Un hombre de 78 años recupera la vista gracias al primer trasplante de córnea artificial

Trasplante córnea vista

Reuters

  • El Hospital Beilinson (Israel) –también conocido como Rabin Medical Center– ha sido el primero del mundo en conseguir trasplantar una córnea sintética.
  • La cirugía para insertar el implante, desarrollado por CorNeat KPro, fue llevada a cabo por el profesor Irit Bahar, jefe del departamento de Oftalmología del mismo hospital.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Aunque España lidera a nivel mundial la donación y trasplantes de órganos, con 46,9 donantes por millón de población (p.m.p.), el primer trasplante de córnea ha tenido lugar en el Hospital Beilinson (Israel)

El éxito ha llegado de la mano de la startup israelí CorNeat, la cual llevaba preparando esta operación desde hace algún tiempo. Así, la compañía seleccionó a 10 pacientes que sufrían ceguera debido a una deformación en la córnea y quienes se habían enfrentado a trasplantes fallidos. 

En este sentido, el implante es capaz de reemplazar una córnea que se haya deformado o se haya vuelto opaca, impidiendo la visión normal. 

Además, el dispositivo está diseñado con un nano tejido sintético no degradable que se coloca debajo de la conjuntiva, una membrana delgada que cubre la superficie del párpado y la parte blanca del globo ocular, la esclerótica.

Un equipo de científicos crea el primer modelo a tamaño real de un corazón humano en 3D

Según afirmó a Israel Hayom el doctor Gilad Litvin, jefe médico de la oficina de CorNeat Vision e inventor del dispositivo, el procedimiento es "relativamente simple" y la operación dura menos de una hora. 

En julio del año pasado, Irit Bahar, jefe del departamento de Oftalmología del Hospital Beilinson y encargado de la operación, deseaba que "este procedimiento permitiera a millones de pacientes ciegos en todo el mundo recuperar la vista, incluso en zonas donde no existe una práctica corneal ni una cultura de donación de órganos".

Ahora, lo han conseguido con este paciente de 78 años de edad, quien había perdido la vista 10 años atrás por culpa de una deformación en la córnea. "Tenemos la clave para cambiar el rumbo de la ceguera a nivel global", señaló Bahar. 

Un trasplante que ha superado todas las expectativas

Cualquiera que visualice la operación pensará que ha costado mucho tiempo y trabajo. Pero, al contrario, según afirmó Bahar, el trasplante superó todas sus expectativas.

"El procedimiento quirúrgico fue sencillo y el resultado superó todas nuestras expectativas. El momento en el que quitamos los vendajes fue emotivo y significativo. En estos momentos, estamos cumpliendo con nuestra vocación como médicos, estando a la vanguardia de este proyecto emocionante y significativo que, sin duda, tendrá impacto en millones de vidas", aseguró Bahar.

Con la emoción de haber superado con creces las expectativas, Litvin explicó que el momento fue "surrealista", en el sentido de que estaban ante algo único en todo el mundo y, a la vez, vanguardista en el ámbito de la donación de trasplantes de órganos.

"Después de años de arduo trabajo, ver que el CorNeat KPro se ha implantado con facilidad y ver a un ser humano recuperar la vista al día siguiente fue electrizante y emocionalmente conmovedor, había muchas lágrimas en la habitación", declaró Litvin.

Una intervención conmovedora, ya que gracias a esta, millones de personas en todo el mundo podrán recuperar su vista y, con ella, la alegría de ver de nuevo o por primera vez.

LEER TAMBIÉN: Las claves del liderazgo mundial de España en donación y trasplante de órganos

LEER TAMBIÉN: Looking Glass, la innovadora startup que quiere evitar el "futuro distópico" de la realidad virtual con un nuevo tipo de pantallas holográficas

LEER TAMBIÉN: "Hace falta que nos tomen en serio y vean el potencial que tienen las startups": las fintechs reclaman el apoyo de las instituciones y empresas españolas para superar la crisis

VER AHORA: Las acciones de Nvidia se han disparado un 31.000% desde su estreno en bolsa: cuánto habrías ganado exactamente si hubieras invertido 1.000 euros el primer día