Pasar al contenido principal

Al implantar un fin de semana de tres días todos los meses esta empresa ha disparado su productividad

Ejecutivo descansando.
Dan Kitwood/Getty Images
  • Desde hace un año, la compañía de publicidad y marketing SteelHouse celebra mensualmente sus “Días SteelHouse”.
  • Ahora todos los meses que no tienen de por sí un fin de semana de tres días cuentan con uno, cortesía de la empresa.
  • El CEO de SteelHouse, Mark Douglas, afirma que esta nueva política ha disparado la moral, la energía y la productividad en la empresa.
  • Esta historia forma parte de una serie especial de Business Insider sobre un Capitalismo Mejor.

Mark Douglas no tenía idea de lo que cinco días libres más al año podían hacer por su empresa.

Corría enero de 2017 cuando Douglas, CEO de la compañía de publicidad y marketing SteelHouse, anunció a su equipo que todos los meses que no tuvieran un fin de semana de tres días contarían a partir de entonces con lo que denomina “Día SteelHouse”.

Así, un viernes o un lunes al mes, la empresa cerraba. 

Ya ha pasado un año desde que Douglas implantara esta política y asegura que se han producido mejoras tremendas en la moral y productividad de los empleados, muy por encima de lo que imaginaba en un primer momento.

“Estamos quitando literalmente un día laboral al mes para la compañía al completo”, dijo Douglas a Business Insider.

Para una persona que trabaje ocho horas al día, eso supone 40 horas extra al año de productividad perdida. SteelHouse tiene unos 250 empleados, lo que quiere decir que sacrifica 10.000 horas de trabajo potencial sólo por ofrecer cinco días libres más.

“Haces una apuesta que al final beneficiará a todo el mundo, incluida la empresa en sí”, dijo Douglas.

Mark Douglas, CEO de SteelHouse.
Mark Douglas, CEO de SteelHouse. SteelHouse

Así parece haber ocurrido a lo largo del último año, señaló. El balance de la empresa no ha sufrido por el cambio de política y, en todo caso, este ha unido más al equipo y lo ha hecho sentirse más revitalizado.

Los Días SteelHouse no son como los días normales de libranza, según Douglas. En un día normal de libranza, una parte del equipo trabaja mientras el resto descansa. Y puede que los que descansan sientan la llamada del deber, bien por medio del correo electrónico o el teléfono. Pero la empresa cierra por completo durante los Días SteelHouse, lo que permite a los empleados desconectar por completo.

“Cuando lo concibes de manera que el equipo completo lo haga, le proporciona verdaderamente a todo el equipo un fin de semana largo, un tiempo de ocio fijo, todos los meses”, apuntó Douglas.

Los Días SteelHouse no son el único beneficio innovador que ha ideado la empresa. Desde 2011, los empleados tienen una asignación monetaria determinada para coger las vacaciones que quieran. La actual es de 2.000 dólares al año.

La filosofía de Douglas se basa en confiar en la gente para que gestione su tiempo de manera inteligente. Al darles un día libre extra cinco meses al año para viajar — esos viajes a menudo se financian con la asignación de 2.000 dólares — se ayuda a crear una mentalidad simbiótica por la que SteelHouse respeta a sus empleados y estos respetan a la compañía.

“No se necesita mucha ciencia” para ver que un día libre extra cada mes hace que la gente acuda al trabajo más veliz, dijo Douglas. “Simplemente hay que tener el valor de hacer algo distinto y creer que va a generar una ganancia neta”.

Te puede interesar

Lo más popular