Un estudio identifica las horas que deberías dormir para reducir el riesgo de Alzheimer

anciano, hombre durmiendo siesta
Getty Images
  • Dormir poco o demasiado parece aumentar la probabilidad de empeoramiento de la función cerebral, un síntoma clásico de la enfermedad de Alzheimer.
  • Según un estudio reciente, aquellas personas que dormían menos de 5,5 horas o más de 7,5 horas mostraron mayor deterioro cognitivo.
  • Los autores apuntan a que la monitorización del sueño podría proporcionar marcadores para detectar una futura enfermedad de Alzheimer.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La ciencia parece haber encontrado la franja de horas que deberías dormir para reducir tu riesgo de demencia.

Dormir poco, pero también en exceso, lo que implica más de 7 horas y media, podría conllevar un mayor riesgo de deterioro cognitivo, un síntoma vinculado al Alzheimer, según nuevas investigaciones.

Tras analizar durante años a adultos mayores, investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington encontraron que tanto los pacientes que dormían poco como los que dormían mucho experimentaban un mayor empeoramiento de la función cerebral en relación con los dormían una cantidad moderada, incluso cuando se tenían en cuenta los efectos de la enfermedad de Alzheimer temprana. 

 "Nuestro estudio sugiere que existe un rango medio, o 'punto óptimo', para el tiempo total de sueño en el que el rendimiento cognitivo se mantuvo estable a lo largo del tiempo", explica Brendan Lucey, autor del estudio que será publicado en la revista Brain.

"Los tiempos de sueño cortos y largos se asociaron con un peor rendimiento cognitivo, quizás debido a un sueño insuficiente o una mala calidad del sueño", añade.

Dormir entre 5,5 horas  y 7,5 horas no conllevó signos de empeoramiento de la función cognitiva

El Alzheimer es la principal causa de deterioro cognitivo en los adultos mayores y contribuye a aproximadamente el 70% de los casos de demencia. 

Desde hace tiempo la ciencia conoce que el sueño, el deterioro cognitivo y el Alzheimer están vinculados, pero hasta ahora determinar cómo no está del todo claro.

La evidencia anterior ha encontrado que este empeoramiento cognitivo, —entendido como pérdida de memoria, confusión y demora en aprender cosas nuevas está relacionado con la falta de sueño. Sin embargo un exceso de descanso también parece influir.

Para analizar los efectos separados del sueño y la enfermedad de Alzheimer en la cognición, el equipo de Lucey analizó los datos de 100 adultos de 75 años de media cuya función cognitiva fue monitorizada durante un periodo de 4 años y medio.

Los participantes se sometieron a evaluaciones clínicas y cognitivas anuales y proporcionan una muestra de sangre para analizar la variante genética APOE4 de la enfermedad de Alzheimer de alto riesgo. Todos ellos proporcionaron muestras de líquido cefalorraquídeo para medir los niveles de proteínas de la enfermedad de Alzheimer.

Tras la evaluación, la mayoría (88 participantes) no mostraron deterioro cognitivo, 11 tenían un deterioro muy leve y uno de ellos un deterioro cognitivo leve. 

Los resultados mostraron que el rendimiento cognitivo fue peor en las personas que dormían demasiado o muy poco. 

En concreto, se dio una relación en forma de U entre el sueño y el deterioro cognitivo. En general, las puntuaciones disminuyeron para los grupos que durmieron menos de 5,5 o más de 7,5 horas por noche, según lo medido por EEG. Mientras que se mantuvieron estables para los que entraban dentro de ese rango.  

Es decir, que aquellos que dormían entre 5,5 horas  y 7,5 horas no mostraron signos de empeoramiento de la función cognitiva.

Esta relación se mantuvo para todas las fases específicas del sueño, incluido el movimiento ocular rápido (REM) y sueño no REM. Incluso después de ajustar factores que pudieran afectar al sueño o la cognición, como la edad, el sexo, genéticas o niveles de proteína.

No obstante, a pesar de las recomendaciones, las necesidades de sueño de cada persona son únicas. Por lo que aquellos que se despiertan sintiéndose descansados con horarios de sueño cortos o largos no deberían sentirse obligados a cambiar sus hábitos, asegura Lucey. 

La calidad del sueño más que las horas descansadas podría ser la clave para combatir este deterioro

"Fue particularmente interesante ver que no solo aquellos que dormían poco, sino también aquellos que dormían mucho, tenían más deterioro cognitivo", afirma en comunicado de prensa David Holtzman, coautor principal del estudio y profesor de neurología. "Sugiere que la calidad del sueño puede ser clave, a diferencia del simple sueño total".

Sin embargo, una pregunta sin respuesta fue si intervenir para mejorar el sueño podría ralentizar o detener este empeoramiento de la función cerebral.

"Aumentar el tiempo de sueño de las personas que duermen poco en una hora más o menos, ¿tendría eso un efecto positivo en su rendimiento cognitivo para que ya no disminuyan? Necesitamos más datos longitudinales para responder a esta pregunta ", sopesa Holtzman.

De acuerdo al neurólogo Beau M. Ances, quien trata a pacientes con demencia y otros problemas cognitivos, en ocasiones al tratar los problemas de sueño pueden darse "mejoras en la cognición", afirma en Science Daily.

Por lo que enfatiza que los médicos que atienden a pacientes con problemas cognitivos"deben preguntarles sobre su calidad de sueño. Este es un factor potencialmente modificable".

Otros artículos interesantes:

La relación entre la falta de sueño y el Alzheimer, cada vez más evidente

Cómo le afecta la falta de sueño a tu cuerpo: pasar una sola noche sin dormir impacta sobre tu corazón, mente, órganos y rendimiento

6 factores que pueden aumentar el riesgo de padecer Alzheimer

Te recomendamos