Por qué es importante conocer la cantidad de heces de peces que se acumulan en las profundidades de los océanos

Pez en el mar.
georgeclerk

Getty Images

  • Las heces de los peces podrían estar provocando una acumulación de grandes cantidades de carbono en las profundidades de los océanos.
  • El aumento de estas emisiones podrían provocar no solo una catástrofe climática, sino que supondría pérdidas que ya alcanzan los 3.000 millones de dólares para mitigarlas en el Atlántico.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando te bañas en el mar probablemente no se te pase por la cabeza las millones de toneladas de heces que defecan los animales marinos al año, algunas incluso son de lo más valiosas.

Además de no ser un pensamiento agradable, la realidad es que la suma de todas estas heces podrían tener un impacto negativo en los océanos, según ha publicado Science Alert.

Un nuevo estudio publicado en Limnology and Oceanography estima que el 16% del carbono de estos ecosistemas provienen de las heces de los peces y otras excreciones, así como de su aliento.

Resuelto el misterio de por qué los wombats hacen heces en forma de cubo

Esto se traduce en vertidos de 1,65 mil millones de toneladas al año, convirtiendo a los océanos en los sumideros de carbono activo más grandes del mundo.

"Nuestro estudio es el primero en revisar el impacto que los peces tienen sobre el flujo de carbono", cuenta Grace Saba, ecóloga oceánica de la Universidad de Rutgers en New Brunswick.

Tras realizar una investigación exhaustiva recabando información sobre estudios previos, los resultados revelaron que los cilindros largos de heces de pescado pueden hundirse o transportarse miles de metros y son muy resistentes a la descomposición en el agua, convirtiéndose en una fuente significativa de carbono en las profundidades.

"Incluso con la información disponible proveniente principalmente de estudios a corto plazo que exhiben una alta variabilidad reportada entre lugares específicos, la evidencia sugiere que los peces juegan un papel más importante en el ciclo del carbono de lo que se pensaba", escriben los autores.

Comer tus propias heces podría ayudarte a prevenir el aumento de peso después de terminada una dieta, según un estudio israelí

El carbono orgánico que no es consumido llega al fondo marino, donde puede ser utilizado por criaturas bentónicas o ser almacenado durante cientos de años.

Luego, el carbono puede reintroducirse en la atmósfera a través de la circulación del agua, lo que se traduce en otra gran amenaza en la actual crisis climática.

En este sentido, los peces podrían ser vitales en dicho almacenamiento gracias a su propia biomasa, migración activa, respiración o defecación pasiva, pero su impacto está por determinarse. 

Los investigadores creen que si este transporte de carbono hasta las profundidades se desacelerase por cualquier razón, esto podría generar una bomba biológica con impacto directo en la sociedad humana.

Hay más de 14 millones de toneladas de plástico en el fondo del océano, según los expertos

Económicamente también supondría una crisis importante, ya que estudios recientes estiman que el aumento de estas emisiones de carbono en el Atlántico cuestan entre 170 y 3.000 millones de dólares en mitigación y entre 23 y 401 mil millones de dólares en adaptación, unas cifras estratosféricas para solo un océano.

"Con base en los datos fragmentados actuales es imposible estimar la importancia total del carbono de los peces, pero vale la pena conocer esta cifra", concluye Angela Martin, bióloga marina y una de las autoras principales. "La protección de los ecosistemas y organismos marinos para mejorar su contribución a la captura y almacenamiento de carbono podría ser un componente rentable, transversal y de alto impacto de planes más amplios de mitigación y adaptación al cambio climático".

En cualquier caso, los expertos alertan de que se necesitan urgentemente más investigación en torno a la abundancia de peces, su biomasa colectiva y su papel en el transporte de carbono, pero este podría ser un buen comienzo.

Otros artículos interesantes:

Resuelto el misterio de por qué los wombats hacen heces en forma de cubo

Comer tus propias heces podría ayudarte a prevenir el aumento de peso después de terminada una dieta, según un estudio israelí

Hay más de 14 millones de toneladas de plástico en el fondo del océano, según los expertos

Te recomendamos

Y además