Pasar al contenido principal

Angela Ahrendts ha sido una de las ejecutivas mejor pagadas de Apple durante sus 5 años en la compañía: estas son las 3 lecciones más importantes que ha aprendido en su puesto

Angela Ahrendts was one of Apple’s highest-paid executives during her 5 years at the company — here are the 3 biggest lessons she learned on the job
AP Photo / Eric Risberg
  • La ex responsable de retail de Apple, Angela Ahrendts, ha dejado recientemente la compañía después de cinco años, revelando las tres lecciones más importantes que aprendió durante su carrera allí durante una entrevista en el podcast Hello Monday de LinkedIn.
  • Esas lecciones incluyen nunca olvidar de dónde vienes, moverte rápido y jamás olvidar que tienes una enorme responsabilidad.
  • Descubre más historias en Business Insider.

Cuando Apple se acercó a la ex CEO de Burberry, Angela Ahrendts, para solicitarle dirigir su enorme negocio de retail, Ahrendts no estaba segura de si era la decisión correcta para ella.

Pero aprendió mucho de la experiencia, algo de lo que ha reflexionado al hablar con Jessi Hempel de LinkedIn en el podcast Hello Monday.

Sus conclusiones más importantes se reducen a tres lecciones distintas: no olvides de dónde vienes, muévete más rápido de lo que jamás podrías imaginar y nunca olvides que tienes una enorme responsabilidad.

Al hablar de esa primera lección, Ahrendts ha descrito cómo observaba la forma en que los empleados de Apple a menudo hacían referencia a los ideales y valores establecidos por el fallecido cofundador y ex CEO de Apple, Steve Jobs. "Podría haber rechazado todo eso, pero [pensé] 'No, vamos a codificarlo'", dijo. "Protejamos eso... Lo que aprendí de ellos después de enfrentarme con las 140 tiendas fue nunca olvides de dónde vienes, y usa eso como tu base".

Trabajar en un rol de liderazgo senior en una empresa de tecnología como Apple también mostró a Ahrendts la importancia de moverse rápidamente, especialmente en una época en la que nuestra atención está dominada por aplicaciones como Instagram, YouTube y Uber. "Les dije a los líderes muy pronto: movámonos rápido, rápido", ha afirmado. "Así que nos deshicimos de todos los manuales, nos deshicimos de todo, y comenzamos a hacer 3 minutos de YouTube. Así es como unimos y alineamos a 70.000 personas en todo el mundo".

Ella también ha aprendido que liderar los esfuerzos de venta al por menor de Apple significaba mucho más que simplemente vender iPhone. "La tercera cosa es, nunca olvides que tienes una enorme responsabilidad", ha explicado. Esa línea de pensamiento encaja con el programa Today At Apple encabezado por Ahrendts, que ofrece clases gratuitas en áreas como fotografía, vídeo y producción musical. "Hablaría con los equipos sobre el impacto que pueden tener en su comunidad", ha añadido.

Leer más: Esta experta en marca e imagen personal relata cuáles son los puntos fuertes y débiles de los emprendedores españoles

Sin embargo, no está claro si las iniciativas de Ahrendts fueron bien recibidas en Apple. La conversación de Ahrendts con Hempel se ha producido justo antes de que Bloomberg haya publicado una información que sugería que algunos de los cambios realizados en Apple bajo su liderazgo fueron controvertidos, en particular su renovación del Genius Bar.

Apple anunció en febrero que Ahrendts iba a dejar la compañía en abril, aunque no dio más detalles sobre el motivo, más allá de decir que ella se estaba marchando por "nuevas actividades personales y profesionales". Deirdre O'Brien, ejecutivo de recursos humanos de Apple desde hace mucho tiempo, ha asumido el cargo de Ahrendts en un nuevo rol ampliado llamado vicepresidente senior de retail y personal.

Ahrendts fue contratada en 2013 —el año anterior al debut del Apple Watch—, para supervisar la dirección estratégica de la compañía para sus tiendas online y físicas. Con una compensación total de 26.5 millones de dólares en 2018, Ahrendts ha sido una de las ejecutivas mejor pagadas de la compañía, según una declaración de representación desde Apple.

Ahrendts no ha dicho qué hará ahora. Pero si sus comentarios a Hempel son ciertos, no tener un plan puede ser algo bueno. "[Si] haces un plan demasiado perfecto, vas a perder todas las otras oportunidades", afirmaba. "Porque las rechazarás  y dirás que no porque está tratando de cumplir con tu plan".