El dueño de Zara alcanza la mejor posición financiera de su historia en medio de la pandemia: podría sobrevivir 10 meses sin ventas

Pablo Isla, presidente de Inditex
Pablo Isla, presidente de Inditex

Reuters

  • Inditex cierra los primeros nueve meses del año con la mejor posición financiera de su historia, con una caja neta de 8.265 millones de euros.
  • Concretamente, la cifra ha aumentado en 1.779 millones de euros en el tercer trimestre del 2020 gracias a la contención de costes.
  • Estos más de 8.200 millones de euros en caja permitirían a Inditex estar entre 9 y 10 meses sin vender una sola prenda.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Inditex se mantiene en buena forma pese al coronavirus. El grupo fundado por Amancio Ortega y capitaneado por Pablo Isla cierra los primeros nueve meses del año con la mejor posición financiera de su historia. La caja neta del grupo ha crecido un 7% en términos interanuales, hasta alcanzar los 8.265 millones de euros. 

“Vemos a la compañía en una posición muy fuerte para encarar los próximos años”, ha subrayado el presidente del grupo textil, Pablo Isla, en la presentación de resultados de la compañía. “Estamos gestionando la compañía de forma sana desde el punto de venta de inventario, de ventas y de generación de flujo de caja”.

Estos más de 8.200 millones de euros en caja permitirían a Inditex estar entre 9 y 10 meses sin vender una sola prenda. “Con el nivel de ventas actuales de 14.000 millones de euros y más de 8.000 millones de euros en caja, Inditex podría estar tres trimestres o diez meses sin ventas”, explica el analista de XTB, Darío García, en una entrevista con Business Insider España.

El analista parte de una situación normalizada y toma como referencia las ventas de Inditex en lo que va de 2020, que se situaron en los 14.085 millones de euros frente a los 19.820 del pasado ejercicio. Los gastos operativos del grupo de los nueve primeros meses del 2019 ascendieron a 5.811 millones de euros.

Pero esta fortaleza financiera también se articula como una ventaja competitiva para el grupo a la hora de plantearse adquisiciones. La compañía de Amancio Ortega podría aprovechar esta liquidez para invertir en el desarrollo de nuevas marcas e intentar acaparar nuevos nichos de mercado. 

Los 100 días que han cambiado Inditex: así ha dirigido Pablo Isla el gigante mundial de la moda durante la tormenta económica provocada por el coronavirus

Inditex podría apostar por la compra de otras empresas de moda. “Puede acometer esta inversión sin problema siempre y cuando pueda sacarle rentabilidad”, apunta Diego Morín, analista de IG Capital, en una entrevista con Business Insider España. “Podrían comprar muchas empresas que están en situación difícil, pero tendrían que hacer un análisis exhaustivo. No creo que se metan a comprar con la situación que viene delante”.

No parece, en cualquier caso, una opción muy atractiva para el gigante de la moda. “Sería complicado que optara por fusiones y adquisiciones porque el sector textil está muy atomizado y cada marca está muy posicionada”, dice García. “A no ser que vaya a un mercado en el que no tiene todavía presencia sería muy complicado que busque adquirir empresas de la competencia”.

Lo que quizás pueda interesarle más al dueño de Zara son los inmuebles. De hecho, Amancio Ortega gestiona un imperio inmobiliario a través del grupo Pontegadea, el brazo inversor con el que además controla el 59,3% del imperio textil. 

Cuántas reproducciones necesita un músico para ganar 1 euro en Spotify, Apple Music, Amazon y más

Perfiles como los edificios de oficinas en el centro de ciudades como Nueva York o Londres, donde el precio del metro cuadrado sube de forma constante, podrían ser del apetito de Inditex, apunta el analista de XTB. Cabe recordar que Ortega, a través de Pontegadea, es dueño de sus propias tiendas así como la de competidores desde el establecimiento de Primark en la Gran Vía madrileña al de la firma de joyería Tiffany en San Francisco. 

La posición financiera del grupo gallego ha ido creciendo año a año y trimestre a trimestre. Concretamente, la cifra ha aumentado en 1.779 millones de euros en el tercer trimestre del año gracias a la contención de costes derivados de la reducción de la red de tiendas. “La prioridad ha sido la caja para Inditex. Así puede generar más provisiones en caso de que haya una crisis o una caída de las ventas”, explica el analista de IG Capital, Diego Morín. 

Pablo Isla ha sabido reconducir el grupo gallego en un momento complicado, juzga Morín. Inditex no tiene prácticamente deuda, se ha autofinanciado, y la caja del grupo ha aumentado un 33% respecto al pasado año. Todo ello pese a que arrastra una caída de las ventas del 13% en los nueve primeros meses del año. 

Inditex registra sus primeros números rojos desde que salió a bolsa en 2001: pierde 409 millones en su primer trimestre

El gigante de la moda empezó la crisis de forma responsable, tras realizar un aprovisionamiento de 308 millones de euros en el primer trimestre para hacer frente a las necesidades de liquidez a corto plazo. “Sobre todo para costes operativos y de personal porque la compañía descartó aplicar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo y mantuvo las nóminas”, recuerda García. 

Además el grupo aprovechó las sinergias entre la tienda física y la tienda online, reforzando las ventas por internet que ayudan a mitigar el impacto de las restricciones que se han aplicado a las tiendas físicas desde que estalló la pandemia. 

El grupo gallego se apoya en esta fortaleza financiera para crecer en los dos próximos años. “Se tercian complejos pero tiene caja suficiente para aguantar el tirón de una crisis que aún no ha llegado”, apunta Morín, “respecto a otros competidores tiene margen suficiente para contrarrestar una caída en las ventas”.

La compañía presentaba el pasado junio una estrategia por la que reestructurará su red de establecimientos en favor del online. La compañía ha procedido al cierre de las tiendas menos rentables como mecanismo para reducir, también, los costes asociados a los alquileres. La tendencia apunta a que en un futuro las ventas online deberían suponer más de la mitad de la facturación y las ventas en tienda seguirán una tendencia a la baja, sugiere el analista de XTB. 

De Facebook a Eurostars, Deloitte o Primark: todos los inquilinos del imperio inmobiliario de Amancio Ortega

García se apoya en los datos que muestran que la compañía ha reducido sus gastos operativos un 10%, que se corresponden con los alquileres que no son de propiedad, “por eso ha apostado por una reducción de las tiendas menos rentables”. 

El presidente de Inditex, Pablo Isla, ha destacado durante la presentación de resultados que las cifras "son consecuencia directa de una gestión muy eficiente en todas las áreas de la compañía, con una coordinación precisa entre todos los estadios de nuestro modelo -diseño, producto, fabricación, logística, tiendas y online. Son también un reconocimiento a la capacidad diaria para reaccionar y adaptarse a un entorno difícilmente previsible, y a la apuesta irrenunciable por ofrecer la mejor calidad de producto y de servicio". 

Otros artículos interesantes:

Amancio Ortega amplía fronteras: el dueño de Zara extiende su imperio más allá del textil y el inmobiliario

La venta online sobresale en Inditex: todo lo que sabemos de la nueva obsesión del dueño de Zara

Amancio Ortega recibe 647 millones de dividendo de Inditex: el menor en una década y sin operaciones a la vista