Pasar al contenido principal

India sigue la senda de la Unión Europea y ya investiga a Google por sus prácticas monopolísticas

Sundar Pichai
Sam Chuchill / Flickr

Creative Commons

  • Las autoridades indias de competencia han abierto una investigación contra Google por abusar de su posición de dominio con Android para favorecer otros servicios como su buscador, la Play Store o el navegador Chrome.
  • Se trata de una acusación casi calcada a la que el año pasado le costó una multa récord de 4.340 millones de euros por parte de la Unión Europea.
  • No es el primer choque de Google con los reguladores indios: el año pasado, la empresa fue multada con 1.360 millones de rupias (unos 17,56 millones de euros) por abusar de su hegemonía como el principal motor de búsqueda del país para favorecer otros servicios.

El pasado año, la Unión Europea impuso una multa récord de 4.340 millones de euros a Google por abuso de posición dominante con su sistema operativo móvil Android. Los reguladores comunitarios llevaban estudiando el caso casi una década, temiéndose que la filial de Alphabet pudiera estar aprovechando la hegemonía del robot verde para impulsar otros servicios de la casa, como el buscador, Chrome o la Play Store.

Pues bien, en una nueva muestra de hasta qué punto la Unión Europea es el faro que guía la lucha contra los monopolios a escala global, ahora es el regulador indio quien ha abierto una investigación formal por exactamente los mismos cargos.

La propia Comisión de Competencia de la India ha confirmado este extremo e incluso algunos de sus responsables han confirmado a Reuters que han "consultado a la UE y Estados Unidos sobre el asunto antes de decidir que seguíamos adelante con la investigación, ya que el estudio preliminar sugiere abusos por parte de Google".

Leer más: Bruselas multa de nuevo a Google: 1.490 millones de euros por abuso de posición dominante en su negocio de publicidad

Las autoridades indias esperan completar la investigación en los próximos meses, tiempo durante el que se convocará a los principales ejecutivos de Google. De hecho, no se descarta que se pueda exigir la presencia incluso de Sundar Pichai, actual CEO de Google y, como anécdota, de origen indio (nació hace 46 años en Madurai).

Eso sí, no es el primer enfrentamiento que el popular buscador tiene con las autoridades antimonopolio del subcontinente indio. Sin ir más lejos, el año pasado, la Comisión de Competencia multó a Google con 1.360 millones de rupias (unos 17,56 millones de euros) por abusar de su hegemonía comercial como el principal motor de búsqueda del país para favorecer otros de sus muchos servicios.