Pasar al contenido principal

Massimo Dutti y Uterqüe lideran la caída de las ventas de Inditex y Oysho modera su impacto: la moda 'casual' esquiva mejor el golpe del coronavirus

Pablo Isla, en el New Economy Forum, en Pekín, en noviembre de 2019
Pablo Isla, en el New Economy Forum, en Pekín, en noviembre de 2019 Reuters

  • Las ventas de Inditex, que a cierre de trimestre contaba con el 98% de sus puntos de venta abiertos, se contraen un 37% en el primer semestre del año en términos interanuales. 
  • Las cadenas que peor han evolucionado han sido Massimo Dutti y Uterqüe, que registran desplomes en torno al 40% de las ventas frente a las cifras alcanzadas en el primer semestre de 2019.
  • En el lado contrario, la pandemia castiga menos a Oysho y a Pull&Bear, las cadenas que registran una contracción de las ventas más moderada.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Inditex trata de recuperar la marcha en medio de la crisis del coronavirus y su concepto de moda casual sale menos resentida que las cadenas de moda formal y de oficina.

El gigante del textil ha presentado este miércoles las cuentas del primer semestre del año, marcadas por la progresiva reapertura de tiendas tras la parálisis económica para contener el avance pandemia. En este marco, las ventas de Inditex, que a cierre de trimestre contaba con el 98% de sus puntos de venta abiertos, se contraen un 37% en términos interanuales, entre febrero y julio.

Las cadenas que más se han resentido de la caída de ventas han sido Massimo Dutti y Uterqüe, que registran descensos en torno al 40% de las ventas frente a las cifras alcanzadas en el primer semestre de 2019. En el lado contrario, la pandemia castiga menos a Oysho y a Pull&Bear, las cadenas que registran una contracción de la facturación más moderada, del 30,9% y del 33,8%, respectivamente.

La apuesta por una moda casual y por el athleisure favorece las cuentas de Oysho. La cadena de moda íntima y deportiva de Inditex registra unas ventas de 208 millones de euros en el primer semestre de 2020, lo que supone un descenso del 30,9% frente a los 301 millones de euros del 2019.

Leer más: Los 100 días que han cambiado Inditex: así ha dirigido Pablo Isla el gigante mundial de la moda durante la tormenta económica provocada por el coronavirus

Pull&Bear es la segunda cadena que sortea con mejor salud los efectos de la pandemia. Su facturación cae un 33,8%, hasta los 578 millones de euros, cuando en el primer trimestre de 2019 alcanzó los 873 millones de euros. 

La que más sufre es Massimo Dutti, con su concepto de moda más formal y de oficina. Las ventas de la cadena caen un 41,9%, hasta los 578 millones de euros, que contrastan con los 844 millones de euros con los que cerró los primeros seis meses de 2019.

En la misma línea, Uterqüe y su segmento de moda elegante se resienten del confinamiento con una caída de la facturación del 40,38%, hasta los 31 millones de euros en el primer semestre de 2020. 

“La diferencia entre los conceptos se debe a la presencia geográfica, la ubicación de tiendas y el perfil de moda”, señalaron desde la compañía en la presentación de resultados con analistas de esta mañana.

El buque insignia de Inditex, Zara, que aglutina también la división de Zara Home, tampoco es ajena al impacto de la pandemia. Es la tercera cadena que sale peor parada de la pandemia, con una caída de los ingresos del 37,8%, que se sitúan en los 5.532 millones de euros y contrastan con los 8.895 millones de euros. 

En esta deriva le siguen, por orden, Bershka y Stradivarius. La primera de las cadenas de moda joven ha registrado una facturación de 692 millones de euros, un 35,9% menos respecto a los 1.080 millones de euros del primer semestre del 2019.

Leer más: Mango y Tendam trabajan en colecciones para otoño a caballo entre el 'casual' y las prendas de calle tras el coronavirus

En la misma línea encoge sus ventas Stradivarius, aunque con unos ingresos significativamente inferiores. La cadena de Amancio Ortega ha reducido su facturación un 35,3%, hasta los 502 millones de euros, frente a los 776 millones de euros de hace un año. 

Inditex contrae la caída de sus ventas y vuelve a números negros en el segundo trimestre. El titán gallego de la moda ha cerrado los seis primeros meses del año, entre febrero y julio, con una facturación de 8.033 millones de euros, lo que supone una caída del 37% en términos interanuales. En el segundo trimestre, el grupo de Amancio Ortega recorta la caída de sus ventas al 31% desde el 44% que registró en los tres primeros meses del año.

En el segundo trimestre de su ejercicio fiscal, el dueño de Zara obtuvo un beneficio de 214 millones de euros, entre mayo y julio, frente a los números rojos de 409 millones de euros del trimestre anterior. Así, el grupo cierra el semestre con un resultado neto de -195 millones de euros. Esta cifra sería de 39 millones de euros, positivos, de descontarse la provisión de 308 millones de euros que el grupo efectuó en el primer trimestre para paliar el impacto del coronavirus.

Y además