Así impacta la pandemia en los negocios de los españoles más ricos de cada provincia: de los ERTE y los ajustes de empleo a contrataciones y bonus para empleados

El presidente de Mercadona, Juan Roig, y la del Banco Santander, Ana Botín

Reuters

  • Las empresas de las personas más ricas de 44 provincias de España también han sufrido el impacto del coronavirus, aunque de forma desigual dependiendo de su sector.
  • En los negocios de las mayores fortunas de cada provincia ha habido ERTE, reestructuraciones y ajustes de plantilla, aunque también hay compañías que han repartido primas entre sus empleados o han realizado contrataciones durante la pandemia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Como a la mayoría de sectores de la economía estatal e internacional, el impacto económico del coronavirus ha sido muy desigual entre las mayores fortunas de España. Pese a que solo las actividades consideradas esenciales consiguieron esquivar el efecto de las primeras medidas para contener la pandemia, con la progresiva reapertura económica y sanitaria cada empresa y sector ha seguido una evolución diferenciada del resto.

Esa disparidad de consecuencias del coronavirus ha supuesto que en los negocios de las personas más ricas de 44 provincias de España se han registrado todo el abanico de posibilidades de evolución empresarial, desde recurrir a ERTE, ajustes de plantilla o reestructuraciones para afrontar el parón de su actividad o su facturación a iniciar procesos de contratación o repartir primas y dividendos para premiar a sus empleados por su rendimiento durante la pandemia.

Récords de ventas, contrataciones y primas entre los menos perjudicados por el coronavirus

Dentro de este último grupo, destaca Mercadona, presidida por Juan Roig, la mayor fortuna de la provincia de Valencia, que ha lanzado varios procesos en los últimos meses para incorporar personal indefinido y temporal y ha reconocido recientemente a Business Insider España que prevén seguir creando empleo en 2021. Así, durante la pandemia, la cadena valenciana se ha convertido en la mayor empresa empleadora del país, superando a El Corte Inglés, que ha perdido casi 20.000 trabajadores en 14 años y ha presentado el primer ERE de su historia. 

Mercadona, que incrementó un 17,7% su beneficio y un 5,5% sus ventas en 2020 respecto al año anterior, ha ofrecido a sus empleados bonificaciones salariales para reconocer su esfuerzo durante el último año, en el que sus ventas llegaron a multiplicarse por 2,5 al inicio de la pandemia. Así, ha repartido 409 millones de euros entre sus trabajadores, con 366 millones por primas por consecución de objetivos y 43 millones como recompensa por su compromiso en los últimos meses.

Las empresas del IBEX 35 pierden más de 9.000 millones de euros en 2020: turismo y banca, los sectores más perjudicados

También ha aumentado su plantilla Galletas Gullón, de la que es máxima accionista y presidenta de honor María Teresa Rodríguez Sainz-Rozas, la persona más rica de Palencia. La compañía, fundada en 1892, anunció en mayo del año pasado la creación de 100 nuevos puestos de trabajo para elevar el total de sus empleados a 1.600 personas como respuesta al aumento de la demanda, que le llevó a cerrar 2020 con un récord de ventas al elevar un 5% su facturación.

Esas contrataciones, que se anunciaron durante el primer estado de alarma y con gran parte de la población española confinada y que han recibido el aplauso de los sindicatos, forman parte del plan de la compañía para casi duplicar su plantilla en la próxima década hasta alcanzar los 3.000 trabajadores en 2030, como ya sucedió entre 2010 y 2020, pasando de 800 a 1.600 empleados en 10 años a pesar de las 2 crisis económicas que se han sucedido en este periodo, según El Norte de Castilla.

Mientras, otras compañías del grupo de los menos perjudicados por la pandemia han mantenido otras medidas, como el reparto de dividendos, como es el caso de Ferrovial, presidida por Rafael del Pino, la mayor fortuna de Madrid, que repartió 0,197 euros por cada acción a sus inversores este jueves a pesar de haber registrado unas pérdidas de 410 millones de euros en 2020 y de 86 millones en el primer trimestre de 2021.

Del mismo modo, Inditex, fundada y controlada por la persona más rica de A Coruña y de todo el país, Amancio Ortega, repartió cerca de 1.100 millones de euros entre sus accionistas el pasado 3 de mayo, de los que 650 millones fueron a parar al bolsillo del propio Ortega. La multinacional textil, que anunció y posteriormente suspendió un ERTE para 25.000 de sus empleados en España y ha cerrado 640 tiendas en 2020, acabó el año con su menor beneficio en 14 años y un 27,9% menos de facturación.

Los ERE afectan a 6 de las personas más ricas de 44 provincias

Entre tanto, otras compañías de las mayores fortunas provinciales no han podido evitar recurrir a los ERTE para capear el impacto económico del coronavirus, como en el caso del Grupo Antolín, cuyo máximo accionista es la persona más rica de Burgos, José Antolín. Así, en marzo de 2020 presentó un ERTE de 90 días para sus 1.400 empleados y en febrero de este año anunció otro en similares condiciones en la planta de Eurotrim, en Burgos, según La Tribuna de la Automoción.

Otras compañías, como El Corte Inglés o Adolfo Domínguez, que no pertenecen a las personas más ricas de sus respectivas provincias pero cuentan con un peso específico en sus economías, también han recurrido a los ERTE para reducir el impacto negativo del coronavirus, aunque en el caso de la firma textil ourensana estas medidas no han sido suficientes y ha anunciado un ERE en marzo que afectará a 300 de sus empleados y que supone su cuarta ronda de despidos en 10 años, según La Voz de Galicia.

Por su parte, la también ourensana Sociedad Textil Lonia, propiedad de los hermanos de Adolfo Domínguez, que ostentan la mayor fortuna de la provincia gallega, recurrieron a un ERTE el pasado verano pero no han llegado a presentar un ERE, aunque sí han realizado ajustes de plantilla, con 12 despidos en septiembre, que se suman a los realizados en Bimba y Lola, sociedad impulsada por Jesús Domínguez, que se han concretado en 18 salidas en julio, según Economía Digital.

Mientras, 6 de las personas más ricas de 44 provincias de España sí han aplicado ERE en las empresas que dirigen o en las que participan. El primero se produjo el pasado mes de junio en Sener, presidida por Jorge Sendagorta, la mayor fortuna de Bizkaia, que planteó un expediente de extinción en sus fábricas en Las Arenas (Bizkaia), Cerdanyola (Barcelona) y Tres Cantos (Madrid) para 110 de sus trabajadores, que suponen el 6,8% de su plantilla, según Europa Press.

6 meses después, Banco Santander, presidido por Ana Botín, principal fortuna de Cantabria, anunciaba un ERE para 3.572 empleados, que supone el tercer despido masivo en la entidad en los últimos 4 años y coincide con la reestructuración en la banca española que podría destruir hasta 19.000 empleos. Pocos días más tarde, el 22 de diciembre, el Grupo Recreativos Franco, la empresa de la persona más rica de Toledo, daba a conocer en un comunicado un ERE para 100 trabajadores, el 25% de su plantilla.

Ya en 2021, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) daba su aprobación al despido de 200 empleados de Halcón-Avoris al dar luz verde a su petición de rescate dentro del fondo para la recuperación de empresas estratégicas, que suponen 400 menos de los solicitados por la compañía, creada en diciembre con la fusión de las agencias de viajes de Barceló y Globalia, cuyo presidente ejecutivo es Juan José Hidalgo, que cuenta con el mayor patrimonio de Salamanca.

Por último, el ERE que anunció Coca-Cola European Partners a mediados de marzo para 360 de sus trabajadores implica directamente a 2 grandes fortunas provinciales, dado que su presidenta es Sol Daurella, la persona más rica de Barcelona, y entre sus accionistas se encuentran los hermanos Mora-Figueroa Domecq, que ostentan el mayor patrimonio de Cádiz y el quinto más grande de Andalucía.

Otros artículos interesantes:

Estas son las personas más ricas de 44 provincias de España

Inditex da un paso atrás y descarta presentar un ERTE en abril para los 25.000 empleados de sus tiendas

La tormenta de despidos masivos irá mucho más allá de la banca en 2021: los ERE de las grandes empresas en plena pandemia suman ya más de 30.000 afectados

Te recomendamos

Y además