Los hoteleros piden a la UE prohibir los pisos turísticos en los núcleos urbanos

turistas

Reuters/ NACHO DOCE

  • La asociación de hoteleros de Madrid insta a Bruselas a habilitar la opción de que los países puedan prohibir el uso turístico de viviendas en determinadas zonas.
  • Los hoteleros entienden que la expansión sin control de este tipo de viviendas contribuyen a degradar su calidad como destinos turísticos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La guerra entre las cadenas hoteleras y los pisos turísticos no ha parado a pesar de la crisis que ha azotado al sector.

Si la semana pasada los hoteleros alertaban de una estampida de propietarios convencionales a pisos turísticos para escapar al control de precios del alquiler, ahora las grandes cadenas piden a la Unión Europea mano dura con la regulación de los mismos.

Los hoteleros se han cansado de las soluciones que han venido regulando dichos pisos hasta la fecha tras sus innumerables quejas por lo que consideran competencia desleal.

En los últimos años, los empresarios han exigido la creación de registros, el establecimiento de licencias previas o la limitación de los días durante los que se pueden explotar esas viviendas. 

Después de que sus peticiones no alcanzasen un gran éxito, los hoteleros han pasado a la acción y han pedido a Bruselas una norma marco de nivel europeo que habilite a los países a desarrollar medidas más decididas, según publica La Información.

Para acabar con esa competencia, los hoteleros proponen la prohibición expresa de abrir pisos turísticos en determinadas zonas de los núcleos urbanos de las ciudades, según se incluye en el documento redactado por la Asociación de Empresas Hoteleras de Madrid (AEHM).

Dicha asociación tiene una fuerte influencia al representar a las principales cadenas hoteleras de la capital, incluyendo los establecimientos más emblemáticos. 

En el documento remitido a la Comisión Europea, los hoteleros exigen una regulación que garantice un campo de juego similar a todos los operadores del sector turístico, según publica el mismo medio.

Es decir, buscan acabar con la situación de competencia desleal fruto del desequilibrio entre las obligaciones administrativas, fiscales y laborales que se exigen a los hoteles, y el marco de cierta alegalidad de las viviendas turísticas de plataformas como Airbnb o Homeaway.

Airbnb recauda un total de 314 millones de euros por impuestos turísticos en la Unión Europea

En el documento, los empresarios plantean la incorporación de medidas más ambiciosas que ya han sido adoptadas con éxito en otros países, incluida la posibilidad de limitar o prohibir el uso turístico en determinadas zonas de los núcleos urbanos.

También sugieren intensificar las inspecciones para vigilar el cumplimiento de las normas, para lo cual se necesitan más presupuestos o establecer un tratamiento fiscal equivalente para todos los establecimientos, indican.

Según señalan fuentes cercanas al proceso a La Información, el objetivo es restringir o prohibir la apertura de viviendas de uso turístico en aquellas áreas especialmente tensionadas de los centros urbanos. 

Así, evitarían problemáticas como la distorsión en los precios del alquiler o en los entornos urbanos, los cuales consideran que "traen más molestias que beneficios al ecosistema local" y que, aseguran, ya ha ocurrido en ciudades como Barcelona donde se ha degradado su calidad como destino turístico.

Otros artículos interesantes:

El objetivo de Booking es alcanzar el 'connected trip' para eliminar fricción y ser más competitivos, según Mireia Prieto, directora para el suroeste de Europa

Hidalgo habría tomado el mando de las negociaciones, amenazando a Iberia con una demanda millonaria y con un supuesto plan B en Lufthansa

Las 3 amenazas por las que la OCDE hunde las previsiones económicas de España

Te recomendamos