7 de las ideas más locas con las que la gente se ha hecho millonaria

Poner mangas a una manta le reportó a su creador buenos beneficios.
Poner mangas a una manta le reportó a su creador buenos beneficios.
Reuters/ Rick Wilking
  • En ocasiones, para ser millonario basta con empeñarte en hacer realidad tu idea, por muy excéntrica que parezca.
  • Es por ejemplo el caso de estos emprendedores que lograron ganar una fortuna a base de creer en una propuesta que la mayoría tacharía de estupidez.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Primero en Upday Cintillo

A veces no se trata de desarrollar la tecnología del futuro o dar con aquello que cubre la necesidad más ansiada de las personas.

La idea más loca puede terminar generando millones. Solo es necesario ser lo suficiente tenaz y decidido como para pelear por ponerla en marcha.

Para ello, lo primero es creer en el proyecto. Es lo que sucedió en la mayoría de estos 7 casos de éxito en los que a partir de una idea simple y más bien extravagante o absurda sus creadores lograron obtener cuantiosos beneficios.

No significa que siempre vaya a pasar, y que tengas que apostar por cada tontería que se te pasa por la cabeza. Pero sí tener en mente que a veces algunas de esos supuestos proyecto podrían en realidad podrían funcionar. 

Gary Clegg tuvo la idea de ponerle mangas a una manta para combatir el frío, creando la primera batamanta, un producto que ahora vende a 40 países a través de su empresa Slanket

Personas vistiendo la versión de batamanta de Snuggies uno de los mayores competidores de The Slanket.

En 1998 Gary Clegg era un alumno de primer año en la universidad de Maine en Orono (EEUU) que combatía el frío de su cuarto de estudiante metido en un saco de dormir. 

Tal era el ambiente gélido que le rodeaba que decidió hacer un agujero en la tela para usar el mando a distancia sin necesidad de sacar los brazos. 

La idea le pareció tan genial que comenzó a pensar como podría perfeccionar el invento. Tiempo después decidió pedirle a su madre que le cosiera unas mangas a unas mantas. Había nacido la batamanta. En los años sucesivos mejoró el diseño y se lo fue regalando a sus amigos y familiares, como grupo prueba.

En 2005 gracias a una inversión de su hermano, Jeff, comenzó a producirlas y venderlas en masa, creando la compañía Slanket llegando a vender su producto en más de 40 países.

En 2007, su batamanta se introdujo tanto en la red de anuncios QVC, como en los catálogos de avión de Skymall y en 2008, los ingresos de Slanket superaron los 4 millones de dólares, de acuerdo a The New York Times.

Sara Blakely montó una empresa millonaria tras tener la idea de cortar sus medias para ponérselas bajo unos pantalones y ver cómo eso estilizaba su silueta.

Sara Blakely, CEO de la empresa millonaria Spanx.

En marzo de 2012, Sara Blakely fue nombrada la mujer multimillonaria más joven del mundo por la revista Forbes y una de las 100 personas más influyentes según TIME. 

Y todo ello lo logró creyendo en una idea que muchas personas hubieran tachado de absurda, pero que sin embargo le ha llevado a construir un negocio millonario.

Blakely se estaba preparando para ir a una fiesta cuando se dio cuenta de que no tenía ropa interior adecuada para vestir bajo los pantalones blancos que pensaba llevar. Por lo que se le ocurrió cotar con unas tijeras la parte de los pies de sus pantis y ponérselos debajo. El resultado: su figura parecía más compacta y no había ninguna costura a la vista, toda una triunfada.

Y a diferencia de lo que hubiera hecho el resto, no se quedo ahí.

A pesar de no tener casi ningún conocimiento sobre diseño de moda, comercio minorista o negocios, la idea le pareció tan buena que decidió pantentar el producto: una especie de faja destinada a crear siluetas más lisas, firmes y sin marcas.

Para ello invirtió 2 años y 5.000 dólares de sus ahorros, destinados a encontrar un fabricante, crear un prototipo y presentarlo a la empresa de moda Neiman Marcus. 

Y el resto es historia.

Creó la compañía Spanx, que actualmente cuenta con más de 200 productos (incluyendo otra ideas curiosas pero exitosas: las medias para brazos) y presencia en más 50 países. 

Alex Tew ideó una web donde vender 1 millón de píxeles en espacio de publicidad por 1 dólar. La página se hizo tan viral que en solo 4 meses todo el espacio había sido adquirido.

 Million Dollar Homepage

En 2005 Alex Tew era un estudiante universitario de 21 años preocupado por el dinero. En concreto, buscaba cómo pagar un curso de gestión empresarial de la Universidad de Nottingham (Reino Unido). 

La mayoría de jóvenes en su lugar hubiera optado por encontrar un empleo y compatibilizar trabajo y estudios. Pero Tew pensó en hacerlo más rápido y con menos esfuerzo.

Literalemente podría decirse que tuvo la idea del millón. Decidió crear la página web Million Dollar en la que vendió espacio publicitario en internet al precio de 1 dólar por píxel en bloques de 10 por 10.

"Simplemente hice una lluvia de ideas sobre este tipo de locuras con las que hacerme rico rápidamente, que después cobró vida propia", explica en una entrevista en BBC.

La página se volvió viral, contó con anunciantes como The Times y en solo 4 meses agotó su espacio disponible. En ese tiempo Tew había alcanzado el éxito y logrado su primer millón. 

Ahora es fundador y co-CEO de la aplicación de meditación y relajación Calm que en 2019 alcanzaba un valor de 1.000 millones de dólares.

Pocas ideas más absurdas con las que alguien ha ganado mucho dinero que iFart, una aplicación lanzada en 2008 que simulaba el sonido de flatulencias. Sin embargo, fue todo un éxito de descargas.

iFart

¿Te preguntas quién querría una app que únicamente reproduce el sonido de pedos cuando le das al botón? Lo cierto es que por los resultados, casi todo el mundo.

iFart fue creada por el desarrollador web Joel Comm, tenía un precio de 1 dólar y ha sido una de las apps más descargadas en Apple de la historia. 

No sabemos cómo surgiría la idea, pero puede que Comm intuyese que los niños no los únicos con debilidad por lo escatológico.

Desde el inicio fue un éxito, y eso teniendo en cuenta que Apple estuvo a punto de no permitir su comercialización, — justo meses antes había modificado una política que vetaba las apps con "utilidad limitada", según relata un artículo de Wired—.

Comm llegó a ganar casi 10.000 dólares al día por las descargas durante varios meses en 2008. Al año de su lanzamiento iFart había acumulado más de 350.000 descargas, cuentan en Computer Hoy.

A la compañía Santamail se le ocurrió registrar una dirección postal en Polo Norte (Alaska) y cobrar por enviar desde allí una carta de Santa Claus. Lo creas o no la gente paga por ello.

Santa Claus escribiendo un mensaje

La Navidad es ilusión, pero también es gasto. Y puede que por ello a cierto emprendedor se le ocurriese que los padres estarían dispuesto a pagar lo que sea por ver a sus hijos felices. Por ejemplo, al recibir una carta de Santa.

La idea puede parecer tonta, pero ha hecho ganar millones a la compañía que se esconde tras Santamail

Sus creadores simplemente registraron en 2002 una dirección en la ciudad de Polo Norte (Alaska) y desde ella hacen llegar a los niños de EEUU cartas personalizadas de Papa Noel. Claro con un coste de casi 10 dólares por ellas.

En la propia web afirman haber enviado ya más de 500.000 cartas, lo que ascendería a unos 5 millones.

En un bar con sus amigos Gary Dahl tuvo la idea de vender una piedra como mascota. Llamó a su creación Pet Rock y el juguete hizo furor en EEUU.

Imagen del producto en la web de Amazon.

Quizá muchas de las tonterías que dices en un bar con los amigos podrían hacerte millonario.

Eso fue precisamente lo que le sucedió a Gary Dahl, un publicista que tuvo la idea de Pet Rock una noche de 1975 en un bar llamado Los Gatos. 

Esa noche sus compañeros se quejaban de las necesidades que requerían sus mascotas. Dahl afirmó no tener queja alguna respecto de la suya.

“No hay problemas en mi casa. Tengo una piedra como mascota". comentó. Y comenzaron a fluir las frases ingeniosas:“No hay facturas de veterinario, excepto de vez en cuando para quitar el musgo, etc".

Una vez más, decidió llevar la idea a la realidad y crear Pet Rock, una caja en la que solo venía una pequeña piedra y un manual para saber cómo cuidarla.

Aunque hay que reconocer que el manual de cuidados era puro ingenio. Dahl ideo un folleto de 36 páginas titulado El cuidado y el entrenamiento de tu mascota, que en realidad era una parodia de los manuales de entrenamiento de perros.

El juguete hizo furor. Tanto que logró vender 1,5 millones de rocas mascotas en EEUU, a un precio de unos 4 dólares, habiendo pagado un centavo por cada una.

Por cierto, en Amazon EEUU aún siguen disponibles, a un precio de casi 20 dólares.

Aunque no fueron los creadores del diseño, los hermanos Spain decidieron añadir la frase 'Ten un buen día' al smiley y registrarlo. Puedes hacerte una idea del éxito de tal simplicidad.

Carita Smiley

Todo el mundo conoce el smiley, la carita amarilla sonriente que desde los 70 se ha vinculado a distintos movimientos.

El popular dibujo fue creado por el diseñador Harvey Ball, en 1963, cuando la compañía State le pidió un diseño destinado a levantar la moral entre sus empleados después de una serie de fusiones y adquisiciones difíciles. 

Se dice que a Ball se le pagaron alrededor de 40 dólares por un dibujo que tardó menos de 10 minutos en crear. Con este la State Mutual lanzó "La campaña de la amistad". Sin embargo ni se hicieron millonarios, ni registraron el diseño.

Lo que sí hicieron los hermanos Bernard y Murray Spain, cuando al rededor de 1970 tuvieron la simple idea de añadir al smiley una frase: "Have a happy day" (ten un día feliz) que después cambiaron a "Have a nice day" ( que tengas un buen día). Un año después registraron los derechos del diseño.

Puedes hacerte una idea del éxito. Se estima que para 1972 ya habían vendido 50 millones de insignias smiley. Y desde entonces ha pasado mucho tiempo.

No obstante, hoy el diseño está en manos de SmileyWorld, compañía que gana más de 250 millones de dólares al año.

Otros artículos interesantes:

Volver al barro cuando otros todavía están empezando: 5 emprendedores de éxito explican qué les llevó a empezar a invertir en otros proyectos antes de cumplir los 35 años

De Lego a Starbucks: 9 empresas de éxito que estuvieron al borde del fracaso pero lograron remontar a tiempo

7 miedos que deberías superar si quieres tener éxito en la vida

Te recomendamos