Pasar al contenido principal

A Hitler le encantarían las redes sociales, según el CEO de Disney

Bob Iger, CEO de Disney
Business Insider España

Reuters

  • Bob Iger, CEO de Disney, ha dicho que a Hitler le hubieran encantado las redes sociales. 
  • "Los Social Media reflejan una pequeña realidad que desafía nuestras creencias y, al mismo tiempo, valida nuestras convicciones. Además, amplifica los temores más profundos que podamos tener", ha señalado el directivo.
  • Estas declaraciones se han producido en el Centro Simon Wiesenthal, donde recibió el Premio Humanitario 2019.

Bob Iger, CEO de Disney, se ha visto envuelto en una escandalosa polémica tras unas declaraciones hechas en la cena del Centro Simon Wiesenthal, donde recibió el Premio Humanitario 2019

"A Hiter le hubieran encantado las redes sociales. Es la herramienta de Marketing más poderosa y extremista que jamás hubiera podido pensar porque los distintos Social Media reflejan una pequeña realidad que desafía nuestras creencias y, al mismo tiempo, valida nuestras convicciones. Además, amplifica los temores más profundos que podamos tener", dijo el directivo, según Variety.

Según Iger, las redes sociales crean una especie de cápsula en los usuarios por la que son incapaces de estar expuestos a otros puntos de vista. 

Leer más: Así están utilizando las empresas (y los partidos políticos) los datos para influir en las elecciones, según la abogada portavoz de Wikileaks

"Estas plataformas crean la falsa sensación de que todo el mundo tiene la misma opinión que tú. Los Social Media permiten que el mal se apodere de las mentes con problemas y de las almas perdidas. Todos sabemos que lo que se publica allí tiene más que ver con la ficción que con la realidad, haciendo que se propaguen ideologías en las que no se valora la vida humana", destacó.

El papel de las redes sociales y la propagación de extremismos en la sociedad actual ha sido una gran preocupación en los últimos tiempos, ya que se sabe que ISIS reclutaba a miembros para su célula terrorista a través de estas plataformas. Eso por no hablar de que el mes pasado un supremacista blanco asesinó a más de 50 personas en dos mezquitas en Nueva Zelanda mientras retransmitía el evento en Facebook.

Y además