¿Qué importe puedes deducirte de la inversión en una empresa nueva?

Silicon Valley
HBO

Invertir en startups y empresas de nueva creación tiene triple premio. Por un lado estás ayudando a un emprendedor a poner en marcha su proyecto, por otro puedes obtener una buena rentabilidad si todo va bien y por último, siempre vas a ganar desde el punto de vista fiscal.

El dinero que inviertas en empresas de nueva creación puede desgravarse en la declaración de la renta gracias a la conocida como Ley de Emprendedores de 2013. El IRPF prevé una deducción estatal, a la que se suman los incentivos de algunas comunidades autónomas.

La deducción estatal por invertir en startups no es compatible con la autonómica, así que deberás elegir entre una u otra al hacer la renta, a no ser que tu inversión supere los límites de la primera. En ese caso sí podrás desgravar en el tramo estatal por la cantidad restante.. 

Además, para poder aplicar la desgravación, tanto la startup como tu propia inversión deben cumplir una serie de límites.

Cuántos impuestos paga cada español al año según sus ingresos y quiénes aportan más a Hacienda

Requisitos que debe cumplir la empresa

El objetivo de esta la deducción por inversión en empresas de nueva creación es incentivar la apuesta por startups para favorecer el emprendimiento. Esto se traduce en una serie de condiciones que la pyme debe cumplir.

Son los siguientes:

  • La forma societaria debe ser una Sociedad Anónima (S.A.), Limitada (S.L.), Anónima Laboral (S.A.L.) o Limitada Laboral (S.L.L.).
  • La empresa no debe cotizar en ningún mercado organizado, ni si quiera el Mercado Bursátil Alternativo (MAB).
  • La empresa debe ejercer una actividad económica que cuente con medios personales y materiales, algo que deja fuera las sociedades de gestión mobiliaria o inmobiliaria. 
  • Los fondos propios de la empresa no podrán superar los 400.000 euros en el ejercicio en que compres las acciones. Así es como la ley se asegura que la compañía sea realmente una start up.
  • La empresa no puede tener más de tres años de vida y no podrá ejercer la misma actividad que venía realizando otra empresa con los mismos socios. 

Estas son las condiciones que debe cumplir la empresa para que puedas desgravar, a las que hay que sumar las de la propia inversión.

Las claves para invertir en startups de Luis Martín Caviedes

Requisitos de la inversión en startups

La deducción está pensada para inversiones a medio y largo plazo. Por eso mismo, deberás mantener tu participación en la empresa durante 3 años por lo menos, aunque no podrás seguir más de 12 como accionista. 

Si vendes antes tus acciones, tendrás que devolver la deducción de la que disfrutaste. 

Además, tu participación en la empresa no puede superar el 40% del capital social o de los derechos a voto. Esto incluye también las participaciones que pueda tener tu cónyuge o cualquier pariente de hasta el segundo grado (hermanos, tios, primos...).

Para poder desgravar, el dinero que inviertas no podrá haber disfrutado de una deducción autonómica similar, ni provenir de la venta de acciones de esa misma compañía el año anterior.

Qué cantidades puedes deducir

¿Existe un límite a la deducción por inversión en nuevas empresas? Sí, la cantidad  con derecho a deducción es de 60.000 euros

Sobre esa cifra podrás desgravar el 30%, con lo que la deducción en el IRPF será de 18.000 euros como máximo.

Esto no quiere decir que sólo puedas invertir esas cantidades, simplemente que el resto del dinero que inviertas no te permitirá pagar menos impuestos en la renta

Si vendes y reinviertes, no pagas impuestos

Igual que con los fondos de inversión, la inversión en startups se beneficia de una exención en caso de reinversión. Es decir, no tendrás que pagar impuestos si reinviertes el dinero de la venta de las acciones en otra empresa de nueva creación. 

La cantidad exenta será solo la que haya servido de base para la deducción y en ningún caso podrás volver a deducir por esa nueva inversión. 

También existen deducciones autonómicas

A la deducción estatal se suman las deducciones autonómicas por invertir en empresas de nueva creación, aunque ambas son incompatibles sobre una misma cantidad. Es decir, no puedes aportar 60.000 euros a una startup y desgravar por ellos en el tramo estatal y el autonómico. 

Lo que sí se puede es invertir 80.000 euros y desgravar 60.000 en el tramo estatal y 20.000 en el autonómico

Estas son las deducciones en cada región:

  • Andalucía: un 20% de la inversión hasta una deducción máxima de 4.000 euros anuales. Esto deja la aportación máxima deducible en 20.000 euros.
  • Aragón:  un 20% de la inversión hasta una deducción máxima de 4.000 euros anuales, con lo que la aportación máxima que da derecho a deducción es de 20.000 euros.
  • Islas Baleares:  un 30% de la inversión hasta un máximo de 6.000 euros, lo que hace que la aportación máxima deducible sea de 20.000 euros.
  • Cantabria: un 15% con un límite de 1.000 euros anuales y una base máxima deducible de 15.000 euros.
  • Castilla y León: un 20% de la inversión con un límite de 10.000 euros al año, por lo que la base máxima deducible será de 50.000 euros.
  • Cataluña: un 30% de la inversión con un límite de 6.000 euros al año, por lo que la inversión máxima deducible es de 2.000 euros.
  • Extremadura: un 20% de la inversión con un límite de 4.000 euros al año, con lo que el máximo deducible es de 20.000 euros.
  • Galicia: un 20% de la inversión hasta una deducción máxima de 4.000 euros anuales. Esto deja la aportación máxima deducible en 20.000 euros.
  • Madrid:  un 20% de la inversión hasta una deducción máxima de 4.000 euros anuales para una aportación máxima deducible de 20.000 euros.
  • Murcia:  un 20% de la inversión hasta una deducción máxima de 4.000 euros anuales hasta una  aportación máxima deducible de 20.000 euros.

LEER TAMBIÉN: La fiscalidad e impuestos del teletrabajo: ¿hay que tributar por el internet o móvil que te paga la empresa?

LEER TAMBIÉN: Estas 9 startups marcarán el futuro de la movilidad y la logística tras el COVID-19, según el fondo de inversión Target Global

LEER TAMBIÉN: Obligaciones de las empresas inactivas: desde impuestos hasta el registro de cuentas

VER AHORA: Domingo Mirón, presidente de Accenture en España, Portugal e Israel: “La colaboración público-privada y la multisectorial serán clave en la gestión de los fondos europeos”