Detectan por primera vez en España mosquitos tigre con una mutación que les hace resistentes a los insecticidas

¿Por qué los mosquitos pican más a unas personas que a otras? Una investigación analiza una nueva vía para erradicar la malaria

Reuters/CDC/James Gathany

Por primera vez en España y otros 7 países europeos se ha detectado la presencia de mosquito tigre con una mutación que les permite sobrevivir a los piretroides, los únicos insecticidas autorizados en la Unión Europea (UE). Basauri (Vizcaya) es la localidad española en la que se ha localizado la adaptación genética que hasta ahora solo se había rastreado en Italia dentro de Europa.

En zonas endémicas, elAedes albopictus es vector de la transmisión de más de 22 enfermedades contagiosas, desde la malaria hasta el zika, el chikungunya o el dengue. En verano de 2010 se detectaron ejemplares infectados por el virus del Nilo Occidental.

Dado que no existe un tratamiento médico específico para estas enfermedades, la investigación responsable del hallazgo concluye con una llamada de atención para que los programas de vigilancia de mosquitos en Europa incluyan "evaluaciones de la resistencia fenotípica, en sus actividades de rutina".

Originario del sudeste asiático, en menos de 40 años, esta especie ha invadido todos los continentes, excepto la Antártida, gracias a la capacidad de sus huevos para soportar tanto la desecación como las bajas temperaturas, convirtiéndose en un problema de salud pública cada vez mayor también en las regiones templadas. 

De hecho, varios brotes autóctonos de dengue en Croacia, Francia, España e Italia y dos brotes importantes de chikungunya en Italia se han reportado desde la aparición de la especie en Europa, hace dos décadas. En nuestro país fue localizado por primera vez en 2004 en Cataluña y un año después en la Comunidad Valenciana. 

La existencia de mosquitos tigre resistentes a insecticidas en territorio español, había sido detectada anteriormente por una investigación de 2017, como recoge El País. Encabezada por Mikel Bengoa, doctor en entomología y gerente técnico de Anticimexen, se localizaron entonces en Peñíscola (Castellón). 

El estudio actual explica ahora la razón, señalando como responsable a la mutación  V1016G "cuya extensión tan amplia nos era desconocida", explica el experto al medio.

La mutación podría deberse al uso de los piretroides

La mutación se ha detectado en 12 sitios de 9 países, distribuidas principalmente en dos grupos geográficos. El grupo occidental incluye sitios costeros del Mediterráneo de Italia, Francia y Malta, así como en lugares concretos de España y Suiza.

Tras analizar genéticamente mediante técnicas PCR un total de 2.530 especímenes del mosquito procedentes de 69 localizaciones en 19 países, la mutación 1016G estaba presente en entre un 1% y un 8% de los ejemplares de Basauri; Niza y Perpiñán (Francia); Luqa (Malta); Basilea (Suiza); Roma y Bari (Italia); Burgas (Bulgaria); Estambul e Igneada (Turquía); Bucarest (Rumanía), y Batumi (Georgia).

"Esto representa una llamada de atención para que los programas de vigilancia de mosquitos en Europa incluyan la genotipificación por PCR de los alelos de resistencia a los piretroides, así como las evaluaciones de la resistencia fenotípica, en sus actividades de rutina", concluye el estudio.

Como apuntan los investigadores en el estudio, una posible causa de esta mutación podría estar en el amplio uso de los piretroides, unas sustancias químicas con actividad insecticida utilizadas tanto en la agricultura como sobre humanos y animales.

Aunque estos compuestos se recomiendan solo para reducir y limitar la transmisión, se implementan ampliamente para mitigar las molestias por picaduras y para controlar las plagas agrícolas, lo que aumenta el riesgo de aparición de mecanismos de resistencia, como ha sucedido con esta especie cuyo hábitat en nuestro país no ha dejado de crecer desde su introducción. 

Desde entonces su presencia se ha expandido por la costa mediterránea, parte de la cornisa cantábrica y zonas del interior.

¿Por qué los mosquitos pican más a unas personas que a otras?

Por todo esto, los autores del estudio alertan de las consecuencias de no lograr controlar la proliferación de mosquitos tigre ni la mutación 1016G. En ese escenario a única alternativa será ?incrementar las concentraciones de piretroides, con el inevitable daño que esto provoca al medio ambiente y a otras especies de insectos?. 

Un escenario que además obligaría a una escalada que ?en unos años puede dejar a estos insecticidas sin efectividad frente a los mosquitos tigre?, resume al diario Bengoa.

Otros artículos interesantes:

Descubren una mutación que podría hacer el virus del Zika más peligroso

Estos son los repelentes de insectos eficaces frente al mosquito transmisor del virus del Nilo, según la Agencia Española de Medicamentos

Las picaduras más letales de insectos para un ser humano, de menos a más letal

Te recomendamos