Pasar al contenido principal

La IA puede mejorar la calidad de vida de todos a pesar de los retos que plantea, según esta ingeniera referente en España

Nerea Luis Mingueza, ingeniera y fundadora de T3chFest.
Nerea Luis Mingueza. Nerea Luis Mingueza.
  • Nerea Luis Mingueza es Doctora Cum Laude en Inteligencia Artificial por la Universidad Carlos III de Madrid. 
  • Cuando estudiaba en la universidad comprendió que quería especializarse en una rama de la tecnología de la que no se conocía mucho y, para acercar el sector a los estudiantes, cofundó el T3chFest. 
  • La feria de informática y nuevas tecnologías cuenta ahora con 2.000 asistentes y patrocinadores de la talla de Microsoft y Amazon. 
  • A lo largo de su trayectoria, la ingeniera ha recibido numerosos reconocimientos, consolidándola como una de las figuras más relevantes en el sector de la inteligencia artificial. 
  • La ingeniera discute los retos a los que se enfrenta la IA, asegurando que puede mejorar la vida de todas las personas. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Nerea Luis Mingueza es ingeniera de IA en Sngular. Con 28 años, es Doctora Cum Laude en Inteligencia Artificial por la Universidad Carlos III de Madrid. 

Cuando estaba terminando de estudiar la carrera, se dio cuenta de que no tenía muy claras las posibilidades laborales que existían para especializarse en IA. 

"Terminando el grado nos dimos cuenta de que queríamos dedicarnos a la inteligencia artificial, pero no teníamos ni idea de cómo hacerlo", explica la Doctora. Nerea Luis Mingueza pensó entonces en organizar un evento en el que orientar a los estudiantes sobre lo que se estaba haciendo en el sector y las oportunidades que ofrecía. 

Así nació la primera edición del T3chFest, una feria de informática y nuevas tecnologías para poner en contacto a los estudiantes con las empresas del sector tecnológico. "La gente se interesó un montón y fueron como 350 personas", recuerda Nerea Luis Mingueza, que nunca imaginó que podría llegar a ser lo que es ahora. 

Leer más: 23 jóvenes españoles de 35 años (o menos) llamados a liderar la revolución tecnológica

Actualmente, el T3chFest cuenta con unos 2000 asistentes y con la participación de más de 35 empresas. Entre los patrocinadores se encuentran compañías como Microsoft, Amazon, Repsol y Santander. La feria se prepara para celebrar la edición de 2020 el 12,13 y 14 de marzo en la Universidad Carlos III de Madrid. 

Entre otros reconocimientos de la carrera de Luis Mingueza figuran el premio Women Techmaker de Google y el de Innovadoras TIC de la Fundación Cibervoluntarias. En enero de 2018 se unió a la Fundación COTEC como experta en tecnología, Talento y Género y también colabora con  Google, el Anita Borg Institute y la Casa Real, entre otros.  

Recientemente, la ingeniera ha recibido la Condecoración de la Orden al Mérito Civil por la Casa Real y ha sido elegida como una de las Top 100 Mujeres Líderes de España en la categoría Revelación.

Como cofundadora del T3chFest, la ingeniera ha podido ver cómo han ido evolucionando las principales tendencias del sector hasta el boom de la inteligencia artificial que está viviendo ahora. 

"En su momento, el sector estaba muy metido en hardware", asegura, recordando una línea de negocio que cada vez pierde más fuerza dentro de las grandes compañías, más enfocadas a los servicios. "También vivimos la era del blockchain y de las criptomonedas", afirma. 

Sin embargo, la inteligencia artificial parece consolidarse como la apuesta segura del futuro de la tecnología, con todos los retos que eso conlleva. 

Leer más: El CEO de Google explica por qué hay que regular los usos de la inteligencia artificial

Evitar los sesgos requiere nuevas competencias y perfiles 

Cuando se habla de inteligencia artificial, uno de los temas más preocupantes suele ser los sesgos de los algoritmos. "Este tema se ha hecho visible gracias a los fallos virales de las grandes tecnológicas", señala Nerea Luis, que recuerda el caso en el que la aplicación Fotos de Google etiquetó a dos personas negras como si fueran unos gorilas. 

"El machine learning se basa en datos", explica la ingeniera. Hasta ahora, la variable que se mide para ver si los algoritmos funcionan es la precisión, que los resultados sean o no correctos. "Nadie se había preocupado de ver si eran justos", reflexiona la Doctora en IA. 

¿Cómo lo resolvemos? La pregunta no tiene una respuesta fácil. "Las competencias del data scientist adquieren todavía más relevancia", asegura Luis Mingueza. Solucionar el problema pasa por "comprender muy bien cómo funcionan los algoritmos", señala. 

También aparece la necesidad de incorporar nuevos perfiles a los equipos de proyectos de inteligencia artificial que puedan aportar perspectivas desde campos variados como el derecho o la psicología, revela. 

Leer más: La verdadera amenaza de la inteligencia artificial son las personas detrás de los algoritmos, según una ingeniera del departamento científico de Google

La educación tiene que transformarse para crear los nuevos perfiles

La rápida evolución de la tecnología hace que cada vez se necesiten "perfiles cada vez más complejos y en rápida transformación".

Entre la fuerza laboral hay "una falta de competencias", reconoce Luis Mingueza. Sin embargo, también lamenta que haya una falta de servicios. "Hay muy pocos casos de usos aplicados", señala, "fuera de las grandes tecnológicas, todo se queda en la investigación". 

Para formar los nuevos perfiles que serán necesarios en la economía digital del futuro es imperativo descender a los primeros niveles educativos.

"En la educación ya se están cambiando los programas, empezando a introducir asignaturas como la programación", valora la ingeniera. Sin embargo, donde ve una necesidad real es en la formación del profesorado de la educación obligatoria

"Están esforzándose, aprendiendo por su cuenta, y hay que ayudarles a aprender para que puedan transmitir los nuevos conocimientos que van a necesitar los alumnos", reivindica. 

En cuanto a las empresas, está triunfando mucho el "modelo bootcamp", explica. Las compañías se valen de programas internos para reciclar perfiles, porque "tienen puestos que no cubren", señala. 

"Necesitan perfiles especializados en datos, pero con experiencia", explica, y esa mezcla es complicada de encontrar actualmente. 

Leer más: De programar videojuegos con 10 años a ser el cerebro de la ciberseguridad de Google desde Málaga: así ha sido la trayectoria de Bernardo Quintero

La privacidad también requiere formar al usuario en competencias digitales 

"Hay que transmitir a la gente que tú, como individuo, no eres el interés", asegura. Las empresas están más interesadas en comprender comportamientos que en saber datos que identifiquen a los usuarios de una forma personal, como pueda ser su domicilio, explica.

Sin embargo, entiende que los límites son muy difusos y es necesario formar al usuario en competencias digitales para que comprenda la información que da, la que no debería dar, para qué se utiliza y dónde se guarda. 

"A nivel de usuario la Unión Europea legisla muy bien", asegura Luis Mingueza, que reivindica esa parte como positiva, para evitar convertirnos "en un mundo en el que los que generan tecnología tienen todo el poder". 

En materia de legislación, la ingeniera ve más urgente que existan los llamados sandbox, que permiten acelerar los procesos de desarrollo de la tecnología para que España pueda situarse al mismo nivel competitivo que las demás potencias. 

Leer más: Los riesgos de los deepfakes para la democracia son evidentes, pero quien más está sufriendo el fenómeno son las mujeres que aparecen en vídeos de 'pornografía involuntaria'

"La IA tiene la capacidad de mejorar la vida de las personas" 

A pesar de todos los retos que plantea la tecnología, Nerea Luis Mingueza cree firmemente en su potencial. "La IA tiene la capacidad de mejorar la vida de las personas", asegura la ingeniera, que recuerda diversos proyectos impulsado por la tecnología. 

"Gracias a la inteligencia artificial ya hay programas de detección temprana de cáncer que funcionan muy bien o de predicción de la dislexia", señala.

"También está permitiendo avanzar mucho en la investigación de enfermedades raras y en el desarrollo de exoesqueletos", añade.

Además, la especialización en inteligencia artificial hace que el trabajador sea muy transversal y le permite ser muy versátil y reciclarse en diversos sectores, sostiene la ingeniera. 

 Luis Mingueza señala el ejemplo de Amazon. "¿Quién iba a pensar que estarían haciendo series?", pregunta.  Aprovecharon sus datos y su conocimiento de los algoritmos y ahora tienen una de las plataformas de entretenimiento por streaming que lidera el mercado. 

Controlada de la manera adecuada, la inteligencia artificial "nos puede dar mucha libertad", concluye la ingeniera.  

Y además