El Honor Watch GS 3 es para ti si buscas diseño premium y autonomía, aunque por su precio hay un par de cosas que echo en falta

HONOR Watch GS 3

Honor, la división a la que Huawei tuvo que decir adiós tras las sanciones de Estados Unidos contra China, lleva ya un tiempo entregando productos francamente interesantes en todos los ámbitos.

Aunque es cierto que su principal punta de lanza son los smartphones, como el fantástico Honor 50 y el plegable Magic V, también tiene algunos portátiles realmente interesantes, como el MagicBook 14, y una línea de smartwatch que avanza a buen ritmo

Y justo de esta última intentona por destacar en un segmento cada día más destacado es de lo que toca hablar hoy. 

Durante las últimas semanas he tenido la oportunidad de probar el Honor Watch GS 3, una evolución en todos los apartados del más que completo GS Pro que viene a conquistar a aquellos que buscan diseño premium y autonomía. 

¿Está el resto del dispositivo a la altura? Sigue leyendo para conocer mi opinión sobre el Honor Watch GS 3.

Diseño exquisito y elegante, aunque igual algo grande dependiendo de tu muñeca. 

HONOR Watch GS 3

El Honor Watch GS 3 es un smartwatch muy bonito y con una construcción elegante y refinada

En mi caso me han cedido el Midnight Black, que apuesta por una correa de plástico, pero también existen 2 opciones más —Ocean Blue y Classic Gold— que cuentan por una correa de cuero y una caja de diferente color. 

En mi caso, sigue la línea oscura del dispositivo y baña su cuerpo de acero inoxidable de negro, lo que le otorga más elegancia si cabe a un modelo que va más destinado a los que quieren un estilo más sport

La única pega que se le puede poner es que solo hay un tamaño: 46 milímetros. Es decir, si tienes la muñeca muy pequeña te va a sobrar reloj por todas partes y te va a quedar enorme, pero lo cierto es que encaja muy bien, no se siente nada pesado y es francamente cómodo

Qué ha aprendido este directivo de Honor como líder a lo largo de su carrera profesional tras más de 15 años trabajando en el sector de las telecomunicaciones

En lateral cuenta con 2 botones realmente cómodos, con ligera resistencia, siendo el de arriba el que abre el botón de aplicaciones y el de abajo uno totalmente configurable, pero que, por defecto, abre los modos deportivos.

En la parte inferior descansa el sensor de frecuencia cardiaca PPG de 8 canales, el pulsioxímetro y los pines de carga, así como un pequeño altavoz y un micrófono para la música y las llamadas.

Una pantalla muy trabajada con un brillo máximo generoso y una calidad general notable.

HONOR Watch GS 3

Como siempre, primero las especificaciones de la pantalla del Honor Watch GS 3: panel AMOLED de 1,43 pulgadas con resolución 466x466 píxeles y una densidad de 326 ppp. 

Con estos números, lo cierto es que me ha parecido una pantalla francamente trabajada en donde todo se ve realmente bien, ya sea en condiciones de mucha luz como en lugares oscuros, el brillo cumple a la perfección ajustándose solo —algo lento en determinados escenarios— y permitiendo una más que excelente visualización en cualquier lugar.

Al único punto al que se le puede poner una pequeña pega es al generoso borde negro que bordea la pantalla. Si apuestas por una watchface de tonalidad oscura, no hay problema alguno, pero si te gusta algo más llamativo o con colores más luminosos es algo que se nota bastante más. 

Sentimientos encontrados en lo que se refiere a la experiencia de usuario: algunos puntos me han encantado, como la calidad de las llamadas a través del reloj, mientras que noto que me faltan cosas por su precio. 

HONOR Watch GS 3

En cuanto a la experiencia con el smartwatch, hay cosas que me han gustado muchísimo, mientras que hay otras que no entiendo cómo es posible que no estén en un dispositivo de este rango de precios. 

Lo primero y más destacable es que, al menos de momento, funciona solo en dispositivos Android a partir de Android 6.0 o superior. En cuanto a iOS ya han comentado que llegará en un futuro, pero de momento no se le espera. 

Como es lógico tienes la posibilidad de ver las notificaciones que recibes en el móvil: correo, WhatsApp, mensajes... Eso sí, no se puede responder desde el reloj, ni aunque sea alguna respuesta preestablecida, y además los emojis aparecen como asteriscos en la pantalla, ya que no lee este tipo de caracteres. 

En el otro lado de la balanza tiene un sistema de llamadas sensacional. Puedes llamar y contestar directamente desde el smartwatch y la respuesta es muy positiva. Se escucha perfectamente, incluso con el brazo bajado, y el receptor también te escucha muy bien, aunque tengas las manos en el bolsillo del pantalón, por ejemplo. 

También cuenta con la posibilidad de meter canciones para que cuando salgas a correr no haga falta que te lleves el móvil contigo —sí, también tiene GPS, y puedes conectar los auriculares directamente al smartwatch: un puntazo

En cuanto a la aplicación, lo cierto es que funciona muy bien, es bastante intuitiva y tiene un buen puñado de gráficos y elementos visuales. Por contra, las esferas disponibles son algo escasas: hay variedad y se actualizan cada cierto tiempo, pero sí que he echado en falta algo más de estilos

Por último, destacar que las aplicaciones y modos que tienen funcionan realmente bien, pero la pena es que prescinde de elementos como NFC para pagos móviles o la imposibilidad de instalar aplicaciones de terceros, por ejemplo. 

Rendimiento correcto aunque mejorable: se puede solucionar fácil con una actualización de software, ya que la mayoría son ajustes menores.

HONOR Watch GS 3

En cuanto a su funcionamiento, me ha parecido correcto, aunque sin alardes

¿El motivo? Algún que otro desajuste que empaña el resultado final: un movimiento con el dedo que requiere en ocasiones que lo hagas 2 veces porque no pilla el deslizamiento, momentos en los que se queda pillado de forma breve al ejecutar un comando que pilla segundos más tarde...

Son pequeñas trabas que lo alejan de un rendimiento a la altura de lo que esperaba, pero también es cierto que son pequeños desbarajustes que se pueden solucionar con alguna actualización de software, así que en este campo poco más que decir. 

No decepciona en cuanto a mediciones biométricas y además cuenta con un buen puñado de programas deportivos a los que no le falta la localización GPS.

HONOR Watch GS 3

En cuanto a biometría no decepciona y están los clásicos: ritmo cardiaco y nivel de oxígeno en sangre en tiempo real, con unas mediciones más que correctas; calidad de sueño muy precisa; y estrés, aunque como es habitual con este índice me ha parecido más orientativo que otra cosa. 

Y en cuanto a deporte, vienen un buen puñado de modos deportivos donde no faltan clásicos como correr, andar, remo, nadar —tiene resistencia a 5 ATM— o planes de entrenamiento personalizado, y además le acompaña un chip GPS para que puedas salir sin necesidad de llevar el móvil encima y que te haga la ruta sin problemas. 

Y un punto francamente atractivo: cuenta con un modo para hacer ejercicio en casa que actúa como entrenador personal donde una voz, en inglés, eso sí, te indica qué ejercicio viene a continuación y puedes ver una pequeña animación sobre cómo hacerlo correctamente. 

Una batería portentosa que me ha enamorado por completo: 14 días y exprimiéndolo al máximo.

HONOR Watch GS 3

En cuanto a la batería, el Honor Watch GS 3 viene con una capacidad de 451 mAh que, de acuerdo a la compañía, es capaz de aguantar hasta 14 días de uso típico y lo cierto es que ha superado expectativas. 

No solo llega a la cifra, sino que la supera. Como es lógico, no he sacado partido al dispositivo al máximo todos los días, pero sí que he utilizado la rutina de ejercicios, el GPS y la música de manera más o menos habitual, por lo que no vas a tener ningún problema con la autonomía y es uno de los grandes puntos fuertes del dispositivo

El Honor Watch GS 3 es lo que buscas si quieres diseño premium y autonomía, aunque echo en falta algunas cosas por su precio.

El Honor Watch GS 3 es un dispositivo ideal para los que busquen diseño premium y autonomía, pero es cierto que tiene algunos puntos que me han dejado un poco frío y no entiendo que no estén en un dispositivo de este rango de precios. 

Eso sí, la ausencia de estos elementos como el NFC o la posibilidad de contestar mensajes con el dispositivo, la suple con un buen sistema de llamadas, un completo modo deportivo y una pantalla fantástica, por ejemplo. 

El problema que le veo es que hay dispositivos más baratos que tienen alguna característica que el Honor no tiene, aunque también es justo decir que no tienen una pantalla, autonomía y diseño tan trabajados

Lo digo, si buscas un smartwatch que sea una extensión total de tu teléfono, sí que tienes que irte a dispositivos más caros, pero si lo que quieres es un complemento que quede bonito, tenga buenas funciones y excelente batería, los 239 euros del Honor Wach GS 3 están justificados

Otros artículos interesantes:

Qué ha aprendido este directivo de Honor como líder a lo largo de su carrera profesional tras más de 15 años trabajando en el sector de las telecomunicaciones

Honor MagicBook 14, uno de los mejores portátiles para trabajo o uso personal, tiene una cámara escondida en el teclado que protege tu privacidad

El Honor Magic4 Lite desembarca en España con diseño arrollador, cámara y batería para conquistar la gama media

Te recomendamos