La historia completa de cómo se fundó Facebook: engaños, mentiras, jóvenes universitarios y una demanda de 65 millones de dólares

Mark Zuckerberg en Bangkok el 29 de diciembre de 2010.
Mark Zuckerberg en Bangkok el 29 de diciembre de 2010.
REUTERS/Stringer

(Esta historia fue originalmente publicada en Business Insider el 5 de marzo de 2010. Ha pasado una década desde entonces. Sin duda, Facebook ha cambiado y hoy permea nuestras vidas de una manera que en el 2010 probablemente era impensable. Sin embargo, lo que este artículo cuenta es de rigurosa actualidad y aporta testimonios de primera mano sobre aquellos inicios en un dormitorio de Harvard en el que un jovencísimo Mark Zuckerberg escribió las primeras líneas de código de la red social. Se ha respetado el texto íntegramente y solo se han actualizado algunos detalles para facilitar su comprensión y lectura)

Los orígenes de Facebook han estado en disputa desde la misma semana en que un jovencísimo Mark Zuckerberg de 19 años lanzó la web siendo estudiante de segundo año de Harvard el 4 de febrero de 2004. 

Entonces se llamaba thefacebook.com y fue un éxito inmediato. Ahora, 18 años después, el sitio se ha convertido en uno de los mayores conglomerados tecnológicos del mundo, y es la octava compañía más valiosa del mundo.

La polémica en torno a Facebook comenzó rápidamente. Una semana después de lanzar la plataforma en 2004, Mark fue acusado por 3 estudiantes de último año de Harvard de haberles robado la idea. 

La acusación no tardó en convertirse en un pleito en toda regla. Una empresa competidora fundada por los mismos estudiantes de último curso de Harvard demandó a Mark y a Facebook por robo y fraude. Se inició así una odisea legal que acabó en 2011 tras la firma de un acuerdo con Zuckerberg por valor de 65 millones de dólares.

La información destapada por Silicon Alley Insider sugiere que algunas de las quejas contra Mark Zuckerberg son válidas. También explica que, al menos en una ocasión en 2004, Mark utilizó datos de acceso privado tomados de los servidores de Facebook para entrar en las cuentas de correo electrónico personales de los miembros de Facebook y leer sus emails —en el mejor de los casos, un mal uso de la información privada. Por último, este medio señala que Mark pirateó los sistemas de la empresa competidora y cambió algunos datos de los usuarios con el objetivo de hacer que el sitio fuera menos útil.

La principal disputa en torno a los orígenes de Facebook se centró en si Mark había llegado a un "acuerdo" con los estudiantes de último año de Harvard, Cameron y Tyler Winklevoss y una compañera de clase llamada Divya Narendra, para desarrollar una web similar para ellos, y luego, en cambio, paralizó su proyecto mientras robaba su idea y construía el suyo propio.

El litigio nunca fue especialmente bueno para los Winklevoss.

En 2007, el juez de Massachusetts Douglas P. Woodlock calificó sus alegaciones de "poco consistentes". Refiriéndose al acuerdo que supuestamente había incumplido Mark, Woodlock también aseguró que "una charla de dormitorio no constituye un contrato". Un año más tarde, el final parecía estar a la vista: el juez falló en contra de la petición de Facebook de desestimar el caso. Poco después, las partes llegaron a un acuerdo.

Pero entonces hubo un giro de los acontecimientos.

Después de que Facebook anunciara el acuerdo, pero antes de que éste se cerrara, los abogados de los Winklevoss sugirieron que el disco duro del ordenador de Mark Zuckerberg en Harvard podría contener evidencia del fraude de Mark. En concreto, aseguraron que el disco duro incluía algunos mensajes de messenger y correos electrónicos que probaban su culpabilidad.

El juez del caso se negó a examinar el disco duro y, en su lugar, se remitió a otro juez que aprobó el acuerdo. Pero, naturalmente, la posibilidad de que el disco duro contuviera pruebas adicionales hizo que muchas personas se preguntaran qué revelaban esos correos electrónicos y mensajes.  

En concreto, reavivó la sospecha sobre si Mark Zuckerberg había robado la idea de los Winklevoss, los había engañado y luego había huido hacía delante con Facebook.

Por desgracia, como el contenido del disco duro de Mark no se había hecho público, nadie tenía las respuestas.

Pero ahora tenemos algunas.

VIDEO

Así vive y gasta su dinero MARK ZUCKERBERG, CEO de META

A lo largo de los 2 últimos años, Business Insider ha entrevistado a más de una docena de fuentes familiarizadas con aspectos de esta historia, incluidas personas que participaron en el año de fundación de la empresa. También se han revisado los mensajes y correos electrónicos relevantes de la época. Gran parte de esta información nunca se había hecho pública. Ninguna de ellas ha sido confirmada o autentificada por Mark o la empresa.

Basándonos en la información que se ha obtenido, se ha construido una imagen más completa de cómo se fundó Facebook. ¿Y qué revela esta historia más completa?

Al final ofreceremos nuestras propias conclusiones. Pero primero, esta es lo que sucedió.

"Podemos hablar de eso después de que tenga toda la funcionalidad básica mañana por la noche"

En otoño de 2003, los estudiantes de último año de Harvard, Cameron Winklevoss, Tyler Winklevoss y Divya Narendra, buscaban un desarrollador que pudiera hacer realidad una idea que los 3 aseguran haber tenido en 2002: una red social para estudiantes y exalumnos de Harvard. El sitio iba a llamarse HarvardConnection.com.

Los 3 habían estado pagando a Victor Gao, otro estudiante de Harvard, para que se encargara de la codificación del sitio, pero al principio del curso de otoño Victor renunció al proyecto. Él fue quien sugirió su propio sustituto: Mark Zuckerberg, un estudiante de segundo año de Harvard de Dobbs Ferry, Nueva York.

Por aquel entonces, Mark era conocido en Harvard como el estudiante de segundo año que había creado Facemash, un clon de Hot Or Not para Harvard. Facemash ya había convertido a Mark en una especie de chico popular en el campus por 2 sencillas razones.

La primera es que Mark se metió en problemas por crearlo. La forma en que el sitio funcionaba era que sacaba fotos de estudiantes de Harvard de la web de la propia universidad. Luego, reorganizaba estas fotos para que cuando la gente visitara Facemash.com viera fotos de 2 estudiantes de Harvard y se les pedía que votaran cuál de los 2 era más atractivo. El sitio también mantenía una lista de estudiantes de la universidad, clasificados por su apariencia física.

Esto molestó a la gente de Harvard, y Mark pronto fue llevado ante la junta disciplinaria de estudiantes de la universidad. Según un artículo del Harvard Crimson del 19 de noviembre de 2003, se le acusó de vulnerar la seguridad, violar los derechos de autor y violar la privacidad individual. Pero no fue expulsado.

La segunda razón por la que todo el mundo en Harvard sabía lo de Facemash y Mark Zuckerberg era que la plataforma había sido un éxito instantáneo. El mismo artículo de Harvard Crimson informa de que, al cabo de 2 semanas, "el sitio había sido visitado por 450 personas, que votaron al menos 22.000 veces". Eso significa que el usuario medio votó 48 veces.

El aniversario más complicado para Zuckerberg: Facebook cumple una década en bolsa con desafíos enormes al acecho y un mundo totalmente diferente a su alrededor

Cameron y Tyler Winklevoss, cofundadores de ConnectU Inc, abandonan el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Boston.

Fue por esta capacidad de construir un sitio tremendamente popular por lo que Victor Gao recomendó por primera vez a Mark a Cameron, Tyler y Divya. El trío de HarvardConnection se puso en contacto con Zuckerberg. Y él aceptó reunirse.

Se reunieron por primera vez una tarde de finales de noviembre en el comedor de la Kirkland House del Harvard College. Cameron, Tyler y Divya expusieron su idea de HarvardConnection y describieron sus planes de: 

  1. Crear el sitio solo para estudiantes de Harvard, exigiendo a los nuevos usuarios que se registraran con direcciones de correo electrónico de Harvard.edu
  2. Ampliar HarvardConnection más allá de la universidad al resto de facultades del país. 

Al parecer, Mark mostró un gran interés por el proyecto.

Esa misma noche, Mark escribió un correo electrónico a los hermanos Winklevoss y a Divya: "He leído todo el material que habéis enviado y parece que no debería llevar demasiado tiempo implementarlo, así que podemos hablar de ello después de que tenga toda la funcionalidad básica mañana por la noche".

Al día siguiente, el uno de diciembre, Mark envió otro correo electrónico al equipo de HarvardConnection. Uno de los fragmentos decía: "He montado una de las 2 páginas de registro, así que ya tengo todo funcionando en mi sistema. Os mantendré informados a medida que vaya parcheando cosas y empiece a ser completamente funcional".

Estos correos parecían las palabras de alguien que estaba ansioso por formar parte del equipo y trabajar en el proyecto. Sin embargo, unos días después, los emails de Mark al equipo de HarvardConnection empezaron a cambiar de tono. Concretamente, pasaron de ser de alguien que parecía estar trabajando en la construcción del producto a alguien que estaba tan ocupado con las tareas de la universidad que no tenía tiempo para hacer nada de codificación.

4 de diciembre: "Siento haber estado ilocalizable esta noche. Acabo de recibir tus 3 llamadas perdidas. Estaba trabajando en varios problemas".

10 de diciembre: "He tenido una semana muy ajetreada, así que no he tenido la oportunidad de trabajar mucho en la web o incluso pensar en ello realmente. Por ello creo que, probablemente, es mejor posponer la reunión hasta que tengamos más que discutir. Además, mañana estoy muy ocupado. No creo que pueda reunirme entonces de todos modos".

Una semana después: "Siento no haber estado localizable en los últimos días. He estado casi todo el tiempo en el laboratorio trabajando en un conjunto de problemas de Cs que todavía no he terminado".

Finalmente, el 8 de enero:

"Lamento que haya tardado en responderte. Estoy completamente abrumado de trabajo esta semana. Tengo 3 proyectos de programación y un trabajo final para el lunes, así como un par de conjuntos de problemas que entregar el viernes. Estaré disponible para discutir cualquier asunto de la web a partir del martes".

"Todavía soy un poco escéptico de que tengamos la suficiente funcionalidad en la plataforma que pueda llamar la atención y ganar la masa crítica necesaria para que un sitio como este funcione... De todos modos, hablaremos de ello una vez que tenga todo lo demás hecho".

¿Qué pasó para que Mark cambiara de opinión sobre HarvardConnection? ¿Tenía tanto trabajo que no pudo terminar el proyecto?  ¿O, como han alegado los fundadores de HarvardConnection, estaba retrasando el desarrollo de la página para poder desarrollar una web que fuera competencia directa y lanzarlo primero?

Nuestra investigación sugiere lo segundo.

Como parte de la demanda contra Facebook y Mark Zuckerberg, los correos mencionados de Mark han sido públicos durante años. Lo que nunca se ha revelado públicamente es lo que el CEO estaba diciendo a sus amigos, padres y confidentes más cercanos al mismo tiempo.

Empecemos con un intercambio de mensajes del 7 de diciembre que Mark Zuckerberg tuvo con su compañero de Harvard y cofundador de Facebook, Eduardo Saverin. 

"Cometieron un error jaja. Me pidieron que lo hiciera por ellos".

El exdirector general de PayPal, Peter Thiel, se llevó mucho crédito por ser el primer inversor en Facebook, ya que lideró la primera ronda formal de la compañía en septiembre de 2004 con una inversión de 500.000 dólares (alrededor de 470.000 euros) a una valoración de 5 millones de dólares. 

Pero el reconocimiento del "primer inversor" real debería ser otorgado un compañero de Harvard de Mark Zuckerberg llamado Eduardo Saverin.

Para imaginárselo, lo que debes saber es que era el chico de Harvard que iba de traje a clase. Le gustaba dar a la gente la impresión de que era rico, y así sugerir que, de alguno forma, tenía lazos con la mafia brasileña. En un momento dado, en un intercambio de mensajes, Mark le dijo a un amigo que Eduardo —"jefe de la sociedad de inversiones"— era rico porque "aparentemente el uso de información privilegiada no es ilegal en Brasil".

Saverin no estuvo involucrado en Facebook durante mucho tiempo. De hecho, no fue hasta el verano de 2004 cuando Mark se trasladó a Palo Alto para trabajar en Facebook al 100% y, mientras tanto, Eduardo hizo unas prácticas muy bien pagadas en Lehman Brothers en Nueva York. 

Sin embargo, cuando Mark aún estaba en Harvard, Saverin habría financiado los primeros gastos de The Facebook, convirtiéndose así en su inversor inicial.

Sin embargo, en enero Mark le dijo a un amigo que Eduardo estaba pagando sus servidores. Finalmente, Saverin aceptaría invertir 15.000 dólares (alrededor de 14.000 euros) en una empresa que, en abril de 2004, se constituiría como Facebook LLC. Gracias a su inversión, el joven brasileño obtendría el 30% de la empresa.

Además, también participó en los primeros días de Facebook como confidente de Mark Zuckerberg.

En diciembre de 2003, una semana después de la primera reunión de Mark con el equipo de HarvardConnection, cuando les decía a los Winklevoss que estaba demasiado ocupado con las tareas universitarias para trabajar o incluso pensar en HarvardConnection.com, Mark le contaba a Eduardo una historia diferente. El 7 de diciembre de 2003, creemos que Mark envió a Eduardo el siguiente mensaje:

"Mira este sitio: www.harvardconnection.com y luego ve a harvardconnection.com/datehome.php. Alguien ya está tratando de hacer un sitio de citas. Pero cometieron un error jaja. Me pidieron que lo hiciera por ellos. Así que estoy como retrasándolo para que no esté listo hasta después de que salga lo de facebook".

Este mensaje sugiere que, una semana después de reunirse con los Winklevoss por primera vez, Mark ya había decidido iniciar su propio proyecto similar: "La cosa The Facebook".  También sugiere que había desarrollado una estrategia para hacer frente a su posible competencia: Retrasar su desarrollo.

La obsesión de Mark Zuckerberg por el metaverso está volviendo locos a empleados y extrabajadores de Facebook: "Es lo único de lo que quiere hablar"

"Siento que lo correcto es terminar The Facebook y esperar hasta el último día. Después les diré: 'Mira, tu proyecto no es tan bueno'"

Unas semanas después de la reunión inicial con el equipo de HarvardConnection, después de que Mark enviara un mensaje a Eduardo Saverin hablando sobre el desarrollo de "La cosa The facebook" y retrasando su desarrollo de HarvardConnection, Mark se reunió con Cameron, Tyler y Divya, por segunda vez. 

En esta ocasión, en lugar de reunirse en el comedor de la residencia de Mark, Kirkland House, los 4 se encontraron en el dormitorio de Mark. Divya llegó tarde.

En Kirkland House, los dormitorios no están distribuidos en forma rectangular: la habitación de Mark tenía un estrecho pasillo que la conectaba con la de su vecino. Mientras Cameron y Tyler se sentaron en un sofá de la habitación de Mark, Cameron vio algo en el pasillo. Encima de una estantería había una pizarra blanca. Era del tipo que utilizan los desarrolladores y los directores de producto de todo el mundo para trazar sus ideas.

En ella, Cameron leyó 2 palabras: "HarvardConnection". Se levantó para ir a verla. Inmediatamente, Mark le pidió a Cameron que se quedara en el pasillo.

Al final llegó Divya y los 4 hablaron de los planes para la compañía que estaban arrancando. En esta segunda reunión, Mark parecía seguir participando activamente en el desarrollo de Harvard Connection. Pero nunca mostró a sus socios ningún prototipo o código del sitio. Ellos no insistieron en verlos tampoco.

Durante las semanas en las que Mark estaba haciendo malabares con los 2 proyectos a la vez, también tuvo una serie de intercambios de mensajes con un amigo llamado Adam D'Angelo.

Ambos fueron juntos al internado de la Phillips Exeter Academy. Allí, los 2 se hicieron amigos y compañeros de desarrollo de código. Juntos crearon un programa llamado Synapse, un reproductor de música que supuestamente aprendía los gustos del oyente y se adaptaba a ellos. 

Después, en 2002, Mark se fue a Harvard y Adam a Cal Tech. Pero la pareja se mantuvo en estrecho contacto, especialmente a través de la aplicación de AOL. Con el tiempo, Adam se convirtió en el CTO de Facebook.

El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, recibe el título honorífico de Doctor en Derecho durante los 366º Commencement Exercises de la Universidad de Harvard en Cambridge en 2017.

Un supuesto intercambio de mensajes revela cómo Mark distinguía entre los 2 proyectos —la "cosa The Facebook" y "el sitio de citas"—, así como la forma en la que estaba considerando manejar este último proyecto:

Zuck: Así que ya sabes cómo estoy haciendo ese sitio de citas.

Zuck: Me pregunto cómo de parecido será a la "cosa de The Facebook".

Zuck: Porque probablemente saldrán al mismo tiempo.

Zuck: A no ser que joda a los de la web de citas y los abandone justo antes de decirles que lo tendría hecho.

D'Angelo: jaja.

Zuck: Como no creo que la gente se apunte a lo The Facebook si supiera que es para citas.

Zuck: y creo que la gente es escéptica a la hora de apuntarse a cosas de citas también.

Zuck: Pero el que hace lo de las citas lo va a promocionar muy bien.

Zuck: Me pregunto cuál sería la solución perfecta.

Zuck: Creo que The Facebook por sí misma atraerá a mucha gente, a menos que se lanzara al mismo tiempo que eso de las citas.

D'Angelo: Podríamos convertirlo en toda una red como un friendster. Jaja. Stanford tiene algo así internamente.

Zuck: Bueno, estaba pensando en hacer eso para Facebook. La única cosa que es diferente a la de ellos es que la solicitud de citas con la gente o las conexiones con Facebook no lo haces a través del sistema.

D'Angelo: Sí.

Zuck: También odio el hecho de que lo estoy haciendo para otras personas jaja. Odio trabajar para otras personas. Siento que lo correcto es terminar Facebook y esperar hasta el último día antes de que se suponga que tengo su cosa lista y luego diré algo como: "Mira, el tuyo no es tan bueno como este, así que si quieres unirte al mío puedes... de lo contrario puedo ayudarte con el tuyo más tarde". ¿O crees que eso es demasiado idiota?

D'Angelo: Creo que deberías deshacerte de ellos

Zuck: La cosa es que ellos tienen un programador que podría terminar lo suyo y tienen dinero para invertir en publicidad y demás. Oh, espera, yo también tengo dinero. Mi amigo que quiere patrocinar esto es jefe de la sociedad de inversiones. Aparentemente, el uso de información privilegiada no es ilegal en Brasil así que eso está bien lol.

D'Angelo: lol.

"Me los voy a follar"

Eduardo Saverin y Adam D'Angelo no fueron las únicas personas con las que Mark discutió su situación en HarvardConnection-Facebook. También parece que intercambió muchos mensajes al respecto con familiares y una amiga cercana de Harvard. 

En enero de 2004, Mark se reunió con los hermanos Winklevoss y Divya Narendra por última vez. La reunión fue el 14 de enero de 2004 y se celebró en el mismo lugar en el que Mark había conocido al equipo de HarvardConnection por primera vez: en el comedor de la residencia de Mark, Kirkland House.

En ese momento, la web de Mark, thefacebook.com, no estaba terminado, pero estaba trabajando mucho en ello. Había conseguido que Eduardo Saverin pagara sus servidores. Ya le había dicho a Adam que "lo correcto" era no completar HarvardConnection y construir TheFacebook.com en su lugar. Incluso había registrado el nombre de dominio.

Por lo tanto, tenía que tomar una decisión: decirle a Cameron, Tyler y Divya que quería salirse de su proyecto, o darles largas hasta que estuviera listo para lanzar thefacebook.com.

Mark pidió consejo a sus confidentes más cercanos sobre esta decisión. Un amigo le dijo: "Me conoces. No creo que nadie deba hacer nada malo a nadie.

Mark y este amigo también tuvieron el siguiente intercambio de mensajes sobre cómo pensaba Zuckerberg resolver los proyectos en competencia:

Amigo: ¿Has decidido lo que vas a hacer con los sitios web?

Zuck: Sí, voy a mandarlos a la mierda.

Zuck: Probablemente al año.

Y así, al parecer, lo hizo (en cierto modo).

El 14 de enero de 2004, Mark Zuckerberg se reunió con Cameron, Tyler y Divya por última vez. Durante la reunión en Kirkland House, Mark expresó sus dudas sobre la viabilidad de HarvardConnection.com. Dijo que estaba muy ocupado con proyectos personales y trabajos de la universidad y que no podría trabajar en el sitio durante un tiempo. Culpó a otros de los retrasos del sitio. 

No dijo que estaba trabajando en su propio proyecto ni que pensaba no terminar la web HarvardConnection.

Después de la reunión, Mark tuvo otro intercambio de mensajes con el amigo anterior. Le dijo que se había desanimado. No había sido capaz de dar la noticia a Cameron y Tyler, en parte, dijo, porque se sentía "intimidado" por ellos. Los llamó "pobres bastardos".

Mark Zuckerberg comparte el consejo que le dio un exejecutivo de Yahoo mientras hacía crecer Facebook: "Puedes elegir las formas en que tu organización apesta"

Entonces, ¿qué pasó?

Tres días antes, el 11 de enero de 2004, Mark había registrado el dominio THEFACEBOOK.COM.

El 4 de febrero, lanzó la web a los estudiantes de Harvard.

El 10 de febrero, Cameron Winklevoss envió a Mark una carta en la que le acusaba de incumplir su acuerdo y de robar su idea.

A finales de mayo, tras pasar por 2 desarrolladores más, Cameron, Tyler y Divya lanzaron HarvardConnection como ConnectU, una red social para 15 universidades.

El 10 de junio de 2004, un orador de la ceremonia de graduación de Harvard mencionó la increíble popularidad del sitio de Mark, thefacebook.com.

En el verano de 2004, Mark se trasladó a Palo Alto para trabajar en su empresa a tiempo completo y pronto recibió una inversión de 500.000 dólares de Peter Thiel.

En septiembre de 2004, HarvardConnection, que ahora se llama ConnectU, demandó a Mark Zuckerberg y a la ya constituida "Facebook" por supuestamente incumplir su acuerdo y robar su idea.

En febrero de 2008, Facebook y ConnectU llegaron a un acuerdo para resolver la demanda.

En junio de 2008, ConnectU apeló el acuerdo en el noveno distrito de California, acusando a Facebook de negociar sus acciones sin revelar información material. Este recurso está en curso.

La cuestión de los 65 millones de dólares

Cuando se les preguntó por los detalles de esta historia a Facebook, la empresa hizo el siguiente comentario:

"No vamos a debatir sobre los litigantes descontentos y las fuentes anónimas que pretenden reescribir la historia inicial de Facebook o avergonzar a Mark Zuckerberg con acusaciones pasadas. El hecho incuestionable es que, desde que dejó Harvard para irse a Silicon Valley hace casi 6 años, Mark ha liderado el crecimiento de Facebook, que ha pasado de ser una web universitaria a un servicio global que desempeña un papel importante en la vida de más de 400 millones de personas."

En este último punto, estamos de acuerdo. Lo que Mark Zuckerberg ha logrado con Facebook en los últimos años ha sido asombroso.

Así que, tras revisar la fundación de Facebook con información adicional, ¿cuál es la conclusión?

En primer lugar, no se ha descubierto ninguna prueba de ningún contrato formal entre Mark Zuckerberg y los Winklevoss en el que Mark se comprometiera a desarrollar HarvardConnection.

En segundo lugar, cualquier acuerdo que las partes pudieran haber tenido —así como la mayoría de los supuestos mensajes y correos electrónicos que se han revisado de la época— parecen haber estado al nivel de, como lo describió el juez Ware, "una conversación en un dormitorio" (aunque es una charla interesante y entretenida).

En tercer lugar, solo una semana después de empezar a desarrollar HarvardConnection, a la que se refería como "la web de citas", Mark había empezado a trabajar en otro proyecto: "La cosa The Facebook". Parece que Mark consideraba que los productos competían por la atención de los mismos usuarios, pero también parece que los consideraba diferentes en algunos aspectos clave.

En cuarto lugar, y debido a esta competencia prevista, parece que Mark presionó intencionadamente a la gente de HarvardConnection con el objetivo de que su proyecto, thefacebook.com, tuviera un lanzamiento más exitoso.

En resumen, no se ha comprobado nada que haga pensar que, sea lo que sea lo que hizo Mark a la gente de HarvardConnection, valga más que los 65 millones de dólares que recibieron en el acuerdo de la demanda. De hecho, parece una suma enorme de dinero si se tiene en cuenta que toda la disputa tuvo lugar durante dos meses en 2004 y que, en los 6 años transcurridos desde entonces, Mark ha convertido a Facebook en una enorme empresa mundial.

Otros artículos interesantes:

Las acusaciones sobre el papel de Facebook bloqueando páginas en Australia revelan el enorme poder que reúnen las tecnológicas y que Europa busca frenar

Un antiguo moderador de Facebook en Kenia ha acusado a Meta de tráfico de personas

La congelación de las nuevas contrataciones y la caída de las acciones de Facebook están disparando el temor a que se produzcan despidos

Te recomendamos