La inflación se dispara en Europa a niveles de 2008: España es el segundo país de la UE en el que más se encarecieron la energía y la electricidad en septiembre

Dos jóvenes miran los precios de un puesto en un mercado de Barcelona

Reuters

  • La inflación ha aumentado un 3,4% en septiembre en la eurozona, su mayor alza interanual desde el mismo mes de 2008, mientras los precios de la energía se disparan un 17,6% y los de la electricidad un 10,9%.
  • Los países del este de la UE lideran el repunte de la inflación, que en España crece un 4%, aunque es el segundo país con un mayor encarecimiento de los precios energéticos, con un 28,6% más, y de la electricidad, con un 44% más.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tras situarse durante la segunda mitad de 2020 en terreno negativo y acumular 9 meses consecutivos de avance desde el inicio de 2021, la inflación ha alcanzado en septiembre un repunte del 3,4% en la eurozona y de un 3,6% en el conjunto de la Unión Europea, que supone su mayor incremento interanual desde 2008, cuando los 27 sufrían el estallido de la anterior crisis económica que azotó el Viejo Continente.

Sin embargo, en esta ocasión el repunte continuo de los precios de consumo se produce en un escenario de recuperación económica tras la crisis provocada por el coronavirus, aunque el Fondo Monetario Internacional (FMI) ya ha advertido de que la salida del bache pandémico podría complicarse por el alza de la inflación, tras corregir a la baja sus previsiones, incluyendo las de España, ante el surgimiento de nuevas incertidumbres.

Tasa anual de inflación en cada país de la Unión Europea en septiembre de 2021

Eurostat

Por países, como muestra la gráfica anterior, son los países bálticos y del este de la UE los que se llevan la palma en el repunte de los precios de consumo en septiembre respecto al mismo mes del año anterior, con Estonia y Lituania registrando un avance del 6,4%, Polonia, Hungría y Rumanía superando el 5% y otros 9 países superando la media comunitaria, incluyendo a España. 

La inflación crece más en España que en otras grandes economías de la UE

Así, la tasa anual de inflación repuntó en España un 4% en septiembre, según las cifras de la oficina estadística comunitaria, que coinciden con los datos del Instituto Nacional de Estadística, que atribuyó este fuerte repunte al encarecimiento de los precios de la electricidad y, en menor media, a los del gasóleo para calefacción y el gas, de los paquetes turísticos y los lubricantes y carburantes de automoción.

Mientras, otras grandes economías de la UE, como Francia, Italia o Países Bajos, registran un avance de la tasa de inflación más bajo que la media europea, de entre un 2,7% y un 3%, y las menores subidas corresponden a 3 países mediterráneos, Malta, Portugal y Grecia. Alemania, en cambio, registra un crecimiento de la inflación mayor que el de España, pero se atribuye a los cambios fiscales en los últimos 12 meses, según ha precisado en su cuenta de Twitter el profesor universitario Combarro.

Sin embargo, el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, anunciaba su dimisión a final de año por motivos personales horas antes de que se desvelasen las cifras de Eurostat. El dirigente del banco central alemán advertía en el comunicado en el que anunciaba que no seguiría en el cargo hasta el final de su mandato que el Banco Central Europeo debe estar pendiente de los riesgos inflacionistas y no solo de la deflación, dando a entender cambios en la política monetaria comunitaria, según Reuters.

De hecho, Álvaro Cabeza, country head de UBS Iberia, prevé que el aumento de la inflación suponga, precisamente, políticas monetarias más restrictivas por parte varios bancos centrales de todo el mundo, poniendo como ejemplo que el BCE ha anunciado que recalibrará sus programas de compra de activos en el cuarto trimestre, aunque la institución monetaria considera que el alza de la inflación es un fenómeno transitorio.

El BCE mantiene la compra de bonos por la pandemia y tolerará por primera vez una inflación por encima del 2%

El gestor de Mainfirst Thomas Meier vincula el alza de la inflación con las disrupciones logísticas. "Hay una observación inflacionaria a largo plazo que no se puede evitar: la necesidad de diversificar las cadenas de suministro", señala. Mientras, Jeremy Lawson, economista jefe de Aberdeen, asegura que la inflación bajará tras la pandemia, coincidiendo con la ralentización del crecimiento y bajos tipos de interés.

Por su parte, Vincent Chaigneau, jefe de análisis de Generali Insurance asegura que la inflación puede ralentizar la recuperación y mermar el crecimiento potencial y el poder adquisitivo de los trabajadores, aunque precisa que el impacto del encarecimiento de las materias primas energéticas suele ser más moderado en la eurozona debido al efecto estabilizador de los impuestos en la volatilidad de sus precios. 

España, segundo país de la UE en el que más se encareció la electricidad y la energía en general

En el caso de Bruno Cavalier, economista jefe de Oddo BHF, vincula el aumento de la inflación en Europa con el aumento de precios energéticos se produce desde la pasada primavera, cuando las economías reabrieron tras la tercera ola del coronavirus. Cavalier justifica ese encarecimiento por el aumento de la demanda energética y las carencias de la oferta, especialmente de gas, que afirma que tiene un impacto crucial sobre el mercado de la electricidad.

De hecho, separando los componentes de la tasa de inflación europea, las cifras de Eurostat reflejan que gran parte de este incremento se corresponde al alza de precios energéticos, que se han disparado en septiembre un 17,6% interanual en la zona del euro y un 16,8% en el conjunto de la UE, mientras que otros segmentos, como alimentos, alcohol y tabaco o bienes industriales no energéticos, han crecido en torno a un 2%.

Sin embargo, como muestra la gráfica anterior, el encarecimiento energético no está siendo uniforme entre los socios comunitarios. Así, las cifras de Eurostat de septiembre revelan que la tasa anual de inflación energética ha crecido más en países como Estonia, España, Luxemburgo, Bélgica, Chipre o Lituania, mientras que en otros como Malta se mantiene plana y en Eslovaquia y la República Checa está por debajo del 10%.

Además, el impacto es diferente si se destacan los precios de la electricidad dentro de los componentes de la inflación energética. Así, como refleja la gráfica siguiente, Estonia y España también encabezan el encarecimiento del precio de la electricidad, mientras que en Luxemburgo, donde los precios energéticos en general aumentaron un 27,8%, los de la luz cayeron un 0,2% el mes pasado.

El caso de Estonia es llamativo, dado que el país lidera el repunte de la inflación a escala europea desde el mes de junio, aunque en septiembre fue alcanzado por su vecina Lituania. Pese a ello, el responsable de investigación económica de su banco central, Martii Randveer, augura que los precios bajarán en 2022 al mismo ritmo que en el resto del mundo dado que su alza está motivada por el fuerte repunte de los precios energéticos, según ERR.

Otros artículos interesantes:

El FMI recorta las previsiones de crecimiento de la economía española para este año y mejora las del 2022: la inflación entra como principal foco de atención

El encarecimiento energético eleva la inflación a máximos de la anterior crisis: electricidad, gas y carburantes disparan los precios un 4% en septiembre

El sector de la alimentación alerta sobre una subida inminente de precios: las grandes marcas aseguran no poder seguir absorbiendo el incremento de costes

Te recomendamos

Y además