La huelga de transportistas tensa aún más la cadena alimentaria y amenaza con afectar al empleo: estos son los sectores más afectados

Los camioneros protagonizan una marcha lenta en medio de la huelga de transportistas

REUTERS/Eva Manez

  • La huelga nacional de transportistas encara su décimo día de movilizaciones este miércoles sin acuerdo a la vista.
  • El Gobierno ha prometido al sector ayudas por valor de 500 millones de euros, pero los transportistas consideran insuficiente esa medida. La oposición reclama un plan de contingencia con intervención del ejército para asegurar el suministro de alimentos.
  • En las últimas horas, sectores tan dispares como la propia alimentación, la siderurgia y el automóvil se han visto afectados por el paro.
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí.

La huelga nacional de transportistas encara este miércoles su décimo día y el conflicto, lejos de remitir, abre cada vez más interrogantes.

Y eso que este mismo lunes la situación parecía empezar a encauzarse. 

A bombo y platillo, el Gobierno anunció a comienzos de esta semana un plan de ayudas para el sector del transporte de 500 millones de euros acordados con los propios profesionales que, en principio, debían calmar algo las aguas a la espera de un acuerdo definitivo.

Tal había sido el éxito de la negociación que el Comité Nacional del Transporte llegó a señalar que, una vez concretado el destino de estas ayudas, no veían muchos motivos para seguir con la movilización.

Fue una ilusión. 

Tal y como recordó Business Insider este domingo, parte del problema es que el Gobierno no está negociando con la principal entidad convocante del paro nacional al interpretar que no se trata de un interlocutor válido.

Esto provoca precisamente situaciones como la vivida este lunes. 

Apenas unas horas después de que el Ejecutivo se felicitara por empezar a ver luz al final del túnel del conflicto, la Plataforma de Transportistas, que es quien de verdad está detrás del paro, rebajaba de un plumazo la euforia.

"Mientras el Ministerio de Transportes no se siente, no negocie, no acuerde y firme con la Plataforma, esto no va a cesar: lo ha de tener por seguro", dijo en declaraciones recogidas por la agencia Efe Manuel Hernández, presidente de la entidad.

"Estamos fuertes, firmes y concienciados. No tenemos ninguna prisa, porque parados gastamos mucho menos que si trabajáramos", añadió Hernández en redes sociales. Hasta que el Gobierno no se siente con ellos, subrayó, la huelga nacional seguirá.

La economía del miedo: cómo los shocks extremos nos llevan a tomar decisiones absurdas

Fuerza parecen tener para continuar. Lejos de perder fuelle con el paso de los días, cada vez son más los que se suman a la huelga.

En un giro que da una nueva dimensión al problema, a última hora del mismo lunes varias grandes patronales de transportistas que hasta ahora se habían mantenido al margen anunciaron su apoyo al paro.

Además, este martes taxistas y empresas de alquiler de vehículos revelaron que participarán en la manifestación del próximo domingo en Madrid en protesta por el alza del precio del combustible.

Tal tamaño está alcanzando el paro que el líder de la oposición, el popular Alberto Núñez Feijoo, ha pedido al Gobierno un plan de contingencia que prevea la participación del ejército para evitar la falta de alimentos perecederos en los supermercados.

Mientras, cada vez son más los sectores afectados por la huelga. Esto es lo último que se sabe sobre ellos:

Leche: 3 millones de litros por el desagüe

Un trabajador supervisa una máquina recolectora de leche en Asturias.

Si hace unos días InLac, la organización interprofesional especializada en el sector lácteo, advertía de posibles consecuencias nefastas para el sector si seguía la huelga nacional del transporte, este lunes fue Fenil, la federación de industrias lácteas, quien encendió la voz de alarma.

Según informaron fuentes de la entidad a Efe, la huelga del transporte ha obligado ya a tirar 3 millones de litros de leche debido a la imposibilidad de almacenarla y al riesgo de que finalmente fuera distribuida en un mal estado de conservación.

Galicia, que produce el 45% de la leche nacional, es la autonomía más afectada por esta situación. Además, desde la federación recalcan que también hay "serias dificultades" en Asturias, Cantabria y Castilla-La Mancha.

La noticia ha alarmado a los consumidores, que se han lanzado a adquirir litros y litros de leche en previsión de que esta pueda no terminar no llegando. 

Por ello algunos supermercados de ciudades como Madrid, donde en principio siguen llegando lácteos sin problemas, tienen vacío el espacio dedicado a estos productos.

Industria agroalimentaria: 100.000 puestos de trabajo en peligro

Una cliente adquiere productos en un supermercado de Barcelona.

Cada vez son más las empresas pertenecientes al ámbito del gran consumo que se están viendo obligadas a cerrar estos días.

Calvo, Azucarera, Cuétara, Dcoop, JaenCoop, Agrosevilla son solo algunas de las que ya han visto alterada su actividad. Otras como Danone, Estrella Galicia o Heineken-Cruzcampo han anunciado este martes que se plantean muy seriamente cerrar próximamente, informa la agencia Europa Press.

Es por esto que organizaciones del sector como AECOC, ACES, Anged, Asedas, Cooperativas Agro-Alimentarias y FIAB, recoge este mismo medio, han instado al Gobierno a "no perder ni un segundo en la concreción del plan de ayudas al transporte".

El 'mordisco' de la inflación: cada mes perdemos 67 euros y terminaremos 2022 con 800 euros menos en el bolsillo

"El paro está teniendo ya un gran impacto en toda la cadena alimentaria, que incluye sector primario, industria, transporte y distribución, y está provocando graves daños económicos, la paralización y el cierre de fábricas y poniendo en peligro más de 100.000 puestos de trabajo", han señalado.

Además, afirman estas entidades, de mantenerse la huelga, los daños para un sector que aporta a la economía española más de 4,5 millones de empleos y el 20% del PIB pueden ser irreparables.

Construcción: peligran las obras a partir de esta semana

Obreros trabajan en una construcción en la localidad de Ronda, Málaga.

La Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac) ha alertado este martes en declaraciones recogidas por Europa Press de que los problemas de desabastecimiento provocados, entre otros factores, por la huelga, amenaza las obras.

En concreto, dice Andimac, la falta de materiales podría provocar ya esta semana que en muchas construcciones los profesionales tengan que detener su actividad debido a la falta acuciante de suministros.

Para evitarlo, dice Europa Press, la patronal de las empresas que suministran los materiales para construcción, rehabilitación y reforma pide medidas urgentes para garantizar la circulación de materiales.

En concreto, el sector reclama asegurar el acceso de sus transportistas a fábricas y centros logísticos. En caso contrario, Andimac advierte de cierres de tiendas de materiales de construcción al no poder desarrollar su trabajo, lo que en última instancia puede afectar a toda una construcción: en el sector, explican, pues la falta de un solo material puede obligar a detener complejísimos procesos.

¿Congelar los salarios nos hace más fuertes? Por qué el riesgo de caer en una espiral inflacionista es más bajo en España

Para evitar el colapso del sector, la patronal pide un plan de choque con medidas urgentes para asegurar el acceso de sus transportistas a fábricas y centros logísticos.

"Si a la tensión límite que nos provoca el incremento de los precios sumamos el coste de paralizar una obra o mantenerla al ralentí, muchas empresas constructoras pueden colapsar", ha advertido Sebastián Molinero, secretario general de Andimac.

Automóvil: Volkswagen Navarra retoma la actividad con incertidumbre

Un operario coloca una pieza en la fábrica de Volkswagen en Navarra.

Lo que no logró la falta de materiales semiconductores lo logró la huelga de transportistas. Tras esquivar casi de milagro una crisis que ha asolado al sector en Europa en los últimos meses, este lunes la planta que la alemana Volkswagen tiene en Navarra se vio obligada a parar.

El motivo fue la falta de materiales provocada por el paro nacional de transportistas.

Crisis de chips, guerra en Ucrania, y ahora la huelga de transportes: los efectos de la tormenta perfecta que sufre la automoción en el mercado español, en 3 gráficos

Este martes, la llegada de unos cuantos camiones escoltados con material ha permitido reanudar la actividad, aunque con reservas.

Fuentes sindicales de la empresa han comentado a Europa Press que nada garantiza que el resto de la semana la fábrica se pueda seguir abriendo, con lo que la empresa evaluará día a día la situación para tomar una decisión acerca de si pueden mantener su actividad.

Siderurgia: ninguna empresa funciona con normalidad

Planta siderúrgica de ArcelorMittal en Sestao, Vizcaya.

Ninguna empresa del sector de la siderurgia está pudiendo trabajar con normalidad desde hace días a causa de la falta de suministros.

A esta inquietante conclusión ha llegado este martes Unesid, la patronal del sector, en un comunicado recogido por Europa Press en el que esta organización ha instado al Gobierno a buscar una rápida solución a un conflicto que está golpeando de lleno su negocio.

"El paro está empezando ya a perjudicar a los trabajadores y afecta a toda la cadena de producción del sector, a los proveedores y a los clientes que transforman el acero en productos finales", dice Unesid.

Quién fabrica estos 47 productos de marca blanca de Mercadona, Carrefour, Lidl, Dia y El Corte Inglés

Por otra parte, la organización ha hecho un llamamiento a los convocantes del paro para que reconsideren su actuación, alegando que un grupo concreto "no puede causar un daño tan grave a la economía española, independientemente de sus razones".

La situación viene a agravar la preocupante situación que viven en los últimos días algunos gigantes del sector como ArcelorMittal, que esta semana va a detener su producción en Asturias debido al alto precio de la electricidad que se está dando en España desde hace semanas.

Piscifactoría: la mitad de las pescaderías cierran en Córdoba

Mercado de pescado en Barcelona.

En la ciudad andaluza de Córdoba la situación con el pescado es como poco inquietante. 

Según una estimación facilitada este martes por el presidente de la Asociación de Mayoristas de Pescado de Mercacórdoba, Ángel Aguilar, aproximadamente la mitad de las pescaderías de la ciudad han permanecido cerradas durante la jornada a causa de la falta de un género que debía llegar en camiones que nunca llegaron.

En las que han abierto, explica Aguilar a El diario de Córdoba, productos como pescado azul son los más difíciles de conseguir porque no se están pescando. La falta de género ha provocado ya un alza de precios que estima en un 15%.

Es la consecuencia de una situación que se viene advirtiendo durante días. 

Hace casi una semana, durante en transcurso de la cuarta jornada de huelga, MercaGranada informaba a Europa Press de que en el principal mercado de la ciudad solo estaba entrando el 10% del pescado que entraría en un día normal.

La mayoría del género, explicaban los mayoristas, se está desviando estos días a ciudades como Madrid, donde por ahora la carestía no se está dejando notar demasiado.

Te recomendamos