Esta es la hipoteca que puedes pedir si cobras 20.000 euros al año

contrata una hipoteca contigo mismo y ahorra para comprar una casa en el futuro

GettyImages

  • No todo el mundo se puede permitir el lujo de pedir la misma hipoteca y depende de algunas variables esenciales como capacidad de endeudamiento y nivel de ingresos.
  • Sigue leyendo para saber cómo calcular qué hipoteca te puedes permitir si cobras 20.000 euros al año.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Comprar una vivienda es una de los conceptos al que han dado más prioridad en los últimos tiempos los ahorradores. Muestra de ello es que el interés en comprarse una nueva propiedad se ha disparado y los precios también se han incrementado. La inflación ha llegado al sector. 

Y no solo eso, la puesta en marcha de reformas, ya sea integrales, o de determinados espacios como la cocina o el baño, han aumentado significativamente.

Con este telón de fondo y con una mayor apetencia por adquirir un inmueble, la realidad es que no todo el mundo tiene la capacidad de pedir la misma hipoteca, porque influyen diferentes variables, tales la capacidad de ingresos, la estabilidad laboral o la capacidad de endeudamiento.

Una persona que tiene un crédito cuya cuota asciende a 200 euros, por ejemplo, no se puede permitir la compra de un piso en la Castellana de Madrid por valor de 1 millón de euros. Hasta ahí entra toda la lógica. 

¿Cuánto dinero puedes pedir al banco para una hipoteca en relación con el sueldo que cobras? Bien, pues aquí entran en escena esos factores que son la capacidad de pago y la deuda que puedes asumir. En este sentido, yendo más a lo concreto, imagina que eres una persona que cobras 20.000 euros al año. ¿Qué te puedes permitir de tope de financiación?

Límite del endeudamiento

Como punto base, cabe centrarse en la parte del endeudamiento. Los expertos calculan que el límite de capacidad de pago de deuda es entre un 35% y 40% de los ingresos netos que se perciben cada mes. Esto es el resultado de la resta de los ingresos totales y los gastos fijos en un mes. 

Una manera de calcular con exactitud tu capacidad de pago mensual para un préstamo hipotecario es saber cuáles son todos los ingresos y gastos fijos que tienes habitualmente. Entre los gastos fijos se puede considerar el alquiler o crédito hipotecario, alimentación, transporte, educación, entre otros. 

Asimismo, pueden existir gastos variables como vacaciones, entretenimiento, regalos o aspectos extras como fechas especiales que pueden ser considerados.

Entonces la capacidad de endeudamiento es igual a los ingresos mensuales, menos los gastos fijos y multiplicando el resultado por 0,40. 

Yendo al ejemplo de los 20.000 euros mensuales, el tope para no exceder el 40% de capacidad de endeudamiento –que ya es un porcentaje generoso– se traduciría en 666 euros al mes. Y, para un límite del 35% sería de 583 euros

Esas cantidades, por tanto, serían el tope de cuota mensual que te pondrían las entidades financieras para el pago de una hipoteca. Sin embargo, si tienes que pagar la letra cada mes de un coche por valor de 200 euros, ese límite se reduciría a 466 y a 383, respectivamente, para los ejemplos anteriores. 

En función de los ingresos

De esta manera, a la hora de que calcules qué hipoteca puedes permitirte si cobras 20.000 euros debes tener en cuenta tus ingresos y el capital ahorrado.

Los ingresos permiten saber a qué cuota puedes hacer frente cada mes. Mientras, el capital ahorrado tiene que ser suficiente para la entrada de la vivienda y los gastos, pues generalmente los bancos solo financian el 80%, aunque hay algunas opciones para conseguir el 100% de la hipoteca.

Una forma de estimar la cantidad que puedes dedicar a pagar la cuota de la hipoteca es analizar cuál es tu capacidad de ahorro todos los meses. Quizás un poco menos para seguir ahorrando algo mensualmente, o quizás algo más si puedes hacer ajustes en tu presupuesto familiar.

Como es lógico, esta previsión funciona igualmente en el caso de que estés pagando un alquiler o acabando de amortizar otra deuda, como pueda ser el crédito de la compra de un coche, tal y como se ha expresado anteriormente-

Conociendo la cuota que puedes asumir cada mes con comodidad, puedes utilizar un simulador de hipotecas para saber el importe máximo de la hipoteca que puedes solicitar en función del plazo de amortización que selecciones.

El otro punto para considerar a la hora de calcular qué importe de hipoteca te puedes permitir es la cantidad de dinero que tienes ahorrado. Conviene recordar que la mayoría de los bancos únicamente financian el 80% del valor de tasación o de compraventa, de modo que necesitarás tener ahorrado el 20% restante más, aproximadamente, el 10% de los gastos de compraventa e impuestos.

En función del dinero ahorrado

Teniendo esto en el radar, la fórmula para calcular cuál es la hipoteca máxima que vas a poder pedir en función del dinero que tienes ahorrado es multiplicar tus ahorros por 8 y dividirlos entre 3.

Por ejemplo, si tienes ahorrados 30.000 euros –un año y medio de sueldo en base al ejemplo anterior– puedes solicitar una hipoteca de una hipoteca de 80.000 euros.

De la misma forma, también puedes estimar el precio máximo de la vivienda que puedes comprar en función del capital ahorrado del que dispongas multiplicando los ahorros por 10 y dividiéndolos entre 3.

Así, para unos ahorros de 30.000 euros el precio máximo de una vivienda sería de 100.000 euros

Otros artículos interesantes:

Cómo hacer un presupuesto para Navidad y no tener sorpresas con la cuesta de enero

¿Cómo afecta la inflación al mercado inmobiliario? Las respuestas sobre si es buen momento para comprar un piso para vivir o como inversión

6 consejos para consumir de manera inteligente durante las Navidades

Te recomendamos

Y además