Por qué el incienso y la mirra son tan caros

  • El incienso y la mirra han sido muy valorados en todo el mundo durante más de 6.000 años. La iglesia católica romana usa, aproximadamente unas 50 toneladas métricas de incienso al año.
  • El aceite esencial de incienso puede venderse hasta por 6.000 dólares el litro.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Esta es la transcripción del vídeo.

Narrador: el incienso y la mirra son comúnmente conocidos por sus connotaciones bíblicas. Pero esta resina ha sido apreciada en todo el mundo durante más de 6.000 años. Estas fragantes piezas de incienso provienen de los árboles de la familia de las Burseraceae y se encuentran en el cuerno de África y en la península arábiga. Pero a pesar de los recientes intentos de proteger estos árboles, pronto podrían estar en vías de extinción. ¿Qué hace que el incienso y la mirra sean tan caros?

Hay aproximadamente 550 especies de Burseraceae, una colección de árboles a menudo conocidos como la familia de los árboles del incienso, reconocibles por su corteza escamosa y aromática y por su savia perfumada. Pero el verdadero incienso proviene solo de una pequeña fracción de estas especies.

Muez Hailu, Director de Desarrollo Forestal: “En Etiopía, hay seis especies de árboles de caucho y resina. Una de esas especies se llama Boswellia papyrifera. Ese es su nombre científico. Tiene una gran demanda en el mercado internacional”.

Narrador: el incienso es una resina blanca lechosa derivada de los árboles Boswellia, que son excepcionales por su capacidad de crecer en condiciones adversas. De hecho, se sabe que estos árboles crecen en la roca sólida. La mirra, por otro lado, es una resina rojiza extraída de los árboles de Commiphora. El proceso de extracción de la savia de los árboles Boswellia y Commiphora es prácticamente idéntico. Se hacen incisiones, o golpecitos, en la corteza del árbol, que crean heridas. Los árboles producen una resina gomosa, como una costra, como protección contra la herida. La resina se endurece entonces en trozos en forma de lágrimas. Se hacen más incisiones en intervalos regulares para continuar con la producción de los exudados de resina.

Melles Gebru, Tapper en Baeker Site: “Primero, golpeamos aquí. Este es un punto en el que golpear. Este ya está herido. Después de 15 días, los exudados estarán listos para separarse. Esto se llama "KNFRIT". Después de 15 días manteniendo el mismo proceso, lo separamos de nuevo. Esto se llama "SALSYEN". Al mismo tiempo, también recogemos algunas resinas. Después de otros 15 días, ya lo denominamos "RABE'YEN", y recogemos algunas más. Hacemos el mismo proceso continuamente cada 15 días”.

La madera de agar, una de las más cotizadas del mundo por sus propiedades únicas, está cerca de su extinción.

Narrador: los gránulos de resina recolectados de los árboles deben ser separados por diferentes grados. Primer grado: cuando el incienso es claro, blanco y sin impurezas. Los trozos más pequeños de los mismos gránulos de alta calidad se separan dentro de un tamiz y se clasifican como incienso de primer grado. Esto se irá deteriorando gradualmente según el tamaño y la cantidad de impurezas, como la corteza infundida en la resina. El incienso de baja calidad se vende principalmente para el consumo en los mercados ocales, mientras que los grados uno, dos, tres y cuatro se exportan.

Zereu Aregehegn: “esto es de grado A, y es más caro. Lo hemos ordenado basándonos en su calidad y en su grano, y este es caro. Aquí compramos el no procesado por unos 15.800 birr, sin impuestos”.

Narrador: eso significa que al por mayor, este saco de incienso etíope de primer grado vale unos 430 dólares. El incienso y la mirra se han quemado durante miles de años, y ambos están profundamente arraigados en las celebraciones de las ceremonias religiosas. De hecho, se cree que solo la Iglesia Católica y Romana todavía usa unas 50 toneladas de incienso al año. 

El incienso y la mirra eran algunos de los productos más apreciados en las civilizaciones antiguas y se convirtieron en la fuerza motriz de la creación de las rutas comerciales del incienso, una vasta red de importantes parajes terrestres y marítimos que se remonta al 300 a.C. y que unía el Mediterráneo con los productos de lujo del sur. En el apogeo de su uso, estas rutas permitían el transporte de aproximadamente 3.000 toneladas de incienso al año, transportadas por camellos.

Hoy en día, además de sus usos medicinales y cosméticos, el incienso ha encontrado una gran popularidad como aceite esencial, que en su forma más pura puede venderse hasta por 6.000 dólares el litro. El aceite esencial de incienso por sí solo generó más de 190 millones de dólares en 2018, y se espera que supere los 406 millones de dólares en 2028.

Pero con tanto dinero que se obtiene dañando un árbol, el proceso de extracción, que debería ocurrir solo dos o tres veces al año, es peligroso no solo por peligros ambientales como los incendios forestales, sino también por extractores locales no capacitados. A veces pueden pasar décadas para que estos árboles empiecen a producir la resina, por lo que la sostenibilidad de la especie depende de que se dañe el árbol sin matarlo.

Kindeya Gebrehiwot: lamentablemente, el proceso de recolección del incienso es muy perjudicial para el árbol. Por tanto, cada vez que la gente va, lo hiere y recoge la savia, eso no da suficiente tiempo para que el árbol descanse y se cure a sí mismo. Así que, uno de nuestros descubrimientos es que este árbol está realmente bajo amenaza.

Narrador: la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, clasificó a la especie Boswellia como casi amenazada hace más de 20 años, y la falta de leyes de sobreexplotación en algunos países significa que la protección de los árboles de Boswellia en zonas tan remotas es prácticamente imposible. Los expertos que estudiaron los viejos árboles de Boswellia papyrifera en el norte de África sugirieron que la mayoría no había producido un árbol joven en medio siglo. 

Muez Hailu: “Si usamos métodos de extracción inapropiados, el árbol puede ser destruido y desaparecerá en cinco o diez años. Este árbol es irremplazable. Hasta ahora no hemos tenido éxito en su reproducción a través de la tala y la plantación de plántulas del árbol. Tenemos que tener cuidado con la explotación  y la gestión  de este recurso natural. Nos hemos beneficiado de la producción de incienso durante siglos en esta región. Sin embargo, en algunas zonas, ya está extinto.

LEER TAMBIÉN: Descubre las 5 propiedades del jengibre: un superalimento perfecto para bajar peso y el ingrediente ideal para la salud

LEER TAMBIÉN: 8 cosas que puedes hacer con un limón y desconocías

LEER TAMBIÉN: El bonsái es un arte milenario que podría estar desapareciendo: estas son las razones por las que es tan caro

VER AHORA: Mascarillas, grupos burbuja o PCR masivos: cómo han preparado otros países la vuelta a las clases para prevenir contagios

    Más:

  1. Trending
  2. video
  3. Navidad
  4. Lotería Navidad
  5. Historia
  6. curiosidades
  7. Miscelánea