Los inesperados orígenes de Samsung, Nokia y otras 19 grandes empresas

Logotipo de Samsung
Getty Images

Que las empresas diversifican su negocio no es ninguna sorpresa, pero que el mayor fabricante de móviles del mundo, la segunda marca de coches más antigua que continúa en activo o la mayor cadena hotelera a nivel internacional empezaran vendiendo productos de sectores completamente diferentes sí puede serlo.

Samsung comenzó exportando pescado, Peugeot fabricaba artículos de acero y Marriott International antes de montar su imperio en la industria hotelera empezó como una cervecería. 

Pero estos son sólo tres muestras de otras muchas compañías conocidas hoy mundialmente que no se dedican a los servicios y productos con los que arrancaron como empresas, ejemplos en todos los casos de una rápida transformación a los cambios de la sociedad y una visión empresarial especialmente dinámica.

¿Cómo llega una empresa a internacionalizarse y a convertirse un referente en su sector ─en muchos casos el tecnológico─ partiendo de un negocio tan básico como las cartas, las velas o el papel?

Según una investigación de Forbes la innovación no tiene grandes secretos: consiste en identificar bien las necesidades del cliente y las posibilidades de la tecnología, conectar con el público y producir eficientemente, y hacerlo tantas veces como sea necesario, independientemente de si eso implica dar un giro al negocio inicial.

Leer más: 25 icónicas frases de grandes CEO que no supieron ver a tiempo la revolución tecnológica

En el caso de las empresas que se presentan a continuación, no todas comenzaron a operar con el mismo nombre con el que son conocidas hoy día. En algunos casos es así, en otros han cambiado de nombre y en otros el fundador comenzó a fabricar un producto en el siglo XVIII y la constitución de la empresa no llegaría hasta muchos años después. 

Aquí tienes varios ejemplos de esos inesperados orígenes de algunas de las mayores multinacionales de todo el mundo.

Samsung

Primer edificio de Samsung Sanghoe en Daegu, en 1938.Primer edificio de Samsung Sanghoe en Daegu, en 1938.
Primer edificio de Samsung Sanghoe en Daegu, en 1938.
Wikimedia Commons

Samsung fue fundada por Lee Byung-Chul en 1938 en Taegu, Corea. La compañía comenzó con unos 40 trabajadores que se dedicaban a la venta y exportación comercial de pescado seco, productos de alimentación y fideos cultivados en la región.

Los buenos resultados del negocio permitieron trasladar la empresa a Seúl, aunque poco después tuvo que retirarse debido al estallido de la Guerra de Corea. Byung-Chul fundó en Busan una refinería de azúcar llamada Cheil Jedang y, siete años después, fundó Cheil Mojilk con la que construyó la mayor fábrica de lana de todo el país.

Durante las dos décadas siguientes la compañía se introdujo también en otros mercados, como el asegurador o el minorista.

La división de Samsung Electronics nació en 1969 y en sus orígenes estaba enfocada fundamentalmente a la televisión: Samsung sacó a la venta en 1970 su primer televisor, aún en blanco y negro.

Samsung se expandió a más campos en la década de 1970, incluyendo el de los petroquímicos. También comenzó a fabricar lavadoras, frigoríficos y microondas.

A lo largo de la década de los noventa comenzó a centrarse (todavía más) en el mundo de la electrónica. La compañía empezó a fabricar televisores en color, ordenadores personales, cámaras de vídeo o grabadoras de audio. En esta época también arrancó a exportar sus productos a Estados Unidos.

Otro de los movimientos estratégicos de la compañía fue el inicio de la producción de chips de memoria y discos duros para ordenadores personales. Hoy sigue siendo una parte fundamental de su negocio.

A lo largo de las últimas décadas Samsung ha acentuado su posicionamiento dentro del mercado de los productos de electrónica de consumo, convirtiéndose en número uno mundial de ventas de teléfonos móviles y siendo también una de las principales referentes en el mercado de los televisores, tanto a nivel de ventas como de innovación. 

Colgate-Palmolive

Un anuncio de 1992 de jabón Palmolive.Un anuncio de 1992 de jabón Palmolive.
Un anuncio de 1992 de jabón Palmolive.
Wikimedia Commons

En 1806, el inmigrante británico William Colgate puso en marcha una fábrica de almidón, jabón y velas en Dutch Street, en la ciudad de Nueva York.

Un año después Colgate se asoció con Francis Smith, por lo que el negocio pasó a llamarse Smith & Colgate hasta que en 1812 Colgate compró la parte que correspondía a Smith y ofreció una participación a su propio hermano, Bowles Colgate: así nació William Colgate & Co.

Durante estos años la empresa se centró en la fabricación de jabones y velas y se abrió camino en Jersey City (Nueva Jersey) con una fábrica de almidón de la que también salían, entre otros productos, los jabones de manos de la marca Windsor.

Tras la muerte de William su hijo, Samuel Colgate, se hizo cargo de la compañía. Colgate empezó a fabricar pasta de dientes en 1873, aunque por aquella época se comercializaba en pequeños tarros: la icónica pasta que hoy se vende en formato tubo apareció en  23 años después, en 1896.

Mientras que la familia Colgate dominaba con sus productos la Costa Este de los Estados Unidos en el resto del país también comenzaron a aparecer compañías similares, como la fundada por B.J. Johnson en Milkwaukee (Wisconsin) o la fundada por los hermanos Peet en Kansas City (Texas).

En 1898 la compañía de Johnson presentó el jabón Palmolive, que revolucionó la industria al utilizar aceite de palma y de oliva y pronto se convirtió en el jabón más vendido del mundo, lo que terminó por llevar a cambiar el nombre de la empresa por Palmolive en 1916. 

Diez años más tarde la empresa de los hermanos Peet decidió fusionarse con Palmolive, formando la Palmolive-Peet Company y, en 1928, esa firma se unió a Colgate & Company dando lugar a un gigante del sector con sede en Jersey City.

Hoy en día la empresa va mucho más allá de la pasta de dientes: se dedica a la fabricación y venta de productos de higiene bucal, higiene personal y limpieza del hogar en 222 países, cotiza en el índice S&P 500, cuenta con más de 35.000 empleados y facturó en 2017 más de 15.000 millones de dólares.
 

Peugeot

Peugeot vendía molinillos de café como estos. Peugeot vendía molinillos de café como estos.
Peugeot vendía molinillos de café como estos.
Peugeot

Los orígenes de Peugeot se remontan a 1810, cuando los hermanos Jean-Pierre II y Jean-Frédéric Peugeot crearon una fundición de acero. En 1842 empezaron a fabricar molinillos de café, pimienteros y saleros.

El símbolo del león apareció por primera vez en 1847 en algunos de los productos de acero que fabricaba la compañía. El animal fue elegido para representar la fuerza y agudeza de los productos, simbolizada por los dientes afilados del león.

La entrada de la empresa en el mercado de los vehículos llegó tiempo después de la fundación y, curiosamente, gracias a los miriñaques, la estructura que se utilizaba bajo las faldas utilizadas en sus trajes por las mujeres en el siglo XIX, ya que utilizaban varillas de acero que la empresa comenzó a utilizar para fabricar paraguas, hojas de sierra, cinceles, ruedas de radios de alambre o bicicletas.

De hecho Armand Peugeot fue, en 1882, de los primeros en fabricar un biciclo. La empresa de automóviles y la de bicicletas se separaron en 1926, pero las bicicletas de Peugeot se siguieron fabricando y vendiendo hasta hace muy poco tiempo.

El primer automóvil Peugeot fue diseñado en un taller familiar fundado en 1885 para construir velocípedos y cuatriciclo. En 1896 Armand Peugeot fundó la Société Anonyme des Automobiles Peugeot e impulsó el desarrolló del primer cuatriciclo de gasolina de Peugeot: el tipo 2, que estaba equipado con un motor Daimler.

Leer más: 10 cosas que Silicon Valley considera normales y el resto del mundo no tanto

La empresa comenzó la producción de automóviles en serie a raíz de la introducción del 201, que fue un éxito y se convirtió desde entonces en un icono para una de las familias más representativas de la historia de la automoción.

En 1941 Peugeot fabricó el VLV, un pequeño vehículo eléctrico en una serie de 377 ejemplares que obtuvo el récord mundial de ventas de coches no contaminantes de la época. Luego, en 1953 Peugeot comenzó a fabricar scooters motorizadas que también se convirtieron en un artículo icónico para la enseña.

Hoy Peugeot, que tiene más de 200 años de historia, es una de las marcas de coches más respetadas y con más tradición dentro del sector. Su matriz PSA, en la que se engloban otras marcas como DS, Ambassador, Opel o Citroën, es el segundo fabricante de coches europeo.

Opel

Grupo de trabajadores de montaje de la máquina de coser en 1875.Grupo de trabajadores de montaje de la máquina de coser en 1875.
Grupo de trabajadores de montaje de la máquina de coser en 1875.
Opel

Después de trabajar durante años como obrero metalúrgico, Adam Opel sembró la semilla de la compañía que lleva su apellido el 21 de enero de 1862, cuando construye su primera máquina de coser en su ciudad natal, Rüsselsheim (Alemania)..

El negoció de las máquinas de coser florece y Opel se permite contratar a su primer aprendiz dos años después. Al poco tiempo comenzó a promocionar su producto en el periódico regional Groß-Gerauer Kreisblatt.

En 1868 Adam Opel se trasladó a lo que podría considerarse como su primera fábrica, una especie de nave industrial con naves anexas. Un año más tarde introdujo la máquina de vapor en su sistema de producción.

La empresa da un giro a lo largo de las siguientes décadas en buena medida por la afición de los hijos de Adam a las bicicletas. Ese hobby pasó a ser todo un negocio: en menos de 40 años Opel se convirtió en el mayor productor de bicicletas de todo el mundo.

En el momento de la muerte de Adam Opel, en 1895, su empresa era líder en el mercado tanto de las bicicletas como la de las máquinas de coser. Entonces tanto su mujer como sus hijos decidieron dar un nuevo enfoque a la compañía a la vista de las caídas de las ventas de bicicletas: era la hora de fabricar coches.

El primer intento no salió del todo bien: la empresa tuvo que cerrar la fábrica que había comprado para la fabricación de vehículos en menos de tres años. Sin embargo, al poco tiempo, Opel comenzó a importar coches de Francia.

En 1902 apareció el primer diseño propio de Open en la feria de Hamburgo. Cuatro años después ya habían fabricado más de 1.000 vehículos. A partir de entonces comenzó una historia repleta de modelos innovadores y, especialmente respetuosos tanto con el medio ambiente como con la seguridad, que han llevado a la compañía a ser una de las marcas que más vende en todo el mundo.

Leer más: Bill Gates hizo estas 15 predicciones en 1999 y da miedo ver cómo se han cumplido

Nokia

Un cartel promocional de los zapatos de goma de Nokia en el año 1905.Un cartel promocional de los zapatos de goma de Nokia en el año 1905.
Un cartel promocional de los zapatos de goma de Nokia en el año 1905.
Nokia

La historia de Nokia se remonta a 1865, cuando el ingeniero de minas Fredrik Idestam montó una fábrica de pasta de papel cerca de la ciudad de Tampere, en Finlandia (por entonces en el Imperio Ruso). Una segunda planta de celulosa fue inaugurada en 1868 cerca de la ciudad de Nokia, que ofrecía mejores recursos hidroeléctricos.

En 1871, Idestam, junto con su amigo Leo Mechelin, formó una compañía participada a partir de esa y la llamó Nokia Ab (Nokia Company) en honor al sitio escogido para instalar esa segunda fábrica.

Idestam se jubiló en 1896 y Mechelin pasó a convertirse presidente de la empresa. Decidió expandir la actividad de la compañía hacia la generación de la electricidad, algo que se había resistido a explorar Mechelin.

Alrededor de esa segunda fábrica que dio origen al nombre de Nokia se estableció una empresa diferente, dedicada a la fabricación de caucho, que también empezó a utilizar como marca el nombre de Nokia.

Esta compañía se hizo en esa época con una compañía de cables (Suomen Kaapelitehdas) y, en 1922, las tres empresas quedaron bajo una única administración, aunque no llegaron a fusionarse entonces en términos legales.

Eso sucedió en 1967 cuando se creó una nueva Nokia Corporation, ya dividida en cuatro áreas de negocio: una división forestal, otra dedicada al caucho, otra a los cables y la última enfocada a la electrónica. En 1970 fue cuando, por fin, se introdujo en la industria de las telecomunicaciones. Además comenzó a desarrollar equipamiento militar para el Ejército de Finlandia.

Los teléfonos llegaron a partir de la década de los setenta y, sobre todo, los ochenta que terminó siendo una de las áreas que la catapultó al éxito internacional. Esa icónica división de móviles fue comprada en 2013 por Microsoft, que terminó por venderla en 2016 a Foxconn por 350 millones de dólares.

La matriz original, por su parte, compró a finales de 2016 Alcatel-Lucent y hoy sigue siendo una de las referentes en diferentes campos industriales, como en materia de infraestructura de redes, impulsando en Europa el desarrollo del 5G.

Lego 

Trabajadoras de una de las primeras fábricas de Lego.Trabajadoras de una de las primeras fábricas de Lego.
Trabajadoras de una de las primeras fábricas de Lego.
Lego

El grupo Lego fue fundado en 1932 por Ole Kirk Kristiansen. Ole poseía una pequeña carpintería desde 1918 hasta que un incendio la destruyó por completo y el danés cambió la fabricación de escaleras de mano, tablas de planchar y taburetes por los juguetes.

Así, desde 1934 la empresa se llama Lego. El nombre de la compañía es la abreviatura de dos palabras danesas: leg godt, cuyo significado es "jugar bien". Entonces tenía unos 6 empleados.

En 1943 ya reunía 40 trabajadores y en 1946 el grupo Lego sería el primero en Dinamarca que comprase una máquina de moldear plástico para hacer juguetes.

Solo un poco más tarde, en 1949, la empresa lanzó el antecesor del producto por el que es conocida desde hace ya décadas: el bloque o brick de Lego, que ha recibido dos veces el galardón de "juguete del siglo" y conecta unas piezas y otras gracias a su principio de unión por medio de sus tubos.

Ese producto daría a la empresa el reconocimiento internacional con el que cuenta hoy, especialmente por la versatilidad de la pieza, que, al actuar como un pequeño ladrillo de obra que no necesita cemento, ofrece infinitas posibilidades de construcción.

La expansión internacional de la empresa, que comenzó en 1956 con su llegada a Hohenwestedt, Alemania, también sería clave para el éxito mundial de la marca.

Hoy, casi 80 años después, es el tercer mayor fabricante de juguetes del mundo en términos de ventas que hasta 2004 ha pertenecido al nieto del fundador, Kjeld Kirk Kristiansen. La marca cuenta con varias películas que cuentan la historia de sus personajes y también con varios parques temáticos inspirados en sus juguetes.

Leer más: 39 fotos que muestran cómo Steve Jobs salvó a Apple del desastre y la encaminó hacia el billón de dólares

Nintendo

Nintendo

Nintendo comenzó como una pequeña empresa japonesa, fundada por Fusajiro Yamauchi el 23 de septiembre de 1889 como Nintendo Koppai. Con sede en Kyoto, Japón, la empresa producía y comercializaba hanafudas, barajas tradicionales de naipes japoneses para practicar diferentes juegos de mesa.

Aquellos naipes fabricados a mano pronto comenzaron a ganar popularidad, aunque no fue todo un camino de rosas: la elaboración de los naipes era costosa y los precios bastante elevados. Yamauchi decidió cambiar de estrategia empresarial poniendo el foco en las salas de juegos que triunfaban en la época en las grandes ciudades.

La popularidad de aquellos naipes se disparó, obligando a Yamauchi a contratar asistentes para poder mantener el nivel de producción. Entonces, Nintendo también se interesó en abrirse camino en el mercado de las cartas occidentales, poniendo a la venta la primera baraja en 1902.

Durante años Nintendo creció como una compañía dedicada a la fabricación de naipes, pero el negocio comenzó a resentirse después de la postguerra con la llegada de las cartas de personajes de Walt Disney y nuevos pasatiempos japoneses como el pachinko.

Yamaucho buscó y probó diferentes líneas de negocio, a menudo sin éxito: intentó vender arroz instantáneo, sopas de fideos y condimentos. creó un desafortunado hotel del amor, una flota de taxis e incluso una cadena de televisión.

La única de esas aventuras que prosperó a nivel comercial fue la de los juguetes, un campo en el que comenzó a competir con Bandai y tuvo algunos grandes hits como la Ultra Hand o la Ultra Machine.

La incursión en el mundo de los videojuegos llegó en 1977, cuando Nintendo logró ser el primer importador en Japón de la primera consolas de videojuegos de la historia, la Magavox Odyssey (con una versión llamada Color TV Game) en la que se podía jugar al icónico Pong.

Así comenzó una historia repleta de videojuegos icónicos como Mario que han acompañado a generaciones enteras o todotipo de videoconsolas inolvidables como la Game & Watch o la Game Boy hasta convertirse en una de las empresas más importantes en el mundo de los videojuegos y el mundo del entretenimiento, siempre con la innovación y la virtud de adaptarse a los cambios mejor que nadie.

Leer más: El Lobo de Cripto Street, el adolescente de Ohio que invirtió todos sus ahorros para convertirse en criptomillonario

Avon

Trabajadoras de Avon embotellando perfumes en 1902.Trabajadoras de Avon embotellando perfumes en 1902.
Trabajadoras de Avon embotellando perfumes en 1902.
Avon

El fundador de Avon, David H. McConnell, era un vendedor de libros a domicilio pero pronto se dio cuenta de que a sus clientes les interesaban más las muestras gratis de colonias que repartía, y que muchas de ellas pasaban el día en casa, mientras que sus maridos salían a trabajar.

Corría el año 1886, 34 años antes de que las mujeres votasen por primera vez en Estados Unidos.

Así, McConnell empezó a crear los primeros perfumes de la compañía, a la par que contrató a un equipo de mujeres para formar su departamento de ventas: pensó que si quienes comprarían sus productos iban a ser mujeres, sería mucho mejor que fueran otras mujeres las que desempeñasen la labor de vender las colonias puerta por puerta.

Entonces McConnell mismo comenzó a mezclar los productos con los que crearía las colonias en una pequeña oficina en Nueva York, y sus empleadas los distribuirían.

En ese momento, Avon se llamaba California Perfume Company (CPC). Su primera empleada fue P.F.E. Albee, y el primer producto de la compañía fue un lote de cinco perfumes: de lirio, violeta, heliotropo, rosa blanca y jacinto.

La empresa sacó su primer catálogo de productos en 1896, y se expandió internacionalmente pocos años después, en 1914, cuando desembarcó en Montreal, Canadá. 

El nombre Avon se estrenaría en una línea de cosméticos lanzada en 1929. Hoy día, Avon continúa con la venta de productos cosméticos a domicilio.

Tiffany

El almacén de Tiffany & Co., en Union Square (Manhattan, Nueva York), lleno de porcelana en una imagen datada alrededor de 1887.El almacén de Tiffany & Co., en Union Square (Manhattan, Nueva York), lleno de porcelana en una imagen datada alrededor de 1887.
El almacén de Tiffany & Co., en Union Square (Manhattan, Nueva York), lleno de porcelana en una imagen datada alrededor de 1887.
Wikimedia Commons

La famosa tienda por la que suspiraba Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes ─la película basada en la novela homónima de Truman Capote─ era en sus inicios una papelería y tienda de artículos de lujo.

Charles Lewis Tiffany y John B. Young fundaron en 1837 en Manhattan uno de los iconos de la ciudad de Nueva York, entonces llamado Tiffany, Young and Ellis, que en 1853 cambió su actividad principal y comenzó a enfocarse en la joyería. La ciudad era destino de empresarios y políticos, así que estaba en el lugar adecuado en el momento adecuado para darse a conocer.

Y desde entonces, nos les ha ido nada mal: hoy día siguen siendo conocidos mundialmente por sus diamantes. El primer catálogo de la firma, conocido como el Blue Book, se publicó en EE.UU. en 1845 ─y sigue haciéndose─.

El segundo local de la compañía abrió también en Manhattan en 1870, costó 500.000 dólares del momento y ya entonces fue descrito en el New York Times como un "palacio de la joyería".

En 1906, la tienda se mudó a su localización actual, en la esquina entre la 57th Street y la Quinta Avenida, y así, a partir de principios del siglo XX, empezó a conocerse el glamour de Tiffany, y la tienda comenzó a hacerse conocida, tal y como se refleja en la película de 1961.

En 1978, Avon compró la marca por unos 104 millones de dólares en acciones, aunque la acabó vendiendo seis años después a un grupo de inversión. Tiffany salió a bolsa en 1987.

Durante la recesión de los 90, Tiffany se centró en intentar demostrar que cualquiera podía comprar en la firma, insistiendo en que sus anillos de compromiso partían de ("tan solo") 850 dólares. Se enviaron flyers a 40.000 personas con el anuncio Cómo comprar un diamante, y al mismo tiempo buscó mantenerse como una marca exclusiva mostrando en sus escaparates joyas a precios prohibitivos.

Tiffany llegó a diseñar un teléfono móvil con el operador japonés Softbank que contaba con más de 400 diamantes. Cada uno costaba más de 100 millones de yenes, casi 800.000 dólares de entonces. La firma sigue teniendo la mayor tienda de joyería de todo el mundo.

Marriott International

El primer local de J. Willard Marriott, en Washington D.C.El primer local de J. Willard Marriott, en Washington D.C.
El primer local de J. Willard Marriott, en Washington D.C.
Marriott International

La cadena hotelera y de restaurantes de lujo comenzó siendo un bar de cerveza con tan solo nueve sillas en Washington D.C. que calmaba la sed de los estadounidenses un caluroso verano.

Era a lo que se dedicaban su fundador, J. Willard Marriott, y su mujer Alice, en 1927, y probablemente este sea el mejor ejemplo de cómo un pequeño negocio puede llegar a convertirse en otro enorme, incluso tan grande como una cadena de hoteles internacional.

Y así, a base de vender cerveza y, algo después, comida, a un precio reducido, junto a un buen servicio ─según apunta la empresa, que también asegura que son principios que mantiene hoy día─ el establecimiento de los Marriott fue creciendo, lo que les permitió abrir otros locales.

Lo que había nacido como un pequeño bar llegó a hacerse conocido en los años 30 por servir de cátering a los aviones del aeropuerto Hoover de Washington, donde el matrimonio entregaba, en cajas, los almuerzos que se iban a servir durante los vuelos. Su negocio llegó a salir a bolsa en 1953.

Pero el histórico cambio del modelo de negocio no se produjo hasta 1957. El primer hotel de la compañía abrió en Arlington, Virginia, bajo el mando del hijo del fundador, Bill Marriott. El siguiente gran paso de la cadena fue la apertura de su primer hotel en el extranjero, que se produjo en 1969 en Acapulco, México.

Marriott incluso se embarcó, nunca mejor dicho, en el negocio de los cruceros, siendo la primera cadena hotelera que lo hacía. Después, el grupo continuaría ampliando su presencia internacional, hasta alcanzar la dimensión que tiene hoy, que cuenta con más de 6.500 hoteles en todo el mundo e ingresos de más de 22.000 millones de dólares (2017).

Leer más: Así es iPhone City, la ciudad china donde se fabrican la mitad de los iPhone del mundo

Panasonic

La ahora compañía de electrodomésticos fue fundada por Konosuke Matsushita, un trabajador de la compañía eléctrica de Osaka (Japón).

Matsushita diseñó con 22 años un casquillo de bombilla en 1917, pero ante la actitud de su jefe, que le dijo que su invento nunca serviría para nada, y sus problemas de salud, decidió dedicarse a la electrónica por su cuenta y fundar su propio negocio.

Así, Panasonic empezó como un pequeñísimo local en el este de Osaka con solo tres empleados: Matsushita, su mujer y su cuñado, que después fundaría Sanyo Electric. Al principio no les fue demasiado bien y tuvieron que empeñar objetos familiares, pero Matsushita siguió intentando desarrollar nuevos inventos.

Cuando ese año le llegó su primer encargo, construyó placas de aislamiento para ventiladores eléctricos, y gracias a esa primera oportunidad los pedidos se repitieron y le dieron el impulso que necesitaba para poder producir sus casquillos de bombilla, que fue su primer éxito como pequeño productor.

La compañía que luego se convertiría en Panasonic arrancó formalmente en 1918, cuando su fundador trasladó su negocio a un local mayor y registró el nombre Matsushita Electric Housewares Manufacturing Works. Sus empleados seguían siendo tres, pero pronto comenzaron a unirse más. En 1920 contaba con 28, incluidos ellos tres, y a finales del 22 eran más de 50.

Durante sus primeros años la compañía vendió con éxito lámparas de bicicletas y planchas eléctricas, así como radios y baterías. Ya en los años 50, la empresa se embarcaría en la producción de lavadoras y e incluso televisiones, que representaron un hito para la compañía.

A pesar de sus pequeños orígenes, Panasonic se convirtió antes de la II Guerra Mundial en una multinacional, llegando a alcanzar los 26.000 empleados.

La compañía empezó a producir televisiones para el mercado norteamericano bajo el nombre de Panasonic en 1979, y abandonó las analógicas en 2006 para centrarse solo en las digitales.

Desde 2014 está implicada en el desarrollo de baterías de Tesla y hoy día busca invertir en los terrenos de la inteligencia artificial y el machine learning.

Motorola

La empresa Galvin Manufacturing, que luego se transformó en Motorola, nació en 1928 en Chicago, Illinois, de la mano de los hermanos Paul V. and Joseph E. Galvin con un capital de 565 dólares y cinco empleados.

El primer producto que fabricó la compañía fue un adaptador de corriente alterna, que permitían a las radios de baterías funcionar también conectadas a la electricidad (y así no tenían que gastarse pilas).

Pronto estos adaptadores se quedaron obsoletos y la empresa comenzó a producir radios que pudieran instalarse en la mayoría de los coches.

Fue entonces cuando los hermanos Galvin decidieron darle un nombre a su nueva radio y crearon el nombre Motorola uniendo las palabras "motor" (de motocar, automóvil) y "ola" (de Victrola, la discográfica norteamericana).

Motorola salió a bolsa en 1943. Entonces su negocio se  basaba en la fabricación y venta de televisiones y radios. La compañía puso en marcha un laboratorio de investigación y desarrollo de tecnología en el 55, y entonces creó el primer transistor de germanio.

El año 1969 representó un hito para Motorola porque Neil Armstrong, el primer hombre que pisó la luna, pronunció las palabras "es un pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para la humanidad" desde un transmisor de la firma.

Cuatro años después, la compañía lanzó su primer teléfono portátil y en el 1983 el Gobierno estadounidense aprobó el primer teléfono comercial, fabricado por Motorola, que en los años siguientes representó dos tercios de las ventas de la marca, aunque al final la compañía acabó vendiendo su negocio de telefonía a Nokia Siemens Networks en 2010.

HP

Los fundadores de la hoy tecnológica multinacional con sede en Palo Alto, California, Hewlett-Packard, Bill Hewlett y David Packard, comenzaron fabricando equipamiento para hacer pruebas de sonido en un (clásico y norteamericano) garaje de la misma localidad cuando ambos eran estudiantes de ingeniería eléctrica en la Universidad de Standford.

Los amigos echaron a cara o cruz si la compañía se llamaría PH o HP, es decir, para decidir las siglas de qué apellido irían primero. Así, finalmente HP quedó registrada en 1947 y muy poco después salió a bolsa, en 1957.

Juntos desarrollaron muchos proyectos, desde productos relacionados con la medición de sonido a proyectiles de artillería durante la II Guerra Mundial ─lo que libró a uno de ellos de ir al combate─. 

HP está considerada como la fundadora de Silicon Valley. En 1968, HP aparecía en la revista Wired como la fabricante del primer ordenador personal del mundo, aunque realmente lo fue el Programma 101 de Olivetti.

El cofundador de Apple Steve Wozniak diseñó el primer ordenador de Apple cuando trabajaba en HP, e incluso se lo ofreció a esta compañía, que decidió que no le interesaba. Asimismo, HP desarrolló la primera calculadora científica electrónica del mundo en 1972, entre muchas otras. 

Hasta los años 80 la empresa no empezaría a fabricar impresoras.

HP ha sido el mayor fabricante de PCs del mundo de 2007 a 2013, cuando fue superado por Lenovo. Ahora está especializado en desarrollar y fabricar ordenadores, discos duros y hardware de redes, diseñar software e impresoras, entre otros productos relacionados con la imagen.

Leer más: Las 7 mejores alternativas a Netflix para ver series y películas online

LG

Twin Towers de LG en Pekín.Twin Towers de LG en Pekín.
Twin Towers de LG en Pekín.
Wikimedia Commons

La historia de LG se remonta a 1947 cuando Koo In-Hwoi fundó Lak Hui Industrial Corp (conocida también como Lucky Chemical). El éxito inicial de su crema corporal abrió el camino para la entrada de la compañía poco tiempo después en la industria del plástico. Comercializó varios productos para el hogar, como peines, cepillos de dientes o vajillas.

En 1954 la empresa comenzó a producir también pasta dental, la primera tipo crema de Corea que logró destronar en el país el dominio de Colgate, y algo más adelante añadió los tubos de PVC a su negocio. Al expandir su negocio ligado al plástico, se unió a Goldstar y juntas crearon Lucky-Goldstar en 1958.

Los artículos electrónicos llegaron en 1959, cuando la compañía fabricó su primera radio ─de nuevo, la primera del país─, línea de negocio que todavía mantiene. A partir de entonces la empresa introdujo varios productos revolucionarios en Corea, desde los teléfonos a los ventiladores, frigoríficos, televisores, aires acondicionados o lavadoras; impulsando un cambio enorme en el estilo de vida de la sociedad coreana. 

Los esfuerzos pioneros de Koo In-Hwoi ayudaron a establecer la base de la industria electrónica en Corea, que se fue colocando en el centro de la industria de la informática a lo largo de los siguientes años.

El nombre de LG lo tomó en 1995, para competir mejor en el mercado internacional.

LG es hoy una de las mayores empresas de electrónica de todo el mundo, fabricando desde dispositivos móviles a todo tipo de aparatos electrónicos como televisores, ordenadores, barras de sonido y altavoces, electrodomésticos o sistemas de climatización dentro de un amplio catálogo de soluciones tanto para particulares como para empresas.

Sony

La TR-55 y la caja en que se vendía.La TR-55 y la caja en que se vendía.
La TR-55 y la caja en que se vendía.
Sony

El físico Akio Morita y el ingeniero Masaru Ibuka se conocieron e hicieron buenos amigos durante unas sesiones de investigación durante la Segunda Guerra Mundial. Durante un tiempo perdieron el contacto pero, una vez finalizada la contienda armada, sus caminos se reencontraron.

En septiembre de 1945 Masaru abrió un pequeño taller de reparación de radios en una habitación de la tercera planta de uno de los edificios de los grandes almacenes Shirokiya en Tokio, que habían sido destrozados por los bombardeos. El negocio comenzó a ofrecer buenos resultados porque los japoneses anhelaban conocer qué estaba pasando en el resto del mundo después de unos años significativamente aislados a nivel informativo del resto del mundo ya que la policía militar japonesa durante la guerra interceptaba las señales de radio para evitar la propaganda del enemigo.

La empresa de Masaru, primero llamada Tokyo Tsushin Kenkyujo (aunque conocida simplemente como Totsuken) se dedicaba a reparar las radios y crear adaptadores de onda corta para convertir unidades de frecuencia media en receptores de todo tipo de ondas. 

Al leer en un periódico un artículo sobre el éxito de esa pequeña empresa el físico Akio Morita volvió a ponerse en contacto con su viejo amigo. Juntos decidieron formar una nueva empresa el 7 de mayo de 1946 llamada Tokyo Tsushin Kogyo K.K. (conocida como Totsuko) en la que invirtieron el equivalente a 190.000 yenes de capital (hoy, 1.500 euros) con alrededor de 20 empleados.

En sus orígenes no disponían de maquinaria y muy pocos equipos científicos, por lo que el primer negocio de la empresa fue la adaptar radios y crear voltímetros de tubo de vacío, a menudo para oficinas gubernamentales del país.

A lo largo de la década de los 50 la innovación puso patas arriba la empresa, creando la primera grabadora de cintas de Japón, que puso al alcance del usuario la grabación, almacenamiento y reproducción de audio.

Poco tiempo después, decididos a darle un enfoque mucho más global a la compañía para conquistar otros mercados, decidieron que había que cambiar el nombre. Primero pensaron utilizar TTK por las siglas de la empresa, pero era igual que una empresa ferroviaria de Japón; también sopesaron Tokyo Teltech, pero fue igualmente descartada. Finalmente se decantaron por Sony, tanto por la palabra latina "sonus" (raíz de palabras como "sonido" o "sónico")  como del concepto "sonny boy" (que alude a un joven con espíritu pionero).

Desde entonces Sony se ha convertido en una de las tecnológicas más importantes del todo el mundo, siendo responsable de grandes inventos y revoluciones tanto en el mundo de la música como en el de la fotografía, el vídeo, la telefonía móvil o la televisión. Y por supuesto, hoy es una de las grandes referentes en la industria de los videojuegos gracias a PlayStation.

Leer más: Vendió todo lo que tenía por comprar bitcoin y vive en un camping esperando hacerse rico

Corning

Una de las bombillas que fabricaba Corning.Una de las bombillas que fabricaba Corning.
Una de las bombillas que fabricaba Corning.
Corning

Este fabricante estadounidense de vidrio y cerámica industrial comenzó desarrollando el cristal de las bombillas incandescentes de Thomas Alva Edison, alrededor de 1879.

Tuvieron tanto éxito que en 1908 representaban la mitad del negocio de la empresa. Las hacían a mano ─un trabajador especialmente habilidoso podía llegar a hacer cientas de ellas al día─, aunque años más tarde conseguirían crear un proceso de fabricación que las abarató e hizo asequibles para el público general.

En 1912, Corning soluciona un problema enorme para el transporte ferroviario. Las luces de las vías a veces se hacían añicos por los enormes cambios de temperatura, y Corning consiguió desarrollar un cristal resistente al calor y al frío. 

Con esa inspiración, la empresa crea una fórmula de cristal que soporta altísimas temperaturas, y se convierte en una firma que produce cristal para hornear y también de laboratorio, una línea de negocio que sigue manteniendo.

En 1948, Corning empieza a adentrarse en el mundo de la televisión al fabricar cristal para estos aparatos.

La compañía entró en el negocio de la fibra óptica, pero el punto de inflexión de la empresa llegó cuando Apple le propuso desarrollar la pantalla de su iPhone, lo que llevaría a que todos los vendedores de Android acabaran utilizando su pantalla de cristal Gorilla

Wipro  

Western India Vegetable Products Limited, Wipro, arrancó como suena: como un fabricante de aceites vegetales y refinados en Amalner, Maharashtrala, India. Era el año 1945.

Tras la muerte de su fundador, Mohamed Premji, y la entrada de su hijo Azim Premji en la compañía como presidente ─siendo el chico de 21 años un recién llegado tras estudiar en la Universidad de Standford─, la empresa empezó a buscar oportunidades en el sector tecnológico, que estaba despegando en la India de la época, y así pasó a llamarse Wipro Products Limited.

En el 88, la empresa diversificó su línea de productos y tomó el camino de la industria al empezar a fabricar cilindros industriales, de la mano de la estadounidense General Electric, al tiempo que vendía polvos de talco y otros productos para bebés.

Más adelante, la compañía diversificó sus productos algo más, produciendo PCs y ofreciendo servicios de software, ya en en 2000. También entró en el negocio de las lámparas florescentes en el 2008 entró en el negocio de las energías limpias con Wipro Eco Energy.

Tras todos esos cambios, hoy día se dedica sobre todo al software y servicios de internet.

Suzuki 

El Suzulight de 1955.El Suzulight de 1955.
El Suzulight de 1955.
Wikimedia Commons/Mytho88

Suzuki es una empresa japonesa que nació en 1909 como Suzuki Loom Works orientada a la fabricación de telares para la enorme industria de la seda que entonces había en el país. 

A pesar del éxito con sus telares, su fundador, Michio Suzuki, creía que a la compañía le iría bien diversificar y empezó a investigar a qué podría dedicarse. Finalmente, decidió que un coche pequeño sería el negocio más práctico.

Sin embargo, no sería hasta 1952 cuando se inició en el terreno de los vehículos de motor con la bicicleta motorizada, cuya producción mensual superaría las 6.000 bicicletas, en medio del boom por este medio de transporte. 

En 1954 la compañía adoptó el nombre de Suzuki Motor Co. El año siguiente, sacó al mercado la primera motocicleta y en 1955 llegó el primer automóvil de la compañía, el Suzulight 360cc, que marcaría el camino que la compañía seguiría hasta hoy. La letra S no sería el logo de la compañía hasta 1958.

Volkswagen controló casi un 20% de la compañía entre 2009 y 2015, pero un arbitraje internacional obligó a vender su participación de nuevo a Suzuki.

Ahora Suzuki se dedica no solo a los automóviles sino también a los motores fueraborda, sillas de ruedas y otros motores de combustión. En 2014 era el noveno mayor productor de automóviles en el mundo, y hoy tiene más de 45.000 empleados.

Leer más: Estas son las empresas que más facturan en cada provincia española

IBM 

Investigadores del Comité Consejero Nacional para la Aeronáutica (NACA) de EEUU utilizando una máquina de escribir de IBM en 1957.Investigadores del Comité Consejero Nacional para la Aeronáutica (NACA) de EEUU utilizando una máquina de escribir de IBM en 1957.
Investigadores del Comité Consejero Nacional para la Aeronáutica (NACA) de EEUU utilizando una máquina de escribir de IBM en 1957.
Wikimedia Commons/NASA

La compañía que arrancó en 1911 como la Computing-Tabulating-Recording Company (CTR) fue la predecesora de IBM, una de las empresas de tecnología e informática más famosas del mundo, aunque sus raíces provienen de 1880.

La actual IBM (International Business Machine) resultó de la fusión de cuatro negocios diferentes que se dedicaban a la automatización de las transacciones comerciales. Thomas J. Watson le dio dicho nombre y lideró la compañía desde 1924, cuando la empresa empezó a dedicarse a las máquinas de escribir eléctricas y otros objetos tecnológicos de oficina.

Entonces la empresa ya contaba con 1.300 empleados y fabricaba y vendía maquinaria, de balanzas para negocios a picadoras de carne. Más adelante, IBM fue conocida por su máquina de contabilidad eléctrica.

Sin embargo, durante la II Guerra Mundial, las instalaciones de IBM se pusieron a disposición del gobierno norteamericano. Entonces, IBM produjo desde visores de bombardeo, a rifles y partes de motores.

La deriva hacia la informática no llegaría hasta la década de los 40 y 50, con el desarrollo del Mark I, un controlador de secuencia, y que fue la primera máquina que podía realizar cálculos complejos automáticamente. Serían los primeros pasos hacia el ordenador.

El primero fue el IBM 701, que llevaba a cabo 17.000 órdenes por segundo y sobre todo se utilizaba en el ámbito gubernamental.

Se presentó en 1952 y desde entonces la compañía mejoró el modelo, la velocidad y en definitiva, evolucionó su invento, que en los 80 instaló en las oficinas y los hogares de millones de personas, y es el terreno que sigue determinando el modelo de negocio de la compañía.

Amazon

Amazon / Villages Web Design

Amazon / Villages Web Design

Amazon nació en 1995 en Seattle como una página web que solo vendía libros, aunque su fundador, Jeff Bezos, quería desde el principio que Amazon fuese una tienda en la que pudiese comprarse de todo.

Asimismo, Bezos quería llamar a la compañía Cadabra, pero primer abogado de Amazon, Todd Tarbert, le convenció de que el nombre sonaba demasiado parecido a "cadáver" (en inglés, cadaver), sobre todo por teléfono.

Finalmente eligió "Amazon" porque le gustaba que la compañía llevara el nombre del río más grande del mundo, y por eso en aquel entonces el logo de Amazon era un río, según el libro de 2013 de Brad Stone.

En el mismo libro se cuenta que la tienda contaba en sus principios con un timbre que sonaba en la oficina cada vez que alguien compraba algo en la web, pero del que pronto tuvieron que prescindir. 

Amazon salió a bolsa en 1996 en el índice Nasdaq. El primer éxito de la compañía fueron las navidades de 1998, en el que la empresa no daba a basto con todos los pedidos. En 1999, Bezos fue nombrado por la revista Time como persona del año por popularizar las compras online.

En el 2000 Amazon adoptó el logotipo actual, con una sonrisa que une las letras A y Z. La burbuja de las puntocom en esa década acabó con muchas compañías ligadas al comercio electrónico, pero Amazon sobrevivió y se fortaleció hasta convertirse en uno de los mayores protagonistas del sector. Y por fin la empresa logró beneficios en el cuarto trimestre de 2001.

En 2011, la compañía ya contaba con 30.000 empleados a tiempo completo en EE.UU., a finales de 2016 tenía más de 180.000 y de 2017 más de 566.000. En 2017 adquirió Whole Foods, una cadena de supermercados con más de 400 locales, por 13.000 millones de dólares.

El gigante de comercio electrónico es hoy el mayor minorista de internet tanto por ingresos como por capitalización, y el segundo del mundo tras Alibaba en ventas. También es la segunda compañía cotizada más valiosa del mundo, solo por detrás de Apple.

Hoy día también produce ebooks, tablets y televisiones y altavoces inteligentes, y es el segundo mayor proveedor de servicios en la nube (IaaS and PaaS).

Leer más: La fascinante vida de Jeff Bezos: así vive y así gasta la persona más rica del mundo

Orbea

Revólveres de Orbea.Revólveres de Orbea.
Revólveres de Orbea.
Orbea

El arma corta fue el producto estrella de Orbea, la actual fabricante de bicicletas vasca que se fundó en 1840 en la localidad guipuzcoana de Eibar, de la mano de los hermanos Juan Manuel, Mateo y Casimiro Orbea, cuando se llamaba Orbea Hermanos.

El gobierno era su principal cliente, según cuentan ellos mismos en su página web, y la empresa fue pionera en su ciudad en la instalación eléctrica en su fábrica. 

La compañía consiguió una gran demanda durante la I Guerra Mundial, pero al terminar ésta, el negocio tuvo que replantearse cómo continuar, y así en el 1930 entró en el negocio de las bicicletas, apartándose completamente del armero.

Algunos ciclistas de la época llevaron las bicicletas de Orbera, como el navarro Mariano Cañardo, que llegó a ganar una etapa en el Tour de Francia.

Hacia 1946 producía 50.000 bicicletas anuales y contaba con 1.000 empleados. Sin embargo, con la caída de la demanda de las bicicletas, decidió incorporar el ciclomotor.

Décadas después, Orbea sigue dedicándose al ciclismo, y vende todo tipo de bicicletas, desde de paseo de de competición.

 

Víctor Pérez ha contribuido a la elaboración de este artículo.

LEER TAMBIÉN: 19 cosas que "todavía" no puedes comprar en Amazon España

LEER TAMBIÉN: Netflix vs Amazon: cuál es mejor para ver películas de calidad

VER AHORA: Mascarillas, grupos burbuja o PCR masivos: cómo han preparado otros países la vuelta a las clases para prevenir contagios

    Más:

  1. curiosidades
  2. Empresa
  3. Historia
  4. Emprendimiento
  5. Samsung
  6. LG
  7. Amazon
  8. Nintendo
  9. Top