Pasar al contenido principal

Ikea se une a la aplicación Too Good To Go para luchar contra el desperdicio de alimentos en restaurantes

Comida de Ikea
Productos de alimentación en Ikea Reuters

  • Ikea ha implementado la app Too Good To Go en 3 de sus tiendas en España.
  • Gracias a esta aplicación, los usuarios pueden conseguir los alimentos que no se han vendido antes de la hora de cierre en los restaurantes Ikea.
  • El objetivo es promover un consumo responsable y combatir el desperdicio de comida.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Ikea apuesta por la sostenibilidad y empieza a combatir el desperdicio de alimentos en sus restaurantes.

Para ello, se ha unido a la aplicación Too Good To Go, con la que trabajan más de 50000 establecimientos de comida en todo el mundo para dar salida a los excedentes que no se han podido vender. En España ya son 3500 las empresas que la utilizan, y se han salvado más de 1 millón de packs de comida en menos de 2 años.

Hasta el momento, la aplicación se ha puesto en marcha en una primera fase en 3 de las tiendas de la multinacional en España. Concretamente en San Sebastián de los Reyes (Madrid), Sevilla y Valencia, tal y como ha informado la compañía en un comunicado.

Gracias a esta colaboración, los clientes de Ikea que utilicen la app Too Good To Go pueden adquirir alimentos que han sobrado en los restaurantes de la compañía antes de la hora de cierre e ir a recogerlos al local para así darles un mejor aprovechamiento en casa

Leer más: Transparentes, capaces de autodesinfectarse o conectadas a tu móvil: así serán las mascarillas que llevarás en el futuro

La aplicación está disponible en iOS y Android, y si te la descargas tendrás a tu disposición los excedentes de comida de Ikea a un precio que oscila entre los 2,5 y los 5 euros. Recogerás el pedido en un formato pack en el que se incluyen diferentes productos. El pago se efectúa previamente a través de la app.

Tanto Ikea como la aplicación ya estaban colaborando en Bélgica, Francia y Noruega con bastante éxito, ya que la app se encuentra operativa en todos los centros de estos países. Si el resultado es satisfactorio en los 3 centros donde se está probando en España se acabará extendiendo a más tiendas.

Hay que recordar que el coste económico y medioambiental de tirar comida a la basura resulta especialmente elevado. Los ciudadanos europeos tiran a la basura el 20% de la comida que compran, y cada español pierde de media 250 euros al año por desperdiciar alimentos.

Y además