10 ilusiones ópticas históricas que llevan confundiendo a la gente desde hace décadas

Las líneas negras son paralelas.
Las líneas negras son paralelas.
Fibonacci/Wikimedia Commons/Creative Commons
  • Los científicos no consiguen entiender exactamente cómo nos engañan algunas ilusiones ópticas.
  • Johann Karl Friedrich Zöllner, un astrofísico alemán, descubrió el efecto Zöllner que hace que las líneas paralelas se vean curvas en 1860.
  • Una de las primeras imágenes ambiguas (aquellas que muestran dos cosas a la vez) se publicó en una revista alemana en 1892.
  • El efecto McCollough hace que las rayas blancas y negras se vean de color, descubierto por Celeste McCollough en 1965.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Las ilusiones ópticas a menudo se vuelven virales en las redes sociales, pero existen desde mucho antes que Twitter.

Desde líneas rectas que parecen inclinadas hasta imágenes ambiguas que pueden interpretarse de varias maneras, estas fotos han dejado en evidencia a científicos y escépticos durante décadas (y en algunos casos, siglos).

Leer más: Una nueva ilusión óptica viral en Twitter tiene a la gente enfrentada sobre esta foto: ¿es un coche o una playa?

Aquí están las 10 ilusiones ópticas históricas que aún confunden a la gente:

La ilusión óptica oculta en esta pintura al óleo de 1533 ha estado confundiendo a la gente durante casi 500 años.

"Los embajadores" de Hans Holbein."Los embajadores" de Hans Holbein.
"Los embajadores" de Hans Holbein.
Google Art Project/Wikimedia Commons

Google Art Project/Wikimedia Commons

Hans Holbein el Joven pintó Los embajadores en 1533. Mirando el cuadro de frente, parece que hay una mancha gigante en el suelo. Sin embargo, desde un ángulo diferente, queda claro que es un cráneo. Los historiadores del arte creen que es un "recuerdo mori", un recordatorio de la mortalidad.

Leer más: Esta ilusión óptica ha estado confundiendo a la gente durante casi 500 años. ¿Puedes resolverla?

¿Qué animal ves? (Pista: hay dos respuestas correctas).

¿Qué ves?¿Qué ves?
¿Qué ves?
Wikimedia Commons/Public Domain

Wikimedia Commons/Public Domain

La foto muestra dos animales: un pato y un conejo. Las ilusiones ópticas que reflejan dos cosas diferentes según cómo se las mire se conocen como imágenes ambiguas o figuras reversibles.

La ilusión del pato-conejo se publicó por primera vez en una revista alemana en 1892, y luego fue utilizada por Joseph Jastrow en 1899 en su investigación sobre la percepción. Encontró que la rapidez con la que el espectador ve al pato y al conejo puede indicar cuán creativos son.

 

También hay dos formas posibles de interpretar esta imagen.

Y aquí, ¿qué ves?Y aquí, ¿qué ves?
Y aquí, ¿qué ves?
Wikimedia Commons/Creative Commons

Wikimedia Commons/Creative Commons

Algunas personas ven las siluetas negras de dos cabezas enfrentadas, y otras ven un jarrón blanco. Depende de lo que tu cerebro interprete como la "figura" en la que debe enfocarse y de lo que considere como el "terreno" que parece estar más lejos en un entorno bidimensional.

Esta ilusión óptica es conocida como el jarrón de Rubin, creado por el psicólogo Edgar Rubin alrededor de 1915.

Estas líneas negras pueden no parecer paralelas, pero lo son.

Las líneas negras son paralelas.Las líneas negras son paralelas.
Las líneas negras son paralelas.
Fibonacci/Wikimedia Commons/Creative Commons

Fibonacci/Wikimedia Commons/Creative Commons

Johann Karl Friedrich Zöllner, un astrofísico alemán, descubrió el fenómeno que denominó efecto Zöllner en 1860. Puede tener algo que ver con la forma en que nuestros cerebros sobrestiman los ángulos agudos y los obtusos, o las líneas más cortas que cruzan las líneas diagonales más largas, creando una apariencia de profundidad.

La espiral de Fraser lleva el nombre de Sir James Fraser, el psicólogo británico que la descubrió en 1908.

Un ejemplo de la espiral de Fraser.Un ejemplo de la espiral de Fraser.
Un ejemplo de la espiral de Fraser.
Mysid/Wikimedia Commons/Public Domain

Mysid/Wikimedia Commons/Public Domain

Fraser publicó sus hallazgos en el British Journal of Psychology en 1908.

En realidad, no es una espiral.

Es solo una ilusión.Es solo una ilusión.
Es solo una ilusión.
Mysid/Wikimedia Commons/Public Domain, Talia Lakritz/INSIDER

Mysid/Wikimedia Commons/Public Domain, Talia Lakritz/INSIDER

La espiral de Fraser no es en realidad una espiral. Los círculos concéntricos superpuestos y el fondo en espiral solo hacen que lo parezca. La ilusión es un poco más fácil de ver cuando los círculos están delineados en un color diferente.

El triángulo de Kanizsa es una ilusión de contorno descubierta en 1955.

En realidad, ahí no hay un triángulo.En realidad, ahí no hay un triángulo.
En realidad, ahí no hay un triángulo.
Fibonacci/Wikimedia Commons/Creative Commons

Fibonacci/Wikimedia Commons/Creative Commons

Parece que hay un triángulo blanco apuntando hacia abajo que es más brillante que el resto del fondo, pero es solo una ilusión. Nuestros cerebros crean un esquema que no existe en lo que se conoce como el fenómeno del borde fantasma.

El triángulo inexistente lleva el nombre del psicólogo italiano Gaetano Kanizsa, que publicó su investigación sobre el tema en una revista de psicología italiana en 1955.

La ilusión de Jastrow hace que parezca que la pista inferior del tren de juguete es más larga que la que está arriba.

Realmente son del mismo tamaño.Realmente son del mismo tamaño.
Realmente son del mismo tamaño.
Ag2gaeh/Wikimedia Commons/Creative Commons

Ag2gaeh/Wikimedia Commons/Creative Commons

Las dos pistas son en realidad de la misma longitud. Joseph Jastrow descubrió la ilusión en 1889. Los científicos aún no están seguros de por qué el cerebro percibe un objeto como más largo o más corto que el otro en función de su posición.

Para experimentar el efecto McCollough, alterna entre mirar las rayas roja y negra y las rayas verde y negra durante unos minutos. (Advertencia: esta ilusión óptica podría afectar tu visión durante más de tres meses si la miras durante demasiado tiempo).

Mira a cada lado durante unos minutos.Mira a cada lado durante unos minutos.
Mira a cada lado durante unos minutos.
Fredifortakeoff/Wikimedia Commons

Fredifortakeoff/Wikimedia Commons

Este fenómeno fue descubierto por Celeste McCollough en 1965.

Ahora, mira las rayas blancas y negras. Las rayas horizontales blancas deben aparecer verdes, y las verticales blancas, rojas.

¿Ves los colores?¿Ves los colores?
¿Ves los colores?
Wikimedia Commons

Wikimedia Commons

Este fenómeno es una especie de imagen secundaria, que la Enciclopedia Británica define como una " ilusión visual en la que persisten las impresiones retinales después de la eliminación de un estímulo,que se cree es causada por la activación continua del sistema visual". En otras palabras, los colores fuertes causan una impresión en el sistema visual y hacen que pienses que aún estás mirándolos, incluso cuando no lo estás, haciendo que las rayas blancas y negras aparezcan teñidas de rojo y verde.

De la misma manera que el flash brillante de una cámara puede permanecer en tu visión, un estudio en el Journal of Experimental Psychology averiguó que el efecto McCollough puede durar más de tres meses si el sujeto observa las coloridas rejillas durante demasiado tiempo.

Esta ilusión se conoce como la "ilusión de la pared de la cafetería", ya que se observó por primera vez fuera de una cafetería en la década de 1970.

Parecía que la pared de la cafetería estaba inclinada.Parecía que la pared de la cafetería estaba inclinada.
Parecía que la pared de la cafetería estaba inclinada.
Fibonacci/Wikimedia Commons/Creative Commons

Fibonacci/Wikimedia Commons/Creative Commons

Un trabajador de laboratorio de neuropsicología en el laboratorio de Richard Gregory en la Universidad de Bristol descubrió esta ilusión en los azulejos de la pared de una cafetería en 1979. Hugo Munsterberg también escribió sobre una ilusión similar en 1897.

Las líneas grises parecen estar inclinadas, pero si encubres los azulejos blancos y negros, verás que realmente son rectas. El efecto funciona debido a la forma en que las neuronas interactúan en el cerebro, interpretando un contraste de brillo entre las baldosas como una pequeña cuña para hacer que las líneas aparezcan inclinadas.

La ilusión de Müller-Lyer hace que parezca que todas estas líneas tienen diferentes longitudes.

Todas miden lo mismo.Todas miden lo mismo.
Todas miden lo mismo.
Fibonacci/Wikimedia Commons/Creative Commons

Fibonacci/Wikimedia Commons/Creative Commons

Un psiquiatra y sociólogo alemán llamado Franz Carl Müller-Lyer publicó la ilusión por primera vez en 1889.

No está exactamente claro por qué nuestros cerebros engañan a nuestros ojos de esta manera, pero una teoría podría ser que están acostumbrados a percibir los ángulos como esquinas que están cerca o lejos, interpretando las esquinas que miran hacia adentro como más distantes y, por lo tanto, más pequeñas

LEER TAMBIÉN: 17 fascinantes ilusiones ópticas que puedes visitar en la vida real

LEER TAMBIÉN: 19 ilusiones ópticas que te harán dudar de tus propios sentidos

VER AHORA: Joan Jordi Vallverdú, CEO de OmnicomMediaGroup: “La principal herramienta que tenemos es el talento de las personas”

    Más:

  1. Listas
  2. curiosidades
  3. Ciencia
  4. Redes Sociales