré a su escritorio en lugar de enviarle un correo electrónico. Evito las escaleras mecánicas en el transporte público. Las sentadillas eran una forma más de agregar algo de movimiento al estilo de vida sedentario de un adulto que trabaja.

Y si hicieron que mis piernas se vean un poco mejor y me ayudaron a mantenerme activa, califico el desafío como un éxito.

Y además