Un hombre de 37 años que alcanzó la libertad financiera hace 7 años explica cómo ha evolucionado su estrategia de inversión

El autor y empresario Grant Sabatier.

Cortesía de Grant Sabatier.

Grant Sabatier consiguió la independencia financiera a los 30 años siguiendo una sencilla estrategia de inversión: guardar todo el dinero que pudiera en fondos indexados.

"Empecé como mucha gente que persigue la independencia financiera con una estrategia basada en índices", explica Sabatier, quien ahora tiene 37 años, a Business Insider. "Había leído el trabajo de Jack Bogle a principios de 2011 y estaba bastante convencido de que los fondos indexados eran el camino a seguir".

La inversión en fondos indexados, inventada por el fallecido inversor estadounidense Jack Bogle, es una forma relativamente poco arriesgada y barata de poner tu dinero a trabajar. 

Un fondo indexado es esencialmente una cartera de acciones que representan un conjunto del mercado. Por ejemplo, el S&P 500 contiene 500 empresas estadounidenses líderes en su sector, por lo que al invertir en este fondo indexado en particular, se está comprando una pequeña parte de empresas como Apple, Microsoft y Amazon. 

El alto nivel de diversificación elimina el riesgo de grandes pérdidas de un solo valor, aunque los fondos indexados también pueden limitar las ganancias exageradas. Una inversión de 10.000 dólares en el fondo indexado S&P 500 de Vanguard, desde sus inicios en noviembre de 2000, se había multiplicado por más de cinco hasta alcanzar unos 50.500 dólares a finales de abril. Además, este tipo de fondos suelen tener un coste bajo.

"Invertí en un fondo indexado del mercado bursátil desde el principio", dice Sabatier, que detalla su estrategia de inversión inicial en su libro Financial Freedom. Se centró en aumentar sus ingresos a través de varios trabajos secundarios para tener más dinero para ahorrar e invertir. A mediados de sus 20 años, invertía hasta el 80% de sus ingresos en fondos indexados, asegura.

"En el camino hacia la independencia financiera, trataba de ahorrar e invertir todo lo que podía desde el principio. Entendía el interés compuesto, y comprendía que podía acelerar el ritmo del interés compuesto si adelantaba mis ahorros. Sabía que un dólar ahorrado a los 25 años valía más que un dólar ahorrado a los 35".

Su disciplina y la constancia en la inversión en índices indexados dieron sus frutos: a los 30 años, había acumulado 1,25 millones de dólares en inversiones. 

"Sabía que un dólar ahorrado a los 25 años valía más que un dólar ahorrado a los 35"

"No se me escapa que empecé a invertir en 2010. Los rendimientos de los últimos 12 años, menos este año, han sido prácticamente siempre al alza, así que pude beneficiarme realmente de gran parte de esa capitalización".

Sabatier también invirtió en acciones individuales como Amazon y Facebook en 2011 y 2012, señala: "Afortunadamente, la mayoría de las acciones que compré terminaron subiendo de valor y, en algunos casos, de forma bastante considerable a lo largo de mi viaje de independencia financiera". Además, empezó a invertir en bitcoin en 2013.

Cambiando su filosofía tras lograr la independencia financiera

Desde que se independizó financieramente en 2015, el patrimonio de Sabatier no ha dejado de crecer, gracias al interés compuesto, o interés que se acumulaba al que generaba su inversión total. "Mi cartera ahora me devuelve entre 400.000 y 500.000 dólares al año sin que yo haga nada", explica. 

La estrategia de inversión de Sabatier ha cambiado a medida que su cartera ha crecido.

"En algún momento, cuando llegas a una fortuna de más de 5 millones de dólares, digamos, tiene mucho más sentido aumentar tu diversificación, así como empezar a ampliar tu visión de la inversión. De hecho, he sacado dinero de un fondo de un índice bursátil y he empezado a invertir en otras áreas"

Todavía invierte la mayor parte de su dinero en fondos indexados y acciones individuales, y tiene alrededor del 2% de su patrimonio neto en cripto, pero ha ampliado su cartera para incluir otras clases de activos: 

Bienes inmuebles. Sabatier posee una casa en Columbus, Ohio, donde vive principalmente, y en Indiana. También está mirando actualmente propiedades en Maine.

A la hora de invertir en bienes inmuebles, uno de los principales factores que tiene en cuenta es el impacto previsto de la zona en el cambio climático.

"Columbus es uno de los mejores lugares para vivir según los modelos climáticos actuales", explica. "Mientras que, en algún lugar como Tucson, Houston, Nueva Orleans o gran parte del Sur de Estados Unidos -que, irónicamente, es donde se ha producido la mayor revalorización inmobiliaria en los últimos dos años- son en realidad algunos de los peores lugares para vivir en función del aumento de las inundaciones, los huracanes, los tornados y los incendios forestales".

Coleccionables. Sabatier tiene una colección de cromos deportivos desde hace seis años. No espera mucho en términos de rentabilidad de la inversión en tarjetas deportivas, pero "es la inversión que me hace más feliz. De ninguna manera pongas más del 2 o 3% de tu patrimonio neto en una clase de activos así, pero si te diviertes haciéndolo y ves valor en ello, sin duda puede valer la pena".

También ha estado coleccionando relojes antiguos desde 2017. "Ese es un mercado bastante interesante, con algunas dinámicas de mercado realmente interesantes, y algunos de esos relojes se han revalorizado considerablemente", cuenta. Una vez más, no quieres apostar tu futuro en los relojes vintage, enfatiza: "Es solo un lugar divertido para poner tu dinero, y puede potencialmente ganar dinero con el tiempo".

Startups. Sabatier ha empezado recientemente a invertir en startups, incluida una aplicación llamada Topia que ayuda a los usuarios a conseguir la independencia financiera.

A la hora de invertir en empresas, "no solo pienso en el tipo de rendimiento financiero que me puede dar. Pienso en cómo puede enriquecer mi vida. Sería estupendo que mi dinero se convirtiera en más dinero con el tiempo —la posibilidad de que eso ocurra, estadísticamente, es bastante baja, dada la cantidad de startups que fracasan—, pero pienso en esta inversión más bien como una forma de añadir significado a mi vida".

Prepararse para un futuro incierto 

Cuando Sabatier empezó a invertir en el mercado de valores a través de fondos indexados, asumió que era un camino seguro hacia la riqueza, y en esencia lo era. Consiguió sus objetivos de independencia financiera invirtiendo la mayor parte de su dinero en fondos indexados y viendo cómo se acumulaba con el tiempo.  

Pero no quiere depender solo de los rendimientos del mercado de valores (que históricamente son del 10% anual antes de la inflación), y no cree que otros deban hacerlo tampoco.

"La mayor parte de la comunidad financiera independiente pone todo el dinero que puede en un fondo indexado de bolsa Vanguard o algo similar", explica, con la idea de que su dinero va a seguir creciendo a un ritmo del 10% anual para siempre. "Nadie puede predecir el futuro, pero cada vez es más probable que el mercado —la economía estadounidense— solo pueda crecer hasta cierto punto. Y no creo que vaya a crecer al ritmo que ha crecido en los últimos 10 años, ciertamente en los últimos 30 años, en el futuro".

No es increíblemente optimista sobre el futuro, y su estrategia de inversión ha evolucionado para reflejarlo. "Lo que he aprendido, sobre todo en los últimos cinco años, es que estamos entrando en un periodo de mayor incertidumbre, impulsado principalmente por la imprevisibilidad del cambio climático. Mi idea de invertir se basa mucho más en cómo creo que podría ser el futuro. Y luego incorporar a mi cartera toda la flexibilidad y adaptabilidad posibles".

Por eso tiene en cuenta el cambio climático a la hora de invertir en el sector inmobiliario, por ejemplo. Y por eso ha diversificado su cartera, preparándose para unos posibles menores rendimientos bursátiles.

"Para alguien que acaba de empezar, sigo pensando que un fondo indexado es una gran base sobre la que construir", señala. Dicho esto, "creo que el consejo de invertir ciegamente en un fondo indexado para siempre es realmente miope. Hay que buscar una mayor diversificación con el tiempo".

Otros artículos interesantes:

¿Y si la mejor estrategia de inversión fuese no hacer nada?

La financiación externa es clave para impulsar el crecimiento de una startup y amortiguar la inversión inicial: cómo conseguirla, según los expertos

Los inversores están subestimando la guerra en Ucrania y se están centrando demasiado en una recesión que es poco probable que ocurra, dice un jefe de inversiones de Wall Street

Te recomendamos