El impacto de un año de pandemia en salud mental: los profesionales empiezan a afrontar las consecuencias de las crisis

Dos médicos escuchan a un paciente de un hospital psiquiátrico durante el confinamiento

Reuters

  • El mayor miedo de los profesionales sanitarios de salud mental cuando comenzó la pandemia era no tener recursos para atender a los pacientes.
  • Ahora, la pandemia empieza a destapar el impacto que ha tenido en la salud mental de las personas. 
  • Aunque los servicios de salud mental no tuvieron que lidiar con una alta demanda durante el confinamiento, se enfrentan en este momento a un aumento de trastornos de todo tipo y destacan el impacto en profesionales sanitarios. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El mayor miedo de los profesionales sanitarios de salud mental cuando comenzó la pandemia era no tener recursos para atender a los pacientes, recuerda Ana González-Pinto, presidenta de la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental (FEPSM) y jefe de Servicio en Funciones del Hospital Universitario de Álava, en una entrevista con Business Insider España. 

Vitoria fue uno de los epicentros del coronavirus en España al inicio de la crisis sanitaria y González-Pinto vivió pronto una situación que luego se replicó en todos los hospitales del país: el desmantelamiento de todos los servicios en favor de la atención a los pacientes de coronavirus. 

Psiquiatría se quedó prácticamente sin camas y los pacientes fueron traslados, explica González-Pinto. 

A pesar de los temores iniciales, la psiquiatra explica que finalmente no hubo una gran demanda de los servicios de atención de salud mental durante el confinamiento. "No es que hubiera menos patologías", advierte, sino que la misma precaución que tomó la población general para no acudir a los servicios de urgencias y sanitarios de forma presencial durante el confinamiento fue adoptada por las personas con trastornos de salud mental. 

"Una vez pasada la primera ola, se ha ido recuperando la atención de forma presencial y telemática y hemos podido ir observando", señala González- Pinto.

Big data, atención inmediata e integral y equipos multidisciplinares: las claves del programa que está reduciendo los suicidios en Cantabria

Desde su hospital, la psiquiatra participa en un estudio nacional que está investigando el impacto de la crisis del coronavirus en la salud mental. 

MINDCOVID cuenta con la participación de más de 20 centros repartidos entre las comunidades autónomas de Cataluña, el País Vasco, Madrid, Andalucía, Castilla y León y Valencia. Se han llegado a reclutar más de 10000 profesionales sanitarios, 3000 pacientes y 3500 personas aleatoriamente, residentes en España.

Aumentan los trastornos alimentarios en adolescentes

"Lo primero que hemos detectado con claridad es un aumento de trastornos en pacientes infantojuveniles, en concreto trastornos alimentarios", señala González-Pinto. 

Las pacientes son en su mayoría femeninas y, aunque cualquier problema de salud mental es complejo y multifactorial, la psiquiatra cita el aislamiento y el cambio del entorno académico de las aulas a casa como algunos factores desencadenantes o agravantes. 

"Es la primera patología que hemos visto aumentar exponencialmente", subraya. 

Los informes de varios hospitales en España confirman las palabras de la presidenta de la FEPSM y ahondan en las razones. 

Los expertos advierten de que los suicidios podrían aumentar con el fin del confinamiento: qué medidas de prevención deben tomarse

El Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, por ejemplo, registró un 20% más de ingresos por trastornos de la conducta alimentaria durante el año 2020, coincidiendo con la pandemia, principalmente por anorexia nerviosa. 

El informe señala que "la modificación de las actividades o rutinas de la vida diaria, la restricción social, el incremento y mal uso de las redes sociales y una mayor incertidumbre y miedo como efecto emocional negativo de la pandemia" ha podido provocar "en personas vulnerables una hipervigilancia al estado físico y un posible comienzo de conductas alimentarias anómalas". 

Los trastornos depresivos, la ansiedad y el abuso de sustancias: la ola de la que está alertando ya la OMS 

González-Pinto señala que para los servicios ya están empezando a ver y a prepararse para una ola de atención de patología mental en la que destacarán el abuso de sustancias y los trastornos depresivos y de ansiedad. 

Además, aunque parece que los intentos de suicidio disminuyeron durante el confinamiento, expertos consultados por Business Insider España ya anticiparon que aumentarían en los meses siguientes. 

A pesar de que todavía no tienen datos exactos, González-Pinto asegura que desde el punto de vista clínico sí que están detectando un aumento en los casos de intento de suicidio. 

"En 6 o 7 meses tendremos datos para ver la tendencia", señala. 

La tendencia observada por los profesionales en España se está detectando a nivel internacional y ha hecho que la Organización Mundial de la Salud alerte sobre la necesidad de reforzar los servicios de salud mental. 

Japón ha nombrado un ministro de la Soledad después de que los suicidios hayan aumentado por primera vez en 11 años en medio de la pandemia

Una investigación canadiense que ha recopilado datos de 55 estudios internacionales pinta la misma imagen que la presidenta de la FEPSM. 

Los expertos señalan que la prevalencia del trastorno por estrés postraumático fue del 22% entre enero y mayo, la de la depresión se situó en 16% y la de la ansiedad llegó al 15%. 

El artículo explica que estas cifras implican que han sido, respectivamente, 5, 4 y 3 veces más frecuentes en comparación con la prevalencia habitual. 

Los profesionales sanitarios, los grandes afectados

A pesar de que los servicios de atención de salud mental todavía no están enfrentándose de lleno a la ola de trastornos que se avecina, existe un colectivo que ha acusado más que ningún otro el golpe de la pandemia: los profesionales sanitarios. 

"Ahí sí que ya se ve el incremento de patología depresiva y ansiedad y de ideación suicida", lamenta González-Pinto. 

El esfuerzo de Facebook para detener los suicidios revela una preocupante brecha entre las tecnológicas de Silicon Valley y los expertos en salud

Una de las investigaciones realizadas en el marco de MINDCOVID y publicada en la Revista de Psiquiatría y Salud Mental realiza una radiografía del impacto de la primera ola en la salud mental de los profesionales sanitarios.

Participaron 9.138 sanitarios y los resultados aseguran que "uno de cada 7 sanitarios españoles presentaron un probable trastorno mental discapacitante durante la primera oleada de COVID-19". 

La investigación ha detectado también factores de riesgo que parecen aumentar la probabilidad y señala que "aquellos con trastornos mentales alguna vez antes de la pandemia, los que están expuestos con frecuencia a pacientes con COVID-19, los infectados o en cuarentena/aislados, las mujeres y las enfermeras auxiliares deben considerarse grupos que necesitan seguimiento y apoyo de su salud mental". 

LEER TAMBIÉN: Menos tabúes y más recursos: los jóvenes necesitan que se hable del suicidio

LEER TAMBIÉN: Isabel Sola, investigadora del CSIC: "Nuestras vacunas son tan competitivas y potentes como las que se están desarrollando a nivel internacional"

LEER TAMBIÉN: La salud mental de los adultos jóvenes sigue en peligro por la pandemia del coronavirus

VER AHORA: XV Smart Business Meeting: el desafío de la transformación del mercado inmobiliario en la era post COVID