Productos que compras en el supermercado y cada vez son más caros: el precio del aceite de oliva ha aumentado un 26%

Clientes haciendo la compra en un supermercado
Reuters
  • La cesta de la compra se ha encarecido de forma considerable por culpa de la inflación, algo que se puede notar en productos de primera necesidad.
  • El aceite de oliva es ya un 26% más caro que el año pasado, y no se trata del único producto con un fuerte incremento.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

España se enfrenta a la mayor inflación de los últimos 29 años. El Índice de Precios al Consumo (IPC) se ha situado en el mes de octubre en una tasa del 5,4%, lo que representa su valor más alto desde el año 1992. 

El fuerte encarecimiento de la electricidad y de los combustibles es el principal motivo, aunque también hay otros productos de la cesta de la compra que se han disparado.

Los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que este crecimiento de los precios se ha extendido ya al resto de sectores con un efecto en cadena. 

Este fenómeno se observa con claridad en la tasa de inflación subyacente, que excluye de sus cálculos a los productos energéticos, y que también ha crecido un 1,4% en el mes de octubre.

Más allá de la factura de la luz, los analistas han advertido el alza de otros sectores como el de los alimentos y las bebidas no alcohólicas, que se ha incrementado un 1,3% en el último año.

El vestido y el calzado se han disparado un 11,1% y el transporte ha repuntado un 2% después de la crisis económica del coronavirus.

¿Qué productos han subido de precio en la cesta de la compra debido a la inflación?

La inflación ha llegado también hasta algunos de los productos básicos que los españoles consumen en el día a día. 

Aunque la evolución de los precios no es tan alta como en la luz o la gasolina, sí que se percibe un incremento de los costes en buena parte de los los artículos del supermercado con respecto al 2020.

El mayor incremento lo ha protagonizado el aceite de oliva, que se ha disparado en octubre un 26% en comparación con el precio que tenía hace justo un año. 

Esta tendencia al alza lleva ya varios meses repitiéndose como consecuencia de la reducción de la cosecha en España y del incremento de la demanda en el mercado internacional.

También han pegado un fuerte subidón los refrescos, que han elevado su precio un 10,7% al cierre de octubre. 

Este alza coincide con la subida del Impuesto del Valor Añadido (IVA) que el Ministerio de Consumo de Alberto Garzón acordó para todas las bebidas azucaradas. La subida del 10% al 21% del tributo la están soportando directamente los clientes.

En la cesta de la compra también destacan algunos crecimientos que se ubican por encima de la media como el de la margarina que ha elevado su coste un 7,7% en los supermercados.

 La carne de ovino (7,2%), los alimentos para bebés (5,3%%) o las frutas en conserva (5,2%) son algunos de los que más han subido en el último año.

La inflación también ha llegado hasta esos artículos que forman un papel imprescindible en las compras de los hogares, especialmente los más vulnerables.

Los huevos, por ejemplo, son ahora un 4,3% más caros que en octubre de 2020. Lo mismo ocurre con la leche desnatada (3,9%), la harina (2,4%) o el pan (2,1%).

¿Qué alimentos han bajado de precio en el supermercado?

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) también han reflejado algunas caídas de precio en productos concretos. 

Aunque la reducción no ha servido para darle la vuelta a la tasa de inflación, sí que resulta esencial para los consumidores de cara a escoger los productos en el supermercado.

La mayor caída de precios la han protagonizado los frutos secos que en octubre son un 2,4% más baratos que hace justo un año. 

El descenso va en la línea del que ha protagonizado las legumbres, que se han abaratado un 2,2% en comparación con su valor en esta época de 2020.

También han notado una clara mejoría algunos de los derivados lácteos: la mantequilla ha recortado su valor un 1,5%, mientras que los yogures son ahora un 0,6% más baratos. 

El azúcar (-1,5%) o las frutas frescas (-1,4%) son otros de los artículos que ahora sale más a cuenta comprar que hace un año.

La lista de recortes la protagonizan algunas de las bebidas alcohólicas por excelencia. Los licores se han abaratado en octubre un 2,2% en comparación con 2020, mientras que el vino ha caído un 2,1%. 

Sin embargo, la cerveza rubia sigue costando exactamente lo mismo después de la pandemia.

 Artículo original de Economía Digital

Otros artículos interesantes:

La inflación se está comiendo tus ahorros: 7 sencillos trucos para combatirla

La regla del 30% con la que evitarás perder dinero y mejorarás tu capacidad de ahorro

Este es el truco de ahorro que mejor funciona (y el más sencillo)

Te recomendamos