Pasar al contenido principal

La increíble historia del spot de Tiger Woods para Nike

Tiger Woods, Golf
Pixabay

No fue hace demasiado tiempo, Tiger Woods era todavía el atleta más cotizado por los patrocinadores en todo el mundo, de hecho, estuvo largo tiempo en lo más alto de la lista de atletas mejor pagados del mundo.

Pero entre todos los acuerdos de patrocinio y anuncios que hizo Woods, hay uno  que  destaca por encima de todos: el famoso spot de malabares con pelota de golf para Nike, que se emitió por primera vez en 1999.

El comercial es simplemente Woods haciendo malabarismos con una pelota de golf durante 28 segundos, rápido, lento, entre sus piernas, detrás de su espalda, y termina golpeando la pelota en el aire según le viene.


Pero este icónico comercial deportivo por poco nunca llega a hacerse e, incluso después de que nació la idea, podría haber fallado si no es por el feroz apetito competitivo de Tiger.

El día en que se filmó el anuncio, Woods se encontraba en un campo de prácticas grabando otro spot para Nike, Chris Zimmerman de la empresa de ropa dijo en el pograma Dateline de la NBC en 2000

En ese comercial, un grupo de golfistas piratas de repente se vuelven increíbles en el campo de prácticas solo por estar en presencia de Woods. Una vez que se va, también de repente regresa su falta de habilidad para jugar al golf. Abajo puedes verlo. 

Zimmerman continúa explicando que fue durante una pausa para el almuerzo, mientras se filmaba ese comercial, que Woods estaba matando el tiempo haciendo malabarismos con una pelota de golf.

En realidad, fue Doug Liman, el director del comercial, quien vio a Woods haciendo malabares con la pelota de golf. Liman, quien hoy es conocido como el director de grandes películas de Hollywood como "Swingers", "The Bourne Identity" y "Edge of Tomorrow", vio lo que Woods estaba haciendo y tuvo una idea.

Mientras daba una charla en una conferencia en 2008, Liman explicó cómo se le ocurrió la idea, relató Greg Sandoval de Cnet.

Al notar que Woods rebotaba una pelota en el borde de un club durante los descansos de los rodajes, Liman agarró una cámara de hombro y, tras llevárselo lejos del resto del equipo, pidió a Woods que volviera a hacer botar la pelota de golf mientras le filmaba.

No hubo truco o animación por ordenador para hacer este comercial. De hecho, Woods falló en sus primeros tres intentos, según Zimmerman. Es más, las tomas descartadas de los primeros tres intentos, que se emitieron en "Dateline".

Fue entonces cuando Liman comenzó a frustrarse y acusó a Woods de ahogarse. "Le espeté, 'no puedo creer que tú, de entre todas las personas, te estés asfixiando bajo presión'", le dijo Liman a la audiencia en 2008.

Aquí es donde salió a relucir el talento y la competitividad de Woods

Tras fulminar al realizador con la mirada, Woods tomó la pelota y la rebotó mientras pasaba el palo a través de sus piernas detrás de su espalda y termina golpeando la pelota en el aire. 

La toma, que se convirtió en un clásico, fue natural, no ensayada e impulsada por la imaginación en lugar de millones de dólares de estudio, asegura Liman.

Lo que es aún más sorprendente es el tiempo. Woods necesitaba completar su truco de malabarismo en exactamente 28 segundos. Exactamente lo necesario para que encajara en un comercial. Woods termina y golpea la pelota en el aire exactamente a los 28 segundos, y lo hizo con solo su cuarta toma.

Eso es algo que solo Tiger Woods podría haber hecho.

Te puede interesar

Lo más popular