Las ventas de H&M crecen un 3% hasta los 5.199 millones de euros en el tercer trimestre, pero se mantienen todavía lejos de las cifras prepandemia

H&M España

Reuters

H&M se escolla: las ventas de la cadena sueca crecieron un 3% en su tercer trimestre fiscal (de junio a agosto) hasta los 55.585 millones de coronas suecas ( 5.200 millones de euros), según ha adelantado la empresa este jueves.

El gigante sueco ha indicado que sin el tener en cuenta el efecto del tipo de cambio del resto de divisas frente a la corona sueca, sus ingresos habrían bajado un 4% en el trimestre.

"El tercer trimestre tuvo un comienzo débil, al igual que la industria en muchos de los principales países donde el grupo está presente", explica el comunicado. 

En el mismo periodo, un año antes, el grupo había logrado unas ventas de 5.470 millones de euros, suponía un 14% frente a la debacle de 2020, con lo que el grupo sueco trataba de remontar sus cuentas frente al impacto de la pandemia. 

Quién es quién en el universo textil: H&M, el gigante sueco hecho a sí mismo con 75 años de historia que busca dejar atrás el impacto del veto en China

Con los números actuales, el grupo sigue aún más lejos los niveles previos a la crisis sanitaria. En 2019, sus ventas se situaron en 62.577 millones de coronas suecas (6.162 millones de euros), empujadas, en parte, por el alza del 30% en el canal online. 

H&M avanza —como viene haciendo habitualmente— este dato de facturación días antes de publicar los resultados de los 9 primeros meses el próximo día 29 de septiembre, cuando sí informará del resto de la cuenta de resultados.

De hecho, es previsible una ligera mejora una vez se hagan públicos estos, ya que la compañía sueca explica que las ventas mejoraron "secuencialmente" durante el trimestre con un mejor arranque para el otoño. 

De Rusia a China, los desafíos de H&M

Tienda de H&M en Nueva York

En 2020, el grupo comunicaba la decisión de cortar sus relaciones comerciales con aquellos proveedores que se valieran del algodón de Xinjiang por los trabajos forzados a los que se sometía, según diversos informes, a la minoría musulmana uigur en esa región china. 

La decisión provocó un boicot generalizado a la marca: sus artículos fueron eliminados de la plataforma Alibaba y la ubicación de sus tiendas de Baidu Maps —similar a Google Maps en China—.

Prueba de cómo de severo fue el veto es que, un año después, el grupo ha tenido que idear una hoja de ruta para retomar el pulso en China. 

Pero, incluso con este firme compromiso, las ventas en el país cayeron un 39% y es el mercado que más cierres de tiendas acumula (31), según desprende de su último informe financiero anual. 

Y, a este complejo paisaje, se suma el cese definitivo de sus operaciones en Rusia debido a la invasión de Ucrania. La decisión, que tendrá, un coste de 191 millones de euros, implica decir adiós a un mercado que emplea a 6.900 personas y donde, hasta mayo, las ventas crecían un 17%, hasta 5.105 millones de euros. 

Otros artículos interesantes:

El adiós de Rusia tendrá un coste para H&M de 191 millones de euros, según Credit Suisse: advierte que saldrá de un mercado que será "clave" para su crecimiento

Inditex, H&M y Primark aumentan sus ventas y superan la mitad de la facturación generada por el sector textil nacional en 2021

Quién es quién en el universo textil: H&M, el gigante sueco hecho a sí mismo con 75 años de historia que busca dejar atrás el impacto del veto en China

Te recomendamos