Pasar al contenido principal

Las acciones de IAG afrontan 2019 con un ojo en Reino Unido y otro en los inversores institucionales para despegar en bolsa

Iberia.
Iberia.
  • La aerolínea ha sufrido muchos altibajos en los mercados a consecuencia de su exposición al Brexit. 
  • El consenso de mercado fija el precio objetivo en las acciones de la compañía en los 8 euros por acción.
  • Los inversores institucionales han ganado peso dentro de su capital, lo cual es un factor positivo de cara al futuro.

La irregularidad ha sido el sello de IAG en los últimos tiempos en cuanto a los mercados se refiere. Eso explica que en los últimos doce meses el valor haya atravesado momentos de altibajos. De máximos de junio a caer más de un 23%, para después recobrar fuerza y recuperarse desde ese suelo más de un 14%. Una auténtica montaña rusa no apta para inversores con mucha aversión al riesgo.

Sin embargo, la realidad es que en las últimas fechas ha ido modificando su tendencia, gracias al sustento de varios de los inversores estadounidenses más grandes. Y es que en poco menos de una semana, primero Invesco y después BlackRock ampliaban su participación dentro de la aerolínea hispano-inglesa.

El hecho de que estos grandes fondos se decanten por el grupo, hace presagiar que su destino puede ir cambiando a medida que pase el tiempo. En el caso de BlackRock, el mayor tenedor de títulos del Ibex 35, aumenta su capital desde el 3,40% hasta el 3,52%. Se trata del primer movimiento de la gestora estadounidense en este sentido desde diciembre, cuando incrementó su exposición al valor hasta el 3,40% desde el 3,36%. La firma norteamericana se consolidaba como inversor de referencia desde que entrara en el capital hace ya 8 años. 

En 2014, también Invesco decidía entrar en la compañía. Recientemente, la gestora comunicaba que aumentaba su participación hasta el 1,12%, desde el 0,98%. Estas fueron sus primeras adquisiciones de títulos de IAG desde diciembre de 2016, cuando multiplicó por dos su presencia en el capital de la compañía. 

Esta confianza por parte de los inversores institucionales puede ser un factor de peso para que levante el vuelo en bolsa mucho más de lo que lo ha hecho hasta ahora. Las manos fuertes siempre generan apetito comprador y entrada de nuevos actores dentro del capital de las empresas. De ahí a que pueda convertirse en un factor importante de cara al medio plazo. 

Leer más: 5 razones por las que la economía mundial se desacelerará y afectará a las bolsas

El Brexit como contrapunto

Con todo, el principal catalizador que tiene en contra IAG es la resolución del Brexit. Sobre todo, por la división entre British Airawys e Iberia, puesto que podría haber dificultades para que esta segunda operase en terreno español. 

De ahí a que firmas como Morgan Stanley redujeran su recomendación desde “igual que el mercado” hasta “infraponderar”, esperando que las noticias sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea doten de más certidumbre al escenario actual. La reducción de recomendación sobre las acciones de la compañía llega de la mano de una disminución del precio objetivo hasta los 6,5 euros, desde los 7 euros anteriores.

El consenso estima en promedio que el precio objetivo del valor se encuentra sobre los 8 euros, aunque en los últimos meses se ha ido reduciendo el potencial de la firma paulatinamente a consecuencia de las incertidumbres sobre el Brexit.

Te puede interesar