Pasar al contenido principal

Iberdrola mira al Brexit y las renovables para apuntar más alto en bolsa en 2019

Ignacio S. Galán, Iberdrola
Ignacio S. Galán, presidente de Iberdrola Iberdrola
  • Iberdrola tiene grandes desafíos en este 2019 por la implicación del Brexit, aunque la apuesta por las renovables puede suponer un catalizador positivo.
  • El 68% de las firmas de análisis recomienda comprar los títulos de la compañía.
  • La diversidad geográfica de la compañía es otro de sus puntos fuertes, con su presencia en Estados Unidos como factor claro.

Cuando los inversores piensan en salvaguardar sus patrimonios en momentos en los que pueden llegar las tormentas a los mercados suelen apostar por las eléctricas. Siempre se han erigido como activos refugio por los elevados dividendos que ofrecen y por ser un sector bajo la regulación del estado, lo cual permite generar una cantidad de ingresos recurrentes. 

De ahí a que compañías como Iberdrola cerraran el pasado ejercicio con revalorizaciones en Bolsa. La firma presidida por Ignacio Sánchez Galán concluyó 2018 con alzas del 7%, aproximadamente, que contrasta con el descenso de más de un 15% por parte del índice de referencia del parqué español: el Ibex 35. 

El centro de la atención, a sabiendas de que en momentos más negros este tipo de valores puede ejercer de paraguas para las carteras, es cuál puede ser su recorrido a partir de ahora en base a la situación de su negocio. Así las cosas, analistas como los de Bankinter consideran que hay un factor negativo que puede perjudicar a su cotización: las garantías de origen renovable en Reino Unido podrían verse afectadas por el Brexit

La división entre Reino Unido y la Unión Europea podría arrastrar consecuencias para los generadores de energía renovable en el país británico, donde Iberdrola es uno de los actores principales. 

Y es que Las garantías de origen de electricidad producida a partir de fuentes renovables expedidas por organismos designados en el Reino Unido dejarán de ser reconocidos por los estados miembros del UE-27 tras el Brexit, aunque aún no se sabe cuáles son los siguientes pasos a seguir en esta materia.

Además, Iberdrola es un grupo con alto grado de diversificación en segmentos y regiones. El negocio de renovables en Reino Unido solo supone el 4,4% del EBITDA total de la compañía. También, solo perjudicaría a la energía renovable que se produce en Reino Unido y que se consumen el conjunto de la UEM.

Leer más: 5 razones por las que la economía mundial se desacelerará y afectará a las bolsas

Los analistas permanecen en el carro

Con todo, Bankinter cree que la eléctrica es una buena opción para tener en cartera si se quiere pretende obtener beneficios con el auge creciente de las renovables. El banco señala que la fuerte caída en los costos de instalación en eólica y solar hacen “más competitivas este tipo de energías”, haciendo que no sea necesario favorecer a su instalación a través de subvenciones o retornos regulados, lo que dará “visibilidad a Iberdrola”. 

Mientras, Self Bank explica que la diversidad geográfica de la compañía es otro de “sus puntos fuertes, con su presencia en Estados Unidos como catalizador claro”.

El equipo de análisis de Renta 4, por su parte, considera que el valor tiene un recorrido al alza del 15%, hasta los 7,8 euros por acción. "Esperamos que continúe la sólida operativa y el crecimiento en capacidad", comentan desde el banco, al resaltar la visibilidad de sus resultados y de inversiones rentables con generación constante de caja.

En total, el 68% de las firmas de análisis recomienda comprar los títulos de la compañía este ejercicio, mientras que el 32% restante opta por mantener sus acciones en cartera, con un precio objetivo de 7,41 euros.
 

Te puede interesar

Lo más popular