Pasar al contenido principal

La venta online sobresale en Inditex: todo lo que sabemos de la nueva obsesión del dueño de Zara

Tienda de Zara
Inditex

  • Inditex ha anunciado su ambición de que las ventas por internet supongan el 25% de la facturación en 2022, desde el 14% que copaban en el último ejercicio.
  • En los seis primeros meses del 2020, las ventas por internet crecieron un 74% en un contexto marcado por la pandemia del coronavirus, pero la tendencia no se mantendrá a medida que la situación se normalice y la cifra tenderá a descender.
  • A finales de este año, Inditex pretende estar presente con sus tiendas online en todos los mercados y con todas las cadenas.
  • En ese afán por conjugar la tienda física con la online, Zara lanzó esta misma semana su modo tienda y desarrolla una plataforma tecnológica propia para la gestión del stock.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Hay una palabra que resuena como el eco en las últimas presentaciones de resultados de Inditex: online.

La apuesta del gigante textil por este canal es decidida, una estrategia que el grupo puso en marcha en 2012. No en vano, el dueño de Zara ha anunciado su ambición de que las ventas por internet supongan el 25% de la facturación en 2022, desde el 14% que copaban en el último ejercicio. El plan contempla 2.700 millones de euros en inversión tecnológica y para la ampliación y renovación del espacio comercial.

La compañía con sede en Arteixo impulsa el comercio electrónico de sus cadenas de moda y la última muestra de ello es el lanzamiento de la plataforma de Lefties. Ha sido la última marca del grupo en incorporarse a la venta por internet, y la que faltaba, y está operativa desde este septiembre.

Y es que a finales de este año, Inditex pretende estar presente con sus tiendas online en todos los mercados y con todas las cadenas. Por este motivo, el gigante de Amancio Ortega pisa el acelerador para lanzar la plataforma de todas sus enseñas en los mercados en los que aún no están presentes antes de que finalice el 2020. “La idea es tener una presencia online global a finales de año”, ha explicado el presidente de Inditex, Pablo Isla, en la presentación de resultados del primer semestre del 2020

Lo cierto es que, en los seis primeros meses del 2020, las ventas por internet crecieron un 74% en un contexto marcado por la pandemia del coronavirus. El parón económico y el cierre de tiendas provocó que parte de esas ventas que antes se realizaban a través de la tienda física se trasladaran al canal online.

Leer más: Las 3 palancas de Inditex para enfrentarse al coronavirus: 8.000 millones en caja, autofinanciación y la opción de aplazar a final de año el pago de los alquileres de las tiendas

“Este crecimiento del 74% no se va a dar en los próximos trimestres, es algo anecdótico que ha permitido compensar en gran parte no tener tantas ventas en tiendas”, matiza el analista de Renta 4, Iván San Félix, en conversación con Business Insider España.

En 2012 Inditex se planteó la integración del modelo de las tiendas físicas y la tienda online para que todo funcionara como un único negocio. Esa ansiada omnicanalidad es el eje conductor sobre el que pivota la actual estrategia del grupo: “La gestión de los inventarios es clave y la hace en conjunto”, señala el analista.

A lo que se refiere San Félix es que, como las colecciones de las tiendas se renuevan dos veces por semana, el grupo utiliza esta capacidad logística para abastecer también al servicio a la tienda online. “El objetivo es que en los próximos años puedas hacer cualquier compra online. Que el pedido por internet llegue a cualquier mercado. Lo tratan como una venta más en tienda porque abastecen todos los puntos de venta a nivel mundial dos veces por semana. Es un esfuerzo muy grande”, reflexiona el experto.

Reorganización de la red de tiendas

En un paso más, el grupo de Amancio Ortega aprovechó la ocasión para entrar en 16 nuevos mercados en los seis primeros meses del 2020. Túnez y Andorra han sido dos de sus últimos destinos, a los que se suman Costa Rica, Guatemala, Honduras y Nicaragua. “Primero ha ido abriendo la tienda online de Zara en los principales países y ahora ha ido a otros países menos relevantes, ya no solo con Zara sino con el resto de marcas”, analiza San Félix. 

"La gran ventaja del modelo de negocio y posición central de inventario. Inditex tiene tasas de crecimiento y rentabilidad líderes en el sector", ha destacado el propio grupo en la presentación de resultados del segundo semestre este miércoles.

Leer más: Los 100 días que han cambiado Inditex: así ha dirigido Pablo Isla el gigante mundial de la moda durante la tormenta económica provocada por el coronavirus

"El online implica inversión que llevan haciendo durante años pero es una inversión rentable. Es una nueva vía de distribución que exige inversiones, gastos, porque si el comprador decide que se lo distribuya a su casa, tiene que haber servicio de mensajería", detalla el analista de Renta 4. "Hay que tener en cuenta este gasto, pero la clave es que la vía de negocio sea rentable. Y sí que lo es por sus márgenes elevados".

Como parte de esta estrategia, Inditex reorganiza su red de tiendas. El gigante textil avanzó el pasado trimestre que, hasta 2021, absorberá un total de 1.200 tiendas, a un ritmo de entre 500 o 600 al año. En paralelo abrirá 150 puntos de venta anualmente.  El grupo gallego apuesta por los formatos en ubicaciones prime en el centro de las ciudades, con grandes y vistosos edificios. La contrapartida se la llevan las tiendas más antiguas o bien ubicadas en zonas periféricas de los núcleos urbanos. 

De hecho, la empresa textil ha bajado la persiana de 75 puntos de venta. De ellos, hasta 22 se correspondieron con tiendas de Massimo Dutti y Zara es la única enseña que suma más establecimientos que hace un año. La compañía capitaneada por Pablo Isla acelera la reducción de su parque de tiendas. Así es que cerró julio de 2020, con 7.227 establecimientos en 96 mercados, frente a los 7.412 que contaba a cierre del primer trimestre.

Mientras, Inditex ha abierto tiendas de gran formato en 14 mercados y realizado 35 ampliaciones de establecimientos. “Está construyendo y diseñando tiendas atractivas a la vista para que la gente tenga una experiencia mejor y esto se complementa con el online”, analiza San Félix. “Funciona muy bien porque también te da opciones como recoger el pedido en la tienda”. 

Una plataforma tecnológica propia

En ese afán por conjugar la tienda física con la online, Zara lanzó esta misma semana su modo tienda, tanto en la aplicación como en la página web. Esta funcionalidad, disponible en 25 tiendas en el mercado español, incluye la recogida en tienda en media hora, permite localizar artículos determinados en cada tienda o reservar un probador en los puntos de venta. 

El grupo, que cuenta con una media de 3.000 visitas diarias a su página web, superó en el segundo trimestre el millón de pedidos en un día. Para hacer frente a esta avalancha de la demanda por internet, Inditex desarrolla una plataforma tecnológica propia que ya presentó en el primer trimestre con su plan estratégico: Inditex Open Platform. 

Leer más: Primark ni tiene tienda online, ni le interesa: los analistas de UBS revelan por qué no le resulta rentable vender por internet

Este sistema soportará todos los sistemas digitales del grupo. Además, pretende facilitar que el grupo alcance una fusión plena entre la tienda física y la online a través de la gestión integrada del stock, para tener todo el inventario a disposición del cliente de forma constante. 

En cualquier caso, aunque la deriva del gigante textil dependerá, en gran medida, de la evolución de la crisis sanitaria, “lo normal es que sigamos viendo tasas de crecimiento muy elevadas de la venta online en los próximos trimestres, aunque no tanto como este 74%”, estima el analista de Renta 4. “Mes a mes mejora la evolución de las ventas y eso es muy bueno. En septiembre ya estaba sólo un 11% por debajo de las ventas de 2019 y la previsión es que mejore”.

Y además