La tablet MatePad 11 de Huawei te va a conquistar si buscas pantalla y sonido excelentes a un precio muy interesante

Huawei MatePad 11
  • La tablet MatePad 11 de Huawei es un dispositivo que destaca por su sensacional pantalla y un sonido sobresaliente, al que se suma un fabuloso rendimiento. 
  • Es de los primeros dispositivos en contar con Harmony OS 2.0 de forma nativa, el sistema operativo de Huawei, y casi consigue que me olvide por completo de los servicios de Google. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Huawei no está pasando por su mejor momento a nivel de ventas. 

Los últimos coletazos de la guerra comercial entre Estados Unidos y China han hecho que la distribución de móviles Huawei haya caído un 42% en toda Europa con respecto a 2019 y en España la caída es todavía más aguda: un retroceso del 47%.

Por suerte, la compañía china tiene un portfolio de productos mucho más amplio y en el que poco a poco van centrando todavía más esfuerzos. 

Es una tendencia cada día más clara como se ve en dispositivos como la fantástica Huawei Band 6, su potente MateBook X Pro 2021 o la fantástica tablet MatePad Pro del año pasado. Y justo en este punto es donde se nota que han puesto mucho énfasis. 

El Watch 3 de Huawei, el primer wearable con HarmonyOS de forma nativa, reina en casi todos los aspectos: diseño, pantalla, conectividad y herramientas

He pasado unas 3 semanas con su evolución, la MatePad 11 y lo cierto es que me ha gustado muchísimo. 

¿Sus principales claves? Una pantalla absolutamente asombrosa a la que le acompaña un sonido extraordinario, rendimiento fabuloso y uno de los primeros dispositivos con HarmonyOS 2.0, el sistema operativo de Huawei, que casi consigue que me olvide de los servicios de Google. 

¿Quieres saber qué me ha parecido la Huawei MatePad 11? Sigue leyendo. 

Construcción en plástico de muy buena calidad y un peso muy liviano. 

Huawei MatePad 11

La MatePad 11 destaca en primer lugar por una construcción en plástico, pero de muy buena calidad que no da la sensación de estar ante un producto de la gama. Tiene un diseño muy elegante con los laterales redondeados que ofrecen un agarre fantástico y unos marcos simétricos para evitar tener el dedo pulgar en la pantalla. 

Teniendo en cuenta que la posición ideal es en modo horizontal, cuenta con 2 altavoces en cada uno de los laterales, el USB-C en la parte central derecha y el botón de encendido —con un detalle en rojo precioso, por cierto— en el lateral derecho. 

En la parte derecha descansa la botonera para subir y bajar el volumen que tiene un tacto fantástico, aunque hace un clic que puede molestar dependiendo del tipo de usuario que seas, y en la izquierda, buenas noticias si la memoria interna se te queda corta: ranura para ampliar con tarjetas microSD. 

La parte trasera tiene un acabado precioso que no deja huella alguna y no resbala nada y un módulo de cámara totalmente prescindible, de 13 megapíxeles que sobresale y que como podrás imaginar solo puedes solucionar el clásico tambaleo con una funda. 

¿Su factor clave? Es realmente cómoda de usar tanto en su formato horizontal como vertical.

Pero donde realmente destaca el diseño de la Huawei MatePad 11 es en su ligereza y comodidad de uso. Tiene un peso de 485 gramos —que pierde por completo con la funda y se vuelve mucho más pesado— y un grosor de tan solo 8 milímetros. 

Esto consigue una sensación en mano magnífica y que a pesar de sus dimensiones (253,8 x 165,3 x 7,25 mm) tenga un comportamiento genial al usarse. 

Huawei ya lleva muchos años demostrando que sabe construir dispositivos y esta tablet no se queda corta: diseño a la altura y que en ningún momento da la sensación de tener algo "barato" entre manos

Para concluir, monta una cámara delantera de 8 megapíxeles, más que suficiente para las videollamadas o por si quieres sacarte alguna selfie puntual. 

Un panel espectacular en donde prima la resolución y la tasa de refresco que es una auténtica gozada.

Huawei MatePad 11

En cuanto a la pantalla, monta un panel 2K con tecnología IPS que alcanza una resolución de 2.560 x 1.600 píxeles en sus 10,95 pulgadas y sinceramente: es una absoluta delicia

Sí, algunos ángulos de visión no dan la talla —hay que ponerla a prueba con ángulos imposibles, eso sí— y tiene un brillo fantástico que se comporta genial en cualquier situación. 

Los colores se muestran muy vivos y definidos y ya sea para ver una película o serie, jugar a un juego, navegar por internet o realizar cualquier trabajo, logra excelentes resultados

¿Lo mejor? La tasa de refresco del panel: 120hz. Con esto consigue un comportamiento realmente fluido que se nota en las animaciones, la navegación o al usar el sistema. Lo bueno es que si quieres más batería, puedes dejar que el sistema decida con un modo dinámico —que cambia a los 60hz— cuando lo necesite. 

El único problema de la pantalla, por ponerle algún inconveniente, está en su formato 16:10, que hace que aparezcan franjas negras arriba y abajo en contenidos 21:9 o 16:9, pero no es molesto y en el caso de una tablet creo que es el formato más adecuado

Un sonido asombroso que te va a permitir disfrutar de tu entretenimiento favorito al máximo.

Huawei MatePad 11

¿Qué sería de una tablet sin un buen sonido que le acompañe? Pues en este caso, la MatePad 11 no falla. Sus 4 altavoces con sello Harman Kardon tienen muy buena pegada, están francamente bien equilibrados y un volumen extraordinario. 

Da igual que lo pongas al máximo, que no vas a tener ningún desajuste sonoro.

La única pega es que le falta el jack de 3.5 mm, pero en la caja viene un adaptador USB a jack, así que buen detalle de Huawei. 

Teclado y M-Pen: 2 accesorios que no son imprescindibles, pero elevan la experiencia a otro nivel, sobre todo si vas a trabajar con ella. 

Huawei MatePad 11

La tablet —como casi todas las del mercado— viene sin ningún accesorio, pero hay 2 concretamente que le vienen como anillo al dedo: la funda-teclado y el M-Pen de Huawei. 

Suman 100 euros más al conjunto, pero lo cierto es que vas a poder exprimir el dispositivo mucho más. 

Si tienes en mente aplicaciones de diseño gráfico, el M-Pen es un aliado fantástico que te dejará hacer un montón de virguerías, pero es un producto mucho más de nicho. 

Lo mejor es que tiene sincronización NFC y se queda pegado de forma magnética a la parte superior de la tablet. Desde Huawei aseguran que la conexión es prácticamente inmediata y que detecta el dispositivo al momento, pero en mi caso he necesito de 3 o 4 intentos para lograr conectarlo

Me costó tanto que incluso llegué a pensar que algo fallaba, pero por suerte no ha sido así.

En cuanto al teclado, sí que me parece un accesorio obligatorio y que además tiene un comportamiento ejemplar. 

Al igual que el M-Pen, se sincroniza al pegarlo con la tablet y en este caso no me ha dado fallo alguno. Tiene diferentes posiciones para acomodar la tablet y las teclas responden a la perfección

Yo estoy muy acostumbrado al teclado de mi portátil o a uno más convencional, pero cualquiera que se ponga a los mandos de este modelo y esté familiarizado con trabajar con las tablets se va a sentir en su salsa. 

Además, ofrece soporte para el gesto de abrir para encender la pantalla y el tacto de las teclas es muy bueno. 

Eso sí, 2 problemas: no aparecen algunas teclas —están, pero toca trastear para encontrarlas— y le falta la letra eñe. 

Un procesador muy veloz que sorprende por su rendimiento.

Huawei MatePad 11

La MatePad 11 guarda en su interior un procesador Snapdragon 865 —que ya tiene un par de años a sus espaldas— pero que sigue atesorando un rendimiento sobresaliente. 

Todo lo que tengas en mente durante su uso te va a responder francamente rápido: apertura de aplicaciones, abrir juegos, el uso de la multitarea... es un procesador muy veloz que le viene como anillo al dedo

Sí, podría haber apostado por un hardware más potente, pero sinceramente, por el uso que le vas a dar a la tablet no te va a hacer falta mucho más. Ya tiene un comportamiento muy solvente

HarmonyOS 2.0 es un sistema operativo que me ha encantado, está lleno de posibilidades y me ha recordado mucho a iOS...

Huawei MatePad 11

Esperaba con muchas ganas ver Harmony OS 2.0. Es el primer dispositivo que he tenido entre manos con esta versión preinstalada y lo cierto es que me ha gustado muchísimo

A pesar de que sigue siendo Android, tiene un maquillaje extremo que recuerda a iOS y puedes hacer prácticamente de todo y de manera muy intuitiva. 

Ese menú de acceso rápido en el lateral para entrar a las aplicaciones que más usas, la facilidad para entrar en las aplicaciones que soportan la pantalla dividida, widgets en aplicaciones que incluso instalas vía APK. 

Además, todos los gestos o la manera de interactuar con la tablet son francamente intuitivos y si no tienes muy claro cómo hacer algo, tranquilo, el software te va lanzando constantes tutoriales para enseñarte algunos trucos

... aunque la falta de los servicios de Google sigue haciendo mella (mucho menos de lo que esperaba, eso sí). 

Huawei MatePad 11

Igual esta sentencia puede echarte para atrás, así que le doy rápidamente la vuelta: que no estén los servicios de Google se nota, aunque el trabajo que ha hecho Huawei con HarmonyOS y que hay muchas aplicaciones que tampoco le veo sentido en una tablet, hacen que no sea prescindible

Yo, personalmente, no los he echado en falta, sobre todo por la gran cantidad de opciones parecidas que te puedes encontrar. 

Eso sí, usar la Huawei Store —que está cargadísima de publicidad— requiere cambiar el chip. Hay muchas aplicaciones que no se encuentran disponibles en la tienda y Petal —el motor de búsqueda creado por Huawei— te muestra una APK con la que puedes instalar esa aplicación que estás buscando. 

El problema de usar esta vía es que esa web no está amparada por los protocolos de seguridad de las tiendas, por lo que puede tener algún malware oculto. Sí, puedes fiarte del análisis de Petal, pero necesitas estar con muchos más ojos en todo. 

Salvando esto, lo cierto es que te vas a encontrar con todas las aplicaciones clave de una tablet, ya sea en la tienda o en su formato APK como Twitter, Instagram, Spotify, Disney Plus, Amazon Prime o lo que se te ocurra. 

Batería suficiente para 3 días de autonomía a la que le falta una carga rápida un poco más potente.

Huawei MatePad 11

Llama la atención que Huawei monte una tablet con 7.250 mAh en vez de una más grande —hay que señalar que muchas ya tienen más de 10.000 mAh—, pero lo cierto es que lo bien optimizado que está el software y el hardware del dispositivo vas a tener para unos 3 días a pleno rendimiento sin ningún tipo de problemas. 

Es cierto que en muchas ocasiones quitaba la funda y el M-Pen, pero mi uso ha sido exhaustivo, tanto que este análisis lo he escrito directamente desde la MatePad 11. 

Ofrece una carga de 22,5W que igual se te hace algo lento: hora y media en lograr el 50% y otra hora y media más para llegar al 100%. 

La Huawei MatePad 11 es una tablet asombrosa: si buscas buena pantalla, excelente sonido y rendimiento todoterreno, no puedo hacer más que recomendártela, sobre todo por lo que cuesta. 

Huawei MatePad 11

Me ha gustado muchísimo tener esta tablet entre manos por un montón de cosas, pero sobre todo por su sensacional pantalla al que le acompaña un sonido extraordinario y su fluido y excelente rendimiento que te va a permitir hacer prácticamente de todo.

Tiene sus sombras, como la ausencia de servicios de Google, pero tengo muy claro que en esta ocasión no los he echado tanto en falta y el trabajo que ha hecho Huawei con HarmonyOS es sensacional y no te vas a encontrar con ningún problema a la hora de encontrar tus aplicaciones favoritas, ya sea en su tienda o a través de las APK que te encuentra Petal. 

Por lo demás, pocas tablets vas a encontrar a este precio —399 euros— que dejen una sensación tan fantástica, así que si quieres tablet para trabajar o simplemente para ver tus películas y series favoritas a un nivel excelente, no lo dudes: te va a enamorar. 

Otros artículos interesantes:

Huawei anuncia que lanzará 3 smartphones en Europa durante 2021, aunque no contarán con HarmonyOS, para lo que "aún no hay fecha"

El Watch 3 de Huawei, el primer wearable con HarmonyOS de forma nativa, reina en casi todos los aspectos: diseño, pantalla, conectividad y herramientas

La facturación de Huawei cayó un 17% durante 2020 en España: la pandemia y los últimos coletazos de Trump dificultaron el curso a la multinacional china

Te recomendamos

Y además