La inflación en la eurozona se desboca en mayo a un récord del 8,1%, cuatro veces más que hace un año

Inflación en Europa.

Reuters

La inflación está llegando a cotas nunca vistas desde la creación de la eurozona. En mayo, los precios subieron un 8,1% interanual y alcanzaron un nuevo máximo histórico en los países del euro.

El encarecimiento de la energía y de los alimentos han contagiado al resto de productos de la cesta de la compra. En mayo, el precio de la energía subió un 39,2% y los alimentos un 7,5%.

Como resultado, cada mes la inflación aprieta un poco más. Si a finales de 2021 estaba en el 5%, y en marzo tocó el 7,5%, reflejando los primeros efectos de la guerra en Ucrania, en mayo ya supera el 8%, según los últimos datos publicados hoy por Eurostat.

El impacto es generalizado en todos los países. Es más, si hasta hace unos meses España sufría una inflación comparativamente más alta, debido a su mayor dependencia energética; hoy son varios los países que sufren incrementos mucho más elevados.

,

Entre los 27, la tasa de inflación se aceleró en mayo en todos los países, salvo en Países Bajos, donde se moderó al 10,2% desde el 11,2% de abril. Las mayores subidas de los precios en la UE se registraron en Estonia (20,1%), Lituania (18,5%) y Letonia (16,8%), mientras que las subidas menos fuertes correspondieron a Malta y Francia (ambos 5,8%) y Finlandia (7,1%).

Además de la inflación armonizada récord del 5,8% registrada en Francia, los precios también subieron a un ritmo récord en Alemania durante el mes de mayo, con un alza interanual del 8,7%, mientras que en Italia, tercera economía del euro, la inflación armonizada escaló al 7,3%.

En el conjunto de la Unión Europea, la tasa de inflación interanual de mayo escaló a un máximo histórico del 8,8% desde el 8,1% del mes anterior. En mayo del año pasado, la tasa de inflación interanual de los 27 fue del 2,3%.

Según la oficina estadística comunitaria, la escalada de los precios de la zona euro en el quinto mes de 2022 respondió a la subida interanual del 39,1% del precio de la energía, que se aceleró desde el 37,5% de abril, mientras que el incremento del precio de los alimentos frescos en mayo fue del 9% interanual, dos décimas menos que el mes anterior.

A su vez, los servicios se encarecieron un 3,5% interanual, frente al 3,3% del mes anterior, mientras que los precios de los bienes industriales no energéticos subieron un 4,2%, cuatro décimas más que en abril.

Otros artículos interesantes:

Así afecta la inflación a los platos típicos españoles

Víctimas del mordisco de la inflación: por qué los jóvenes tienen más problemas para llegar a fin de mes

Murcia, Madrid y La Mancha contra Canarias y Baleares: la España que ya tiene más poder adquisitivo que antes de la pandemia y la que todavía está 1.000 euros por debajo

Te recomendamos