"No están preocupados": Netflix es la empresa de Hollywood que más confía en sí misma este verano

| Traducido por: 
Hollywood

Netflix

  • A pesar de las huelgas de guionistas y actores, Netflix está en la cresta de la ola.
  • Sus acciones se han disparado y ha sumado 5,9 millones de suscriptores desde su ofensiva contra el intercambio de contraseñas: desde fuera, la empresa proyecta confianza y un ambiente de normalidad.

Hollywood atraviesa un mal momento, con huelgas de actores y guionistas que paralizan las producciones. 

El surgir del fenómeno Barbenheimer en taquilla ha dado a las distribuidoras Warner Bros Discovery y Universal algo que celebrar, pero sus plataformas de streaming siguen acumulando pérdidas y el camino hacia la rentabilidad sigue siendo pedregoso y empinado.

Por otra parte, una empresa que no parece estar pasándolo demasiado mal es Netflix. Su cotización se ha disparado un 150% desde que tocó fondo el año pasado, mientras Disney, Warner Bros. Discovery y otros valores del sector languidecen.

Por otra parte, las medidas enérgicas de Netflix contra las contraseñas compartidas y su tarifa publicitaria más barata están empezando a dar sus frutos. Tuvo un gran segundo trimestre, añadiendo 5,9 millones de suscripciones

De hecho, en los 6 días siguientes a la entrada en vigor de su ofensiva contra el uso compartido de contraseñas en EEUU., el 23 de mayo, Netflix registró "los cuatro días de mayor captación de usuarios en el país" en los cuatro años y medio que la empresa de análisis Antenna lleva realizando este seguimiento. 

Y en todo junio, Netflix consiguió 3,5 millones de abonados, el mejor mes del servicio desde que Antenna empezó a medirlo.

El plan de publicidad ha ganado popularidad desde su lanzamiento en noviembre, con entre un 17% y un 19% de nuevos abonados que contrataron el plan en el segundo trimestre, según Antenna. 

El negocio publicitario de Netflix aún no es importante para la empresa, según explicaron varios ejecutivos al presentar la cuenta de resultados, pero a medida que crezca la popularidad de su plan de anuncios también debería hacerlo esta vía de ingresos.

La sólida maquinaria de contenidos globales de Netflix, por otra parte, también debería ayudar a garantizar que los abonados sigan viendo programas nuevos durante la huelga, al menos en el corto plazo. "No he notado ningún cambio", afirma uno de los principales agentes del sector. "Simplemente, no están preocupados, y por eso acaban siendo objeto de tanta ira. Tienen tantas alternativas...".

"Tenemos la sensación de haber gastado una tonelada en contenido, y sin embargo estábamos pagando una calidad premium que la gente no estaba percibiendo como tal", comenta un productor, refiriéndose a la tradición de Netflix de expedir grandes cheques para construir su biblioteca de contenido al tiempo que acababa con los acuerdos que reparten parte del beneficio entre los creadores.

Muchos guionistas culpan de hecho a Netflix de que hoy para ellos sea más difícil ganarse la vida, uno de los motivos que les ha llevado a la huelga. 

Pero esto no es precisamente una preocupación compartida por Wall Street.

Con iniciativas como el pago compartido y las ventas de anuncios, Netflix tiene a largo plazo mucho que ofrecer a los inversores, comenta el analista Mark Mahaney, de Evercore ISI, al reiterar su calificación de "funcionando por encima de lo esperado (outperform)" para las acciones de la empresa.

Wedbush también ha compartido un análisis positivo en el que que ve a Netflix "bien posicionada en un entorno turbio en el que los principales streamers están cambiando de estrategia".

Por otra parte, hay que recordar que el mercado publicitario en general no va demasiado bien, lo que podría frenar las ambiciones de Netflix, al menos por ahora. 

Algunos anunciantes también dudan sobre la capacidad del streamer de satisfacer las expectativas de los anunciantes en cuanto a la compra automatizada de anuncios. "¿Cómo van a garantizar que la calidad de los anuncios no perjudique a la marca Netflix?", se preguntó la firma LightShed Partners en uno de sus análisis.

Va a haber muchas menos series de televisión durante un tiempo, y es una magnífica noticia

El limitado tamaño de la audiencia de Netflix para el nivel de anuncios (que sigue siendo solo el 2% del total de suscriptores) y su uso de Microsoft para gestionar la venta de espacios publicitarios también han sido objeto de quejas entre los anunciantes, lo que lleva a algunos a preguntarse si finalmente la empresa va a construir o si va a comprar sus propios sistemas de ventas de anuncios.

Por otra parte, el crecimiento de los abonados de Netflix procede cada vez más del extranjero, donde el menor poder de fijación de precios podría reducir sus ingresos medios por usuario

El cierre de producciones debido a la huelga ha devuelto a Netflix 1.500 millones de dólares en flujo de caja libre, pero si la huelga se prolonga, la empresa se verá afectada en algún momento por la escasez de nuevos contenidos.

Por último, también hay preguntas sobre cómo va la inversión de Netflix en los videojuegos, y su interés en la compra de más activos. Pero, por ahora, es difícil ser humilde cuando eres la única plataforma de streaming rentable.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.