Chechenia, Georgia, Siria o Crimea: esto fue lo que pasó en otras incursiones militares de la Rusia de Putin antes de la invasión de Ucrania

Putin, desfile militar en Rusia

Sputnik/Alexei Druzhinin/Kremlin via Reuters

El 24 de febrero de 2022, Rusia ataca Ucrania y comienza una invasión de la que, por ahora, no se conoce cuándo llegará el final ni cómo será.

Desde entonces, se han sucedido los ataques terrestres y aéreos y las amenazas rusas, las sanciones occidentales, la resistencia ucraniana y la prolongación de una guerra que Putin ha calificado de "operación militar especial" y que ha justificado con una denuncia del "genocidio del régimen Ucraniano" y la premisa de que busca "garantizar la paz" en la región del Donbás, en el este de Ucrania.

Del dueño de Dia al hombre más rico de Rusia: quiénes son los 10 oligarcas rusos sancionados por la Unión Europea

Ha sido el último movimiento ofensivo de la Rusia liderada por Vladímir Putin, pero está lejos de ser el primero: Chechenia, Georgia, Crimea, Siria... desde la caída y disolución de la Unión Soviética en 1991, han tenido lugar varios ataques rusos. 

Estas son algunas de las principales incursiones militares de Rusia ordenadas por Putin anteriores a la actual invasión de Ucrania:

Chechenia (1999)

Chechenia

Chechenia, que antes formaba parte de la Unión Soviética, proclamó su independencia en 1991 en contra de los deseos de Rusia, que realizó una intervención en 1994 finalizada en 1996, con la retirada de las tropas ante la resistencia chechena y la posibilidad de un proceso de determinación.

Este quedó frustrado con la segunda incursión rusa, en 1999, año en que Putin llegó al poder y ocurrieron explosiones en Moscú que el Kremlin atribuyó a terroristas chechenos. 

Con un coste estimado de cientos de miles de muertos, la guerra pasó por el control de la capital chechena, Grozny, en 2000 por parte de Rusia, y más enfrentamientos que se dieron por concluidos en 2009.

El poder de la república se encuentra en la actualidad en manos del presidente, Ramzán Kadýrov, político ruso de origen checheno y considerado afín a Rusia.

Georgia (2008)

Familiares de soldados georgianos muertos durante la guerra con Rusia lamentan su pérdida en una ceremonia.

Georgia también pasó a ser independiente tras la caída de la URSS en 1991, aunque las regiones de Osetia del Sur y Abjasia rechazaron formar parte del nuevo país: sus aspiraciones fueron respaldadas por Rusia, preocupada por el acercamiento de Georgia hacia la Unión Europea y la OTAN.

Ya en 2008, en el que suponía el tercer enfrentamiento durante esos años, Putin lanzó una breve e intensa ofensiva (5 días y cientos de muertos) con la que expulsó a las tropas georgianas de esos territorios, a los que reconoció como estados independientes.

Kirguistán (2012)

Kirguistán, imagen de archivo de 2010.

Las tropas rusas se encuentran en Kirguistán desde que, en 2012, el gobierno provisional le pidiese ayuda para controlar la situación en la ciudad de Osh ante los enfrentamientos armados y mortales entre kirguises y uzbekos.

Rusia es el principal aliado de Kirguistán, antigua república soviética ubicada en Asia Central y presidida por Sadyr Zhaparov desde 2021.

Crimea (2014)

Una mujer sostiene un retrato de Vladímir Putin durante celebraciones en la plaza principal de la ciudad de Crimea, en 2014.

Señalada como uno de los antecedentes de la actual invasión en Ucrania, Crimea fue motivo de una crisis entre Rusia y Occidente en 2014.

En este caso se trató de una incursión silenciosa y rápida que dio como resultado la anexión por parte de Rusia de este territorio, antes ucraniano.

La población respondió afirmativamente a un referéndum sobre la unión a Rusia, no reconocido por Ucrania ni la comunidad internacional, y Crimea acabó incorporada a la Federación Rusa.

Siria (2015)

Imagen de 2015 de la guerra en Siria: 2 hombres transportan a una persona herida.

El presidente de Siria, Bachar al Asad, pidió ayuda a Rusia en 2015 tras 4 años de guerra civil, contra las posiciones del Estado Islámico.

Esta intervención, con más de 60.000 soldados rusos y la única producida en un territorio fuera de la antigua URSS, cambió el curso de la guerra en Siria, donde Rusia sigue presente, con 2 bases militares.

Kazajistán (2022)

Protestas en Kazajistán contra la invasión de Rusia en Ucrania

Kazajistán es un país de Asia Central que comparte frontera con Rusia, Kirguistán y Uzbekistán, y que antes también fue república soviética.

Se trata de la intervención militar rusa más reciente, sin contar la actual en Ucrania: Kasim-Yomart Tokáyev, presidente del país, solicitó apoyo el 5 de enero de 2022 a la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, organización político-militar liderada por Rusia, que envió 2.000 soldados de mayoría rusos para sofocar disturbios por la subida del precio del gas licuado de petróleo.

Días después, las fuerzas abandonaron el país.

¿Cuál es el problema de Ucrania y Rusia? Claves para entender por qué Putin ha comenzado la guerra

Similitudes y diferencias de la invasión a Ucrania con las anteriores incursiones militares de Rusia

Situación en Donetsk durante la guerra en Ucrania.

La disolución de la Unión Soviética en 1991 dio lugar a un mal trato hacia Rusia, según Putin, que lo ha catalogado como la "mayor catástrofe geopolítica del siglo XX".

Esta creencia, junto a la preocupación ante el crecimiento de la OTAN hacia sus fronteras, se encuentran detrás de muchas de sus intervenciones militares, que han ocurrido en territorios exsoviéticos con la excepción de Siria.

Los medios y expertos encuentran similitudes en estas incursiones y la de Ucrania como estas, además de una visión imperialista y estratégica (Crimea y Ucrania formarían parte del mismo plan de ganar influencia) y una llamada a la seguridad rusa.

Asimismo, en algunos casos coinciden las aspiraciones de los territorios atacados (como Georgia o Ucrania) de acercarse a la UE y a la OTAN: "Georgia empezó a marcar el futuro de la política extranjera de Rusia, cuando realmente empezaron a concretar las intenciones que estamos viendo hoy", explica Mathieu Boulegue, investigador del programa de Rusia y Eurasia en el instituto Chatham House, a BBC Mundo.

La intención de crear confusión e incertidumbre en el resto de países antes de lograr el control, en unos ataques que forma parte de la misma "guerra no lineal", sería otro punto en común, según expertos consultados por el medio.

Sin embargo, hay también importantes diferencias, como las distintas motivaciones para la invasión de Ucrania, la resistencia de este país (más extenso) y su población, las sanciones occidentales —que parecen haber sorprendido al Kremlin— o un final aún por llegar y difícil de predecir.

"No parece que Ucrania vaya a capitular y no sabemos exactamente qué considerará el Kremlin como un éxito, qué tan lejos irá y cuál es la estrategia para acabar la guerra", analiza al medio británico Boulegue.

Fuentes: BBC Mundo, RTVE, CNN, AFP

Otros artículos interesantes:

Los 25 ejércitos más poderosos de todo el mundo ahora mismo

Estos son los países con más armas nucleares del mundo en 2022

12 cosas que no sabías de Volodímir Zelenski, presidente de Ucrania: el actor que siguió los pasos de su personaje de ficción

Te recomendamos