Pasar al contenido principal

El ibuprofeno se está probando como tratamiento contra el COVID-19

Un especialista médico se pone un equipo de protección personal (EPP) en el Hospital Clínico Central "RZD-Medicine", Moscú, Rusia.
Un especialista médico se pone un equipo de protección personal (EPP) en el Hospital Clínico Central "RZD-Medicine", Moscú, Rusia. Sofya Sandurskaya/Moscow News Agency/Handout vía REUTERS
  • Un ensayo multicéntrico en Reino Unido pone a prueba el ibuprofeno frente a la atención estándar para tratar las complicaciones respiratorias derivadas de la infección con COVID-19.
  • El estudio clínico Liberate ha analizado a 230 pacientes de forma aleatoria, con grupo de control, para corroborar la eficacia del antiinflamatorio. 
  • Según los avances probados en animales, el ibuprofeno podría tratar el síndrome de dificultad respiratoria aguda, a pesar de las alertas que desaconsejaban la automedicación con el medicamento, a principios de marzo, y de las que se hicieron eco el Ministerio de Sanidad francés y la OMS.  
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un grupo de investigadores multidiciplinares de Reino Unido ha puesto en marcha un ensayo clínico para probar el ibuprofeno frente a la atención estándar de las complicaciones respiratorias de COVID-19.

El objetivo del ensayo, conocido como Liberate, es corroborar los resultados de estudios previos con animales que han demostrado su eficacia frente a las dificultades respiratorias derivadas de la infección con el nuevo coronavirus, según ha apuntado BBC

El mismo, fruto de la colaboración del King's College London (máximo responsable del experimento) y la Fundación de Guy y St. Thomas NHS Trust, ha empezado el pasado 26 de mayo y se estima como finalización primaria el 25 de septiembre de 2020.

Leer más: La primera vacuna para el COVID-19 podría costar 1.800 millones de euros

Liberate cuenta con la participación de 230 contagiados con COVID-19 hospitalizados que recibirán de forma aleatoria y controlada ibuprofeno frente a la atención estándar para tratar la insuficiencia respiratoria hipoxémica aguda provocada por la infección. 

Asimismo, detalla la presentación del ensayo en ClinicalTrials, se excluirán a pacientes con hipersensibilidad probada al ibuprofeno, en respuesta a aspirina u otros antiinflamatorios, y con enfermedades subyacentes como las insuficiencias hepáticas grave, renal y cardíaca. 

Leer más: El remdesivir por sí solo no es suficiente para tratar el COVID-19 pero ayuda a la recuperación, según un estudio

Con anterioridad, el 15 de marzo, el ministro de Sanidad francés Olivier Véran alertó que el uso de antiinflamatorios podían empeorar la infección con COVID-19. Aunque la Agencia Española del Medicamento respondió a sus afirmaciones asegurando que no había evidencias de que el ibuprofeno agravase los síntomas. 

Pero 2 días más tarde, el 17 de marzo, la Organización Mundial de la Salud confirmó que se desaconsejaba automedicarse con ibuprofeno ante síntomas típicos de COVID-19 como fiebre o dolor corporal. "Recomendamos usar paracetamol y no usar ibuprofeno como automedicación", indicaba Christian Lindmeier, portavoz de la OMS según recoge Sciencealert.

Polémica que concluyó el 19 de abril con un estudio de la OMS que evidenciaba que el uso de antiinflamatorios no agravaba ni beneficiaba a los pacientes de COVID-19.

"Necesitamos hacer probarlo para demostrar que la evidencia realmente coincide con lo que esperamos que suceda", dice ahora a BBC Mitul Mehta, miembro del equipo del King's College London.

De momento, habrá que esperar al límite estimado para conocer los resultados de Liberate: el 25 de mayo de 2021.

Y además