Implementar el trabajo híbrido va a ser más complicado de lo que parece y harán falta años, según McKinsey

Hombre desconcentrado durante el teletrabajo.
filadendron

Getty Images

  • Muchas empresas están obligadas a adaptarse al nuevo escenario tras la irrupción del teletrabajo y la llegada del modelo híbrido. 
  • La consultora McKinsey sugiere que la transición va a ser larga.
  • Además apunta a que la transición hacia un modelo más flexible, en el que se compagine el trabajo en la oficina con el trabajo en casa, llevará mucho más tiempo del que parece. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Son muchas las empresas que empiezan a planear la vuelta a la oficina y muchos también los trabajadores que aseguran preferir un modelo de trabajo más flexible, compaginando el trabajo desde casa con la oficina. Sin embargo, un nuevo estudio elaborado por la consultora McKinsey, dibuja un panorama sombrío para el trabajo híbrido

Los ejecutivos de Apple, Morgan Stanley, Goldman Sachs y Bloomberg, entre otros, ya han expresado su deseo de que los empleados vuelvan a la oficina al menos la mayor parte de la semana. Sin embargo, otras grandes empresas como Facebook, Spotify y Zillow han optado por otra estrategia y están dejando que su plantilla trabaje desde cualquier lugar

Menos implantación y más brecha de género: estos 4 gráficos revelan la diferencia entre teletrabajar en España y en la UE durante la pandemia

Más de la mitad de los directivos afirman en una reciente encuesta de McKinsey que esperan que los empleados estén en la oficina 4 o más días a la semana. Un 36% espera que, como mínimo, sean 3 días. Mientras, otra encuesta de McKinsey realizada a 5.000 empleados de diversas empresas reveló que solamente el 37% prefiere estar en la oficina a tiempo completo: el 63% prefiere trabajar completamente en remoto o con un modelo híbrido.

“En este momento, se está estudiando concienzudamente la vuelta del trabajo remoto”, asegura la consultora. La adaptación “será un acontecimiento sin precedentes en el que se pondrán a prueba todo tipo de normas que han sido dadas por hecho durante décadas. Los líderes están muy lejos de saber cómo funcionará” añade.

No hay que ignorar los cambios en el mercado laboral

Si bien la pandemia ha sacudido el mercado laboral y por tanto, las condiciones en las que trabajaban muchas personas, también ha supuesto un antes y un después: muchos de esos trabajadores se han replanteado sus prioridades en cuanto a su vida personal y profesional. Y el teletrabajo y el trabajo híbrido han ganado muchos adeptos. 

Debido a esta serie de cambios y a sus consecuencias, McKinsey advierte de que “la línea de meta es un espejismo” cuando se trata de planificar un nuevo modelo de trabajo.

Los expertos advierten de 5 cosas que puedes tener en tu casa y dificultan tu teletrabajo: así puedes solucionarlo

“Con algunas excepciones, muchos líderes se aislaron durante la pandemia. De hecho, piensan que es fácil y deseable que las empresas avancen rápidamente. Pero, sin embargo, su gente no está del todo de acuerdo y hace tiempo que existe un desajuste entre la opinión de los trabajadores y la de los directivos”, señala la consultora.

Actualmente, el mercado laboral vive una creciente agitación. En muchos sectores de Estados Unidos, se habla de una Great Resignation o Gran Renuncia en castellano, debido a que miles de trabajadores han cambiado o planean cambiar sus profesiones tras la pandemia. También se ha percibido una crisis entre los empleados de muchas empresas fruto del agotamiento. 

Como respuesta a estas cuestiones, McKinsey señala que encontrar las pautas adecuadas para el trabajo es “un esfuerzo independiente a la vuelta a la oficina a corto plazo”.

April Rinne, autora de Flux: Eight Superpowers for Thriving in Constant Change (Flujo: ocho superpoderes para prosperar en el cambio constante), dice que los líderes empresariales tienen que dejar de lado su enfoque “o lo tomas o lo dejas”. Si se aferran a él, dice Rinne a Business Insider, no podrán evitar “que el talento se vaya en masa”.

Los líderes empresariales deben dejar de “negar la desconexión”

En lugar de esperar una solución a corto plazo y volver a la normalidad, los ejecutivos deben escuchar y reconocer la necesidad de adaptarse durante un largo periodo de tiempo, señalan los autores del informe de McKinsey.

Además, destacan la importancia de recoger las opiniones de los empleados y evaluarlas de forma crítica. Esto también debería incorporar datos sobre el comportamiento de los trabajadores, como cuándo prefieren hacer el trabajo y con quién colaboran mejor, para entender cómo de conectados están sus sentimientos con las tareas que realizan.

Los trabajadores pospandemia elegirán empresas que permitan conciliar y teletrabajar, según un estudio de Randstad

Por último, los líderes deben entender que todo esto llevará tiempo.

Adoptar una cultura de ensayo y error implicará un verdadero cambio de mentalidad para algunos líderes”, escriben los autores. “Tendrán que sentirse cómodos con el hecho de que una solución clara puede no ser evidente de inmediato y las grandes respuestas podrían demorarse años”.

Rebecca Knight ha colaborado en la elaboración de este artículo.

Este contenido fue publicado originalmente en BI Prime

LEER TAMBIÉN: El teletrabajo hace que se trabajen más horas, pero no de manera más productiva

LEER TAMBIÉN: Microsoft se prepara para las reuniones de trabajo del futuro: un modelo híbrido con participantes en la oficina y en remoto

LEER TAMBIÉN: Estos son los puestos de trabajo en remoto más demandados ahora mismo, según los últimos datos de LinkedIn

VER AHORA: XV Smart Business Meeting: el desafío de la transformación del mercado inmobiliario en la era post COVID