La decoración también puede ser sostenible: ideas para decorar tu casa siendo respetuoso con el planeta

Decoración sostenible

Getty Images

De la misma manera que la concienciación sobre el fast fashion es cada vez mayor, que cada vez surgen más iniciativas para mejorar la calidad de la cadena de producción en la moda, que se intenta hacer un camino hacia lo sostenible, esto puede llegar a la decoración de tu hogar. 

Cuando se habla de diseño de interiores se busca la funcionalidad, la estética, la personalidad, comodidad... pero, ¿y la responsabilidad?

Cuando se piensa en un hogar sostenible, éste tiene que responder a estas 3 premisas: que proceda de la naturaleza de una manera respetuosa, que sea saludable para las personas y que sea duradero en el tiempo. 

Los mejores cubos de basura para reciclaje que puedes comprar

Consumir menos, mejor y, a ser posible, de procedencia local, debe formar parte de la manera de ser del consumidor sostenible.

Como explican en la revista El Mueble, cuando apuestas por la sostenibilidad en tu casa, esto se verá traducido en un ahorro de energía, menor contaminación y supondrá una mejora de la calidad de vida.

Estos son algunos cambios que puedes hacer para comenzar a llevar la sostenibilidad a tu hogar: 

Reutiliza tus muebles o los de otros

reparar mueble

Reutilizar es una de las tres 'R' y, sin duda, uno de los mayores aliados de la sostenibilidad. Comprar muebles de segunda mano es una opción increíble para decorar una casa, o darle una segunda vida a los tuyos. 

Puedes pintarlos, colocarlos en otro lugar, que cambie su función... Existen muchas maneras de darle una segunda vida a los muebles de tu casa.

De esta forma, como explican en Interiores favoreces la economía circular, reduces el consumo y mitigas la creación de residuos innecesarios, todo ello sin renunciar al estilo.

Compra de forma responsable

Mesa madera

Si vas a comprar porque no puedes reutilizar o dar una segunda vida a tus muebles, hazlo de manera responsable. ¿Esto qué quiere decir?

Comprar de manera responsable atiende a la que compres por necesidad, no por impulso. Después haz un ejercicio de investigación y averigua cómo ha sido el proceso de fabricación y procedencia de sus materiales. 

Trata de elegir muebles que duren en el tiempo y que sean versátiles, las modas están genial, pero siempre acaban pasando. Los clásicos son amigos de la sostenibilidad.

Los materiales importan

cocina

Son la base y por supuesto, hay algunos más sostenibles que otros. En construcción, por ejemplo, son preferibles las maderas sin tratar, la piedra o el ladrillo, y evitar otros como el cemento.

Siempre que puedas, apuesta por materiales locales y de proximidad. Así evitarás emisiones de CO₂ causadas por el transporte. También puedes utilizar pinturas ecológicas y barnices al agua, casi todas las marcas cuentan ya con una línea eco.

Si quieres empapelar, en Interiores recuerdan que existen diferentes papeles ecológicos con infinidad de diseños y de gran calidad.

Textiles sostenibles

algodón

Es mejor que evites los tejidos sintéticos, pero pero, si decides utilizarlos, siempre puedes recurrir a los de materiales reciclados. 

Un hogar sostenible apostará por tejidos y fibras naturales como la lana, el lino, el algodón o el yute. 

Además, utilizados con cabeza pueden ahorrar gasto energético, por ejemplo, las cortinas modulan la entrada de luz y aíslan el frío. Las alfombras, igual, en invierno puede ser grandes aliadas. 

Iluminación de bajo consumo

Iluminación

En Dicoro hacen mención a la importancia de una iluminación de bajo consumo, ya que de esa forma ahorrarás y estarás ayudando a un consumo energético más responsable y sostenible.

Otros artículos interesantes:

8 trucos de decoración para conseguir que tu casa parezca más grande de lo que es, según una interiorista 'influencer'

13 consejos para ahorrar energía con la nevera, el electrodoméstico que más consume de tu hogar

Los 7 productos de moda para el hogar más vendidos de Lidl, por menos de 12 euros

Te recomendamos