Pasar al contenido principal

España es la octava peor economía del mundo, según Bloomberg

Una escena en las calles de Egipto.
El Cairo (Egipto). Cortesía de Walter Chang

Calcular la miseria de la economía de un país es complicado, pero Bloomberg lo ha intentado.

Su Índice de miseria (Misery Index) 2018 combina la inflación y las previsiones de desempleo de los países. El índice, en sus cálculos asume la popular idea de que una economía con empleo y poca inflación suele traducirse en habitantes felices y viceversa.

Aunque la perspectiva global es por lo general positiva —con un crecimiento interanual previsto del 3,7% durante 2018 en todo el mundo—, algunos países siguen golpeados por la inflación y el aumento del desempleo.

Entonces, ¿qué países reúnen las peores perspectivas de desempleo e inflación como para figurar entre las peores economías del mundo?

Las puntuaciones del índice que figuran a continuación se basan en los promedios anuales de datos mensuales y trimestrales de 2017 así como en las previsiones de Bloomberg para 2018. De este modo, los datos referentes a la inflación y al desempleo se combinan para poder expresarlos con una sola cifra.

9. Brasil

Rio de Janeiro, en Brasil.
Río de Janeiro (Brasil). Shutterstock

Puntuación obtenida: 15,8

Puntuación en el índice de 2017: 16,3

Brasil sufre un alto desempleo y la inflación se sitúa por encima del 4%, pero el panorama está mejorando. Su tasa de desempleo cayó constantemente en 2017 hasta finalizar el año en el 11,8%, el nivel más bajo en 14 meses.

 

8. España

Protesta en Cataluña durante una huelga general convocada por la independencia.
Protesta en la plaza Sant Jaume de Barcelona (España) durante los días posteriores al referéndum de independencia. Thomson Reuters

Puntuación obtenida: 17,3

Puntuación en el índice de 2017: 19,2

España es otro de los países con peor economía. Tiene una de las tasas de desempleo más altas de la Unión Europea y sigue sufriendo los efectos de la crisis financiera mundial de 2008. Pese a ello, las perspectivas para el país mejoran: la tasa de paro del país ha caído en 2017 en comparación con el año anterior y el crecimiento de la economía ha seguido por encima de la media europea a pesar de la situación política de Cataluña.

 

7. Ucrania

Protesta cerca del Parlamento de Ucrania en Kiev, la capital del país.
Protesta cerca del Parlamento de Ucrania en Kiev, la capital del país. Thomson Reuters

Puntuación obtenida: 17,8

Puntuación en el índice de 2017: 23,8

Ucrania sigue devastada por una guerra contra los separatistas apoyados por Rusia en el este del país así como por una epidemia de sida y altos niveles de desempleo. La tasa de paro del país fue del 9,5% en diciembre. La inflación se situó en el 1,5%.

 

5. Grecia

Protesta contra la Unión Europea en Atenas (Grecia) en junio de 2015.
Protesta contra la Unión Europea en Atenas (Grecia) en junio de 2015. Milos Bicanski/Getty Images

Puntuación obtenida: 20,6

Puntuación en el índice de 2017: 22,7

Una década después de que la crisis financiera mundial de 2008 sumiera a Grecia en una crisis de deuda pública catastrófica, el desempleo del país se mantiene en un 20,9%; en otras palabras, 995.899 personas no tienen trabajo en Grecia.

Entre las personas de 15 a 24 la situación es aún más grave con un 43,7% de desempleo.

El Gobierno del país, según Reuters, espera que la tasa de desempleo caiga hasta el 18,4% este año.

5. Turquía

Estambul (Turquía)
Fotografía de Estambul, la ciudad más poblada de Turquía. Thomson Reuters

Puntuación obtenida: 20,6

Puntuación en el índice de 2017: 22,2

La tasa de desempleo de Turquía se situaba al 10,3% en octubre de 2017, lo que significa una disminución del 1,5% y encaja con la tendencia global de crecimiento del empleo. La economía del país también creció un 11% durante el tercer trimestre de 2017, el crecimiento más rápido entre los países del G20. 

 

4. Egipto

Mezquita-madraza Sultan Hassan en El Cairo (Egipto)
Mezquita-madraza Sultan Hassan en El Cairo (Egipto). Daria Volyanskaya / Shutterstock

Puntuación obtenida: 26,4

Puntuación en el índice de 2017: 41,7

La economía egipcia se vio alterada por los acontecimientos tras la Primavera Árabe de 2011 y la caída del poder del presidente Mohamed Morsi a manos de los militares en 2013.

La tasa de desempleo del país cayó hasta el 11,3% en el último trimestre de 2017, menos del 12,4% registrado en el mismo periodo de 2016, informa Reuters. En enero de 2018, la inflación se mantenía en el 17%, menos del 21,9% de diciembre de 2017.

 

3. Argentina

La Casa Rosada, en Buenos Aires (Argentina).
La Casa Rosada, en Buenos Aires (Argentina). Shutterstock

Puntuación obtenida: 27,1

Puntuación en el índice de 2017: 36,9

El presidente argentino Mauricio Macri fue elegido en 2015 tras comprometerse a reducir la inflación y recuperar el crecimiento económico. La economía de Argentina, limitada por los altos impuestos y el proteccionismo, ha visto caer la inflación desde el 40% hasta el 25%. Sin embargo, y según The Wall Street Journal, el crecimiento del país seguiría lastrado por la deuda pública y el gran poder de los sindicatos.

 

2. Sudáfrica

Ciudad del Cabo, Sudáfrica
Fotografía aérea de Ciudad del Cabo, la capital de Sudáfrica. michaeljung/Shutterstock

Puntuación obtenida: 33,1

Puntuación en el índice de 2017: 33,0

Aunque está bajando, la tasa de desempleo en Sudáfrica sigue siendo excesivamente alta: 26,7%. El país tiene varios frentes abiertos: el presidente Jacob Zuma se vio obligado a dimitir a mediados de febrero por la propia presión de su partido y las reservas de agua de la capital del país, Ciudad del Cabo, escasean tanto que la ciudad podría verse obligada a suspender el suministro.

 

1. Venezuela

Protesta contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.
Enfrentamiento entre la policía y los manifestantes en contra del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en Caracas. Thomson Reuters

Puntuación obtenida: 1872,0

Puntuación en el índice de 2017: N/A

Venezuela, el país más desdichado del índice Bloomberg, encadena su cuarto año como la peor economía de la clasificación. La hiperinflación es la causa.

La caída de los precios del petróleo hizo que la petroeconomía del país comenzara a mermar, lo que provocó la reducción de fondos del entonces presidente Hugo Chávez. El control de precios, la caída de las importaciones y la disminución de las reservas de divisas también están desgarrando la economía del país y, según la CNN, aumentando el número de venezolanos malnutridos. Las protestas también se están extendiendo por todo el país.

El país no mide la inflación, así que la tasa real no deja de ser la suposición de cualquiera. Los economistas consultados por Bloomberg pronostican un aumento en 2018 del 1.864 %. El Fondo Monetario Internacional estima un 13.000 %. Sí, eso es: un 13.000 %. 

Te puede interesar