Pasar al contenido principal

Huawei niega su cooperación con el ejército chino ante las acusaciones de que algunos empleados lo habrían hecho a título personal

Stand de Huawei en el Mobile World Congress
Las compañías chinas tienden a ser vistas como todas iguales, pero son negocios completamente diferentes. Reuters/Eric Gaillard
  • Varios empleados de Huawei habrían trabajado en, al menos, 10 proyectos de innovación y desarrollo relacionados con el ejército chino.
  • Así lo asegura Bloomberg, que también apunta que los hechos transcurrieron durante la pasada década.
  • Joe Kelly, portavoz de Huawei, ha declarado a Reuters que la compañía "no tiene conocimiento" de que sus trabajadores publiquen papers (documentos de investigación) a título personal.
  • Descubre más historias en Business Insider.

Varios empleados de Huawei habrían trabajado en, al menos, 10 proyectos de innovación y desarrollo relacionados con el ejército chino. Así lo asegura Bloomberg, que también apunta que los hechos transcurrieron durante la pasada década.

Al parecer, una serie de trabajadores habrían estado involucrados en una decena de iniciativas para el desarrollo de Inteligencia Artificial y las comunicaciones de radio financiadas por la Armada del Ejército Popular de Liberación.

A raíz de esta noticia, Joe Kelly, portavoz de Huawei, ha declarado a Reuters que la compañía "no tiene conocimiento" de que sus empleados publiquen papers (documentos de investigación) a título personal. Además, el directivo ha destacado que la multinacional no ha colaborado en ningún momento con el ejército de China.

Leer mas: Gigantes como Intel o Micron parecen haber encontrado un 'atajo' para esquivar el veto de la Administración Trump a Huawei

"Huawei solo desarrolla productos y equipos de telecomunicaciones que se ajustan a los estándares civiles de todo el mundo, por lo que no crea diseños específicos para ningún servicio militar", destaca.

La organización ha estado bajo el escrutinio público desde hace meses debido a que la Administración Trump les acusa de instalar "puertas traseras" en sus redes y servicios para espiar a los usuarios y a las empresas y así, después, enviar esa información al gobierno de China. Sin embargo, y a pesar de que por eso las empresas de origen estadounidense tienen prohibido hacer negocios con Huawei, a día de hoy los Estados Unidos no han conseguido aportar ninguna prueba de espionaje por parte de la multinacional.

Y además